Enlaces accesibilidad

Yemen

Un bombardeo de la coalición que lidera Arabia Saudí mata al menos a 29 niños en Yemen

  • El ataque ha alcanzado a tres autobuses, entre ellos un vehículo escolar que transportaba a los menores
  • La coalición árabe asegura que es "legítimo" y acusa a los rebeldes hutíes de usar a los niños como escudos humanos

Por
Masacre en Yemen contra un autobús repleto de niños

Al menos 29 niños han muerto este jueves en el norte de Yemen a causa de un bombardeo aéreo de la coalición internacional que lidera Arabia Saudí, que ha defendido que el ataque contra tres autobuses, incluido el vehículo escolar que transportaba a los menores, constituye un objetivo "legítimo" en su lucha contra los rebeldes hutíes.

El balance de víctimas del bombardeo es aún impreciso: el hospital de Al Talh, que recibe apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja, ha recibido 29 cadáveres de menores de entre 10 y 14 años, además de 48 heridos, entre los que hay otros 30 niños.

Sin embargo, el portavoz de la Cruz Roja en Yemen, Adnan Hazam, señalaba que la cifra podía aumentar, puesto que las víctimas han sido derivadas a diversos centros hospitalarios de la región de Saada, donde se ha producido el ataque.

Posteriormente, el jefe de la delegación en Yemen, Johannes Bruwer, ha informado de un total de 50 muertos y 77 heridos, citando a responsables locales sin identificar. "Los niños no deben pagar el precio de una guerra muy de adultos", señala Bruwer en su tuit.

Críticas de la Cruz Roja y Naciones Unidas

La provincia de Sadaa, fronteriza con Arabia Saudí, está bajo control de los hutíes, una guerrilla rebelde de confesión chií contra la que combaten los saudíes en apoyo del presidente depuesto Abdo Rabbu Mansur Hadi, por lo que es blanco frecuente de los bombardeos.

El Ministerio de Salud del Gobierno hutí ha asegurado que el autobús escolar se dirigía a un centro educativo de verano cuando ha sido alcanzado en la ciudad de Dahian. Según su recuento, difundido por el portavoz ministerial, Yusef al Hadari, desde Saná, la capital yemení, en el bombardeo han muerto 39 personas y otras 43 han resultado heridas.

Ubicación de la provincia de Sadaa, donde se ha producido el bombardeo contra un autobús escolar

Ubicación de la provincia de Sadaa, donde se ha producido el bombardeo contra un autobús escolar RTVE.es

El bombardeo de la coalición internacional ha merecido las críticas inmediatas de las organizaciones internacionales: "Según el derecho humanitario internacional, los civiles deben ser protegidos durante los conflictos", ha subrayado el portavoz de Cruz Roja.

También el director del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Oriente Medio, Geert Cappelaere, ha cargado contra el ataque: "De nuevo, numerosos niños habrían sido muertos o heridos en un ataque a un autobús escolar en el norte de Yemen. ¿De verdad el mundo tiene que ver morir a niños inocentes para detener la cruel guerra de Yemen?", ha exhortado.

La coalición árabe acusa a los hutíes de usar niños como escudos humanos

Sin embargo, la coalición árabe no solo ha reconocido el ataque, un extremo que no es habitual, sino que lo ha considerado proporcionado, al tiempo que señalaba que su objetivo era una lanzadera de misiles: "Es una acción militar legítima contra los elementos que planearon y llevaron a cabo el ataque contra civiles en la noche de ayer [por el miércoles] en la ciudad de Yazán que mató e hirió a civiles", ha declarado el portavoz de la coalición, Turki al Malki, en un comunicado.

El bombardeo "se ha llevado a cabo de acuerdo con el derecho internacional humanitario y sus normas consuetudinarias", ha añadido Al Malki, quien ha acusado a los hutíes de reclutar niños, "llevarlos al campo de batalla y usarlos como herramientas y como cobertura de sus actos terroristas".

El ataque tiene lugar horas después de que un misil balístico lanzado desde Yemen alcanzara la ciudad saudí de Yazán , en el suroeste del país y próxima a la forntera con Yemen. En ese ataque murió un yemení residente en Arabia Saudí y otras once personas resultaron heridas, según Riad.

Yemen sufre desde hace tres años una guerra civil que enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por una coalición internacional que lidera Arabia Saudí, y a los huthis, respaldados por Irán. Más de 10.000 personas han perdido la vida en este tiempo, según la ONU.

Noticias

anterior siguiente