Anterior Trump cancela su reunión con Kim y avisa de que EE.UU. "está preparado" para responder a Corea del Norte Siguiente Bárcenas, Correa y el PP, condenados en la pieza principal del caso Gürtel Arriba Ir arriba
Casado niega irregularidades en su licenciatura y asegura que se basan en "difamaciones anónimas"

Casado niega irregularidades en su licenciatura y la Complutense pide información sobre sus estudios

  • Según El Mundo, aprobó la mitad de Derecho en cuatro meses y tras presiones

  • Entre las presiones, figuraría las de Aguirre, que lo ha negado tajantemente

  • El centro Cardenal Cisneros también desmiente que se le diera trato de favor

|

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha negado este miércoles que haya irregularidades en el proceso de obtección de su título universitario de Derecho en el Centro Universitario Cardenal Cisneros, un centro público-privado adscrito a la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Por su parte, la UCM ha reclamado al Cardenal Cisneros toda la información sobre los estudios de Casado, y ha advertido de que "se procederá con la máxima contundencia" en caso de haber indicios de la "más mínima irregularidad".

En declaraciones al Canal 24 horas de TVE, Casado ha tachado de "absolutamente falsa" la información que este miércoles publica El Mundo. según la cual, habría superado 12 materias de las 25 de la carrera de Derecho en cuatro meses con "facilidades", poco después de ser elegido diputado madrileño en el año 2007, y ha asegurado que esa noticia solo busca "machacar su prestigio personal".

El dirigente 'popular' empezó su carrera en 1999 en la Universidad Pontificia de Comillas, también conocida como Icade, y en 2004, solicitó el traslado al Cardenal Cisneros, donde terminó la titulación. Según El Mundo, hubo presiones a profesores desde el PP para que Casado terminara de una vez la carrera.

Las explicaciones de Casado

El dirigente 'popular' ha explicado en TVE que no hubo ningún trato especial y que al cambiar de centro de estudios a mitad de carrera se vio perjudicado y, en ningún caso, "favorecido", pues cuando dejó Icade, él tenía aprobadas 36 asignaturas, de las que el Cardenal Cisneros, solo le "convalidó" siete.

Casado ha reconocido que sacó 12 asignaturas en cuatro meses porque dos las tenía ya superadas en Icade; otras cinco las llevaba preparando tres años, pues "no era la primera convocatoria a la que se presentaba", y otras cinco las aprobó de una vez.

En este sentido, ha asegurado que "no es nada extraño" que se presentara y aprobara en tan poco tiempo todas esas asignaturas, porque tenía "varias superadas anteriormente en Icade" y porque es "habitual" examinarse de tantas materias en poco tiempo entre los alumnos que cursan quinto o cursan, como él, dos carreras al mismo tiempo -en su caso Derecho y Administración y Dirección de Empresas-.

"No es una acusación que va contra mí solo, sino va también contra la universidad, contra los profesores", ha afirmado, al tiempo que ha tachado de "difamación" dicha información y de no estar basada ni en pruebas. Ha criticado que ni siquiera se mencionen las fuentes. A su juicio, la noticia de las sospechas sobre sus estudios "atenta" tanto contra su carrera política, como profesional.

Sobre las presuntas presiones a profesores para que terminara la carrera, Casado también lo ha negado y ha alegado que solo tenía 22 años cuando sucedieron las presuntas irregularidades. "¿Qué profesor va a sentirse coaccionado por un alumno de 22 años? Si es así, estaría ese profesor incurriendo en un delito de prevaricación", ha advertido.

Entre las supuestas llamadas al centro de estudios de Casado, El Mundo apunta a la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre y líder del PP de Madrid en aquel momento. Al respecto, Aguirre ha asegurado en la Cope que todo es "falso", que ella nunca llamó a nadie para ese asunto pues "ni sabía dónde estudiaba".

Aguirre desmiente que haya llamado para presionar para que aprobaran la carrera a Casado

El Cardenal Cisnero niega trato de favor

Por su parte, el CES Cardenal Cisneros ha negado en un comunicado este miércoles que haya habido "trato preferente" con el vicesecretario de Comunicación del PP a la hora de cursar sus estudios o que éste haya podido aprobar sin examinarse.

"Negamos de forma tajante que se haya dado un trato preferente o de favor a ningún alumno", han señalado, para añadir que también es "rotundamente falso" que alguien pueda haber "disfrutado de convalidaciones extraoficiales" en el centro, "dado que en el CES Cardenal Cisneros todas las convalidaciones han de ser aprobadas por la comisión de convalidaciones de la Universidad Complutense. Es, asimismo, falso que algún alumno haya podido aprobar sin examinarse".

Es, asimismo, "falso que algún alumno haya podido aprobar sin examinarse, ya que los mecanismos de control que dan veracidad a la calificación del examen pasan por una Junta de Evaluación, siempre presidida por el delegado del rector de la Universidad Complutense, tanto en la convocatoria de junio como en la de septiembre", han añadido.

Además, el Cardenal Cisneros precisa recordar que, "periódicamente se somete al control de la Aneca, un organismo autónomo para la evaluación de la calidad y la acreditación de la enseñanza universitaria, y cuya transparencia avala la calidad de los métodos de enseñanza empleados en el centro, que cumplen con creces todos los requisitos exigidos".

Por último, el centro lamenta que ha sido "absolutamente ajeno" a la información publicada y que "en ningún caso, se ha puesto en contacto con portavoz alguno ni personal directivo" del Cardenal Cisneros para contrastarlo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente