Enlaces accesibilidad

La discapacidad en España: un 6% de la población marcada por el abandono escolar, precariedad y discriminación

  • Sólo un tercio trabaja y el 43,2% abandona sus estudios de manera temprana
  • Son datos del Informe Olivenza 2017 del Observatorio Estatal de la Discapacidad
  • Factor multidiscriminación: ser mujer, joven y con discapacidad intelectual

Por
Una persona en silla de ruedas
Una persona en silla de ruedas Getty Images noticias

En España existen actualmente 1.774.800 personas con discapacidad en edad activa, un 5,9% de la población. De ellas, solo un tercio trabaja y el 43,2% abandona sus estudios de manera temprana, según el Informe Olivenza 2017 elaborado por el Observatorio Estatal de la Discapacidad.

El documento, que considera personas con discapacidad oficialmente reconocida a aquellas con un grado superior o igual al 33% más y a los casi 400.000 pensionistas de la Seguridad Social que tienen una pensión de incapacidad, revela asimismo que casi el 70% se encuentran en la franja de edad de entre 45 y 64 años.

La discapacidad está más presente en hombres -1.023.000 frente a 751.000 mujeres-. Y la más habitual es la de tipo físico, que afecta al 64,4% de todo el colectivo (1.142.600 personas), seguida de la mental (278.900, un 15,7%); la intelectual (180.200, un 10,2%) y la sensorial (173.100, un 9,8%).

Por comunidades autónomas, el 19,85% de las personas con discapacidad se encuentra en Andalucía; el 16,72% en Cataluña y el 10,77% en la Comunidad Valenciana. Los porcentajes menores son los de La Rioja (0,54%); Navarra (1,15%) y Baleares (1,83%).

Condiciones laborales

Dos de cada tres personas con discapacidad, hasta 1.173.000, están inactivas, lo que les sitúa a 44 puntos porcentuales de la población en general. Una cifra que explica en parte la incapacidad laboral, ya que el 30,9% reciben una prestación por dicho motivo.

Los que trabajan se topan con la precariedad de las condiciones y "la temporalidad se constituye como tendencia": en 2016, se realizaron 268.160 contratos a 126.225 personas con discapacidad, lo que indica que cada una fue contratada una media de 2,12 veces.

Y las actividades a las que se suelen dedicar se caracterizan por su "baja cualificación", sobre todo servicios de jardinería a edificios, limpieza y empleados de apuestas.

Mientras, el 58% de las personas con discapacidad demandantes de empleo son parados de larga duración. El desempleo se ceba especialmente con los jóvenes, ya que la tasa en este grupo alcanza el 63,5%.

Multidiscriminación: ser mujer, joven y con discapacidad psíquica

En este sentido, el informe pone el foco en los grupos especialmente vulnerables, ya que se dan "binomios de multidiscriminación" que "conducen espacios verdaderamente complejos y desintegrados": discapacidad + mujer / discapacidad + joven y discapacidad + psíquica.
Junto a todo ello, los salarios que perciben las personas con discapacidad se han reducido desde 2010 en 365 euros y ya son 3.638 euros brutos anuales inferiores a los de la población general.

Según su nivel de formación, solo el 15,11% tiene estudios superiores, 18,1 puntos porcentuales menos que el resto.

Lo mismo ocurre con la tasa de abandono escolar, que se eleva hasta el 43,2%, un 18% más que los demás ciudadanos; y es que siete de cada diez admite barreras y/o obstáculos para acceder a la formación, destacando dificultades económicas y aspectos vinculados a al propia discapacidad.

Respecto a las prestaciones, en la actualidad se destinan 18.724.489 de euros a pensiones de invalidez, lo que supone un 1,74% del PIB.

Son sobre todo prestaciones de carácter periódico, especialmente pensiones contributivas por incapacidad permanente, cuya media es de 929,69 euros y de la que se benefician 938.000 personas; de ellas, solo el 35,21% son mujeres, que perciben 175 euros al mes menos que los hombres.

Noticias

anterior siguiente