Enlaces accesibilidad

Independencia de Cataluña

Rusia afirma que las acusaciones de injerencia en Cataluña dañan sus relaciones con España

  • Pide pruebas y critica el "entusiasmo injustificado con que se lanzan acusaciones"
  • La diplomacia rusa cree que existe una campaña occidental contra su país

Por
Putin y Mevdeved en una imagen de archivo
Putin y Mevdeved en una imagen de archivo EFE/ Alexey Nikolsky

El Ministerio de Exteriores ruso considera que las acusaciones españolas de una supuesta injerencia de su país en las crisis independentistas de Cataluña perjudican las relaciones entre los dos países, después de que, entre otras declaraciones, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, expusiera que el 50% de las injerencias detectadas en redes sociales para potenciar el mensaje desastabilizador independentista procedían de Rusia.

Días después, la ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, puntualizaba que no se podían relacionar con el gobierno de Vladimir Putin. Sin embargo, hasta ese momento, varios ministros y miembros de otros partidos se habían mostrado preocupados por la supuesta injerencia e incluso alertaban de su acción sobre las elecciones catalanas del 21 de diciembre.

España no es el primer país que mira a Rusia por las injerencias en procesos electorales. En Estados Unidos hay una auténtica crisis abierta desde la campaña en la que ganó Donald Trump. Pero ahora afecta a España y la respuesta no se ha demorado.

"Nos gustaría que nuestros colegas españoles comiencen a responder acerca de sus palabras y presenten datos concretos" que avalen la supuesta interferencia, defendió la portavoz del Ministerio, María Zajárova, en conferencia de prensa.

"El menosprecio hacia los hechos objetivos y el entusiasmo injustificado con que se lanzan acusaciones sin pruebas en base a, entendemos, fuentes dudosas, claramente no habla bien de la diplomacia española", recoge la agencia EFE.

"Lamenta la ola de campañas antirrusas"

La diplomática pidió a España que ofrezca datos concretos de la supuesta interferencia y dijo que "Rusia lamenta profundamente que la ola de campañas antirrusas que se ha desatado en los medios occidentales haya sido elevada en Madrid al nivel oficial en el contexto de la crisis catalana".

"Causa especial perplejidad escuchar de boca del ministro de Exteriores de ese país (Alfonso Dastis) decir que Rusia está supuestamente interesada en debilitar a España", añadió la portavoz del Ministerio.

Los comentarios de Zajárova siguen a las declaraciones efectuadas ayer por el propio ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, y el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quienes consideraron que las acusaciones contra Moscú son una muestra más de la histeria antirrusa desatada en Occidente, así como de la incapacidad de los países afectados para lidiar con sus problemas internos.

Rusia asegura que pretenden "distraer la elección de sus electores

"Seguramente esa histeria sensacionalista la montan para distraer la atención de sus electores acerca de la incapacidad para resolver esos problemas internos", afirmó Lavrov.

Casi al mismo tiempo, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, rechazaba igualmente las acusaciones asegurando que no hay ni una sola prueba.

"Ni las autoridades españolas, ni la OTAN, ni los medios han presentado ningún argumento que de credibilidad a esas acusaciones, por eso consideramos infundadas estas afirmaciones que parecen ser la continuación de la misma histeria que actualmente existe en EEUU y algunos otros países", declaró Peskov a los periodistas.

Ambos reaccionaban después de que el lunes, el ministro de Exteriores español informase en el Consejo de Ministros de la UE en Bruselas sobre los casos de supuesta desinformación y manipulación desde Rusia a través de internet para tratar de influir en la crisis catalana.

Noticias

anterior siguiente