Enlaces accesibilidad

Cuatro policías de Pamplona ratifican que la denuncia de la violación múltiple no les pareció fingida

  • También han declarado tres policías forales que identificaron a los acusados
  • El tribunal admite un informe sobre las publicaciones de la joven en redes sociales

Por
Declaran los policías que atendieron a la joven que denunció la violación múltiple en los Sanfermines

Los cuatro agentes de la Policía Municipal de Pamplona que atendieron a la joven madrileña de 18 años que denunció una violación múltiple en los Sanfermines de 2016 han ratificado en su declaración ante el tribunal que la actitud de la chica no les pareció fingida.

Según ha dicho a los periodistas al término de la tercera sesión del juicio el abogado de la acusación, Miguel Ángel Moran, no ha habido contradicciones en la declaración de estos agentes, que han testificado durante dos horas y media.

Los cinco acusados son los integrantes de un grupo de jóvenes sevillanos,  uno de ellos un guardia civilque se autodenominaban "la manada" y se les imputa la violación de la joven y la grabación y difusión posterior de las imágenes de la agresión.

La joven testificó este martes por espacio de casi cuatro horas y, aunque no se conoce el contenido de sus declaraciones, se sabe que ha ratificado su denuncia de que fue violada.

El tribunal admite un informe hecho por detectives de la defensa

La denuncia, presentada en los sanfermines de 2016, dio lugar a manifestaciones multitudinarias en Pamplona y varias capitales vascas en contra de la violencia sexual contra las mujeres, en especial durante las fiestas.

Ahora, la polémica continúa y se ha extendido también a las redes sociales, con numerosas muestras de rechazo por haber admitido el tribunal un informe de unos detectives que siguieron a la chica días después de los hechos denunciados. El informe cuestiona la gravedad del incidente basándose en que la chica parecía hacer vida normal.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) han precisado a Efe que la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha aceptado unir a la causa el informe hecho por detectives de la defensa en lo referente a publicaciones de la denunciante en redes sociales, pero no en lo referente a su vida privada.

La tercera sesión del juicio ha comenzado con la declaración de una agente de la Policía Municipal, quien ha accedido a la sala a las 10:00 horas para declarar durante cerca de 40 minutos ante las partes y la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, el tribunal sentenciador. El resto de agentes de la Policía Municipal han testificado cada media hora, con cierto retraso sobre el horario previsto.

De esta forma, a las 12:30 horas, ha finalizado las declaraciones de los cuatro agentes municipales y, tras un receso de 20 minutos, ha entrado a declarar, siempre a puerta cerrada, el primero de los tres policías forales citados.

Identificación de los acusados

Los tres han declarado consecutivamente a intervalos de media hora para explicar su papel en la identificación de los acusados en el callejón de la Plaza de Toros a la hora del primer encierro de los Sanfermines de 2016.

Antes habían sido identificados por las cámaras que hay en el recorrido del encierro por agentes de la Policía Municipal, el mismo cuerpo que sobre las 03:30 horas fue alertado de que una pareja había encontrado a la chica llorando en un banco de la Avenida Roncesvalles, escasos minutos después de producirse la agresión grupal en un portal próximo.

Para las sesiones de este jueves y viernes, cuarta y quinta, la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha citado a declarar a otros nueve agentes de la Policía Municipal de Pamplona y cuatro más de la Policía Foral.

También están llamados para este jueves tres testigos: el portero de un hotel, una vecina del portal número 5 de la calle Paulino Caballero, donde ocurrieron los hechos, y la persona que encontró el móvil de la joven que uno de los acusados, un guardia civil, reconoció el primer día de juicio que le había "sustraído".

Se da la circunstancia de que cuatro de los cinco acusados están imputados en Córdoba por otro abuso sexual en el que la agresión también fue grabada y, según el juez, hay indicios de que utilizaron sustancias para dejar inconsciente a la víctima.

Noticias

anterior siguiente