Anterior El caso Maldonado pone patas arriba Argentina en vísperas de las elecciones legislativas Siguiente El Gobierno dice que es "muy pronto" para hablar de elecciones en Cataluña en enero y desmiente a PSOE y Cs Arriba Ir arriba
El diseñador Juan Vidal logra el premio a la mejor colección por Lula-Rock-A-Hula, inspirada en Hawái. EFE
Madrid Fashion Week

Juan Vidal triunfa en Cibeles: "El premio te hace olvidar todo el esfuerzo"

|

Su nombre sonaba en el backstage pero también los de Jorge Vázquez, Alvarno, The 2nd Skin Co, Teresa Helbig, García Madrid, Ana Locking, María Escoté, Ulises Mérida y Hannibal Laguna. Cada uno por motivos diferentes. Al final el jurado ha valorado el esfuerzo, la dedicación, el gran trabajo y la puesta en escena de Juan Vidal, ganador del premio a la mejor colección en la 66ª edición de MBFWM.

“Te quedas a gusto”, dice todavía emocionado. “Ha sido una colección extensa, densa, complicada y al final ha tenido su recompensa”. Días antes Vidal contaba lo complicada que había sido la confección, la intensa labor de bordado, el esmerado patrón y el cuidado con el que se ha cortado cada pieza.

 Diseño de Juan Vidal inspirado en Hawái. EFE

Algunos de los vestidos de noche esconden meses de trabajo a mano, los estampados hechos a mano se estamparon con delicadeza sobre la organza, los vivos se remarcaron para potenciar la costura.“El premio me hace pensar que todo el esfuerzo ha merecido la pena, ¡ya no me acuerdo ni de los nervios mientras esperaba que llegase una tela!”.

Se aprecia el trabajo innovador, la coherencia de la propuesta y ese perfecto equilibrio entre hacer prendas fáciles de llevar y piezas especiales para sorprender en la pasarela.

 Una modelo corre a la pasarela de Juan Vidal. EFE

 Es un premio merecido y la colección gustó mucho. Una colección que el modisto describe así: "Lula Rock-A-Hula es el nombre imaginario de un viaje transoceánico que te transporta al paraíso, un billete de ida a un lugar donde el amor es la principal ocupación y donde el alma es el lujo más preciado.

"Lula es el deseo de evasión, una forma de frenar el ritmo para volver a conectar, respirar e imaginar. Lula es una Wahine, la Eva del paraíso polinesio. Ella es emocional, es sedativa, seductora y adhesiva".

 Carrusel de Juan Vidal. EFE

Es la tercera vez que Vidal , que tiene 36 años, se lleva este premio. “Cada vez me lo ponéis más difícil”, dice. No es cierto. Son ellos, los diseñadores, los que temporada tras temporada se esfuerzan, consciente de que lo fuertes que son los rivales. Hay mucha competición, sana, pero la hay. Tanto en las colecciones como en los desfiles. Jorge Vázquez dice que se siente pionero en decorar la pasarela y es uno de los que se supera cada seis meses.

Alvarno, Ana Locking, Andrés Sardá, Ailanto, Ulises Mérida y Ágatha Ruiz de la Prada han transformado la frialdad de Ifema en atractivas pasarelas, convertidas en jardines, alfombras rojas, galerías de arte… “Es un incentivo y solo así podremos estar a la altura de las pasarelas de Nueva York y París”.

 Jorge Vázquez transformó completamente la pasarela. AFP

Ha sido una pasarela de ligeros cambios en la que han destacado los desfiles hechos en espacios del centro de la ciudad. Pepa Salazar escogió el mercado de Antón Martín, Moisés Nieto apostó por el Jardín Botánico, Miguel Becer y Roberto Verino celebraron los suyos en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles y Palomo Spain en los salones del hotel Wellington.

¿Y qué hemos visto? En casi todos se aprecia el esfuerzo a la hora de hacer prendas de vestir y prendas de pasarela para intentar seducir al cliente y gustar a la prensa. Las flores han sido el elemento que más han utilizado los modistos. El volante, en múltiples versiones, ha sido la pieza más utilizada.

 La preciosa puesta en escena de Ailanto. EFE

Norteamérica sigue siendo la gran fuente de inspiración, sobre todo para Ana Locking, Maya Hansen y Juana Martín, y Balenciaga , el modisto más reinterpretado, como hemos visto en Ágatha Ruiz de la Prada y The 2nd Skin Co. Hay una fuerte apuesta por el zapato plano y en colores mandan los verdes, el amarillo y el blanco. El metal se impone en la bandera de tejidos, junto a esa atractiva mezcla de texturas naturales y técnicas.

EGO mantiene la tónica de las últimas ediciones y llama la atención el alto nivel de los jóvenes talentos que han presentado colecciones coherentes, muy bien elaboradas y, en algunos casos, han dado muestras de tener la cabeza muy bien amueblada. ¡Hay esperanza para la moda española!

 Alvarno convirtió su pasarela en un delicioso jardín. EFE

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente