Service Unavailable



    
Anterior Los bancos británicos bloquearán las cuentas de los inmigrantes ilegales a partir de enero Siguiente Puigdemont denuncia "prácticas propias de países totalitarios" Arriba Ir arriba
Imagen de archivo de la consellera de Educación, Clara Ponsati llega al Palau de la Generalitat para asistir a la reunión semanal del Govern. EFE

La Generalitat cesa antes del referéndum al presidente del Consorcio de Educación

  • Es un consejo formado por miembros de la Generalitat y el Ayuntamiento

  • Llega tras la polémica por la cesión de locales en Barcelona por el referéndum

  • Colau no ha especificado cómo facilitará la votación del 1-O

|

La consellera de Enseñanza, Clara Ponsati, ha cesado al presidente del consejo de dirección del Consorcio de Educación de Barcelona, Lluís Baulenas, y ha asumido sus funciones a pocos días de la celebración del 1-O y en medio de la polémica sobre la cesión de locales en la capital catalana.

El Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) ha publicado una resolución de la consellera Ponsati en la que se cesa a Baulenas "y se le agradecen los servicios prestados".

Así mismo, se publica el nombramiento de Clara Ponsatí como presidenta del consejo de dirección del Consorcio de Educación de Barcelona.
La resolución se ha publicado con fecha de ayer, el mismo día en que Baulenas presentó el inicio del curso escolar sin que trascendiera su cese.

El Consejo está formado por miembros de Generalitat y Ayuntamiento

Este cese se produce en medio de la polémica que mantienen el Govern y el Ayuntamiento de Barcelona para que la capital catalana ceda los colegios electorales habituales para el referéndum que la Generalitat ha convocado para el 1 de octubre y que el Tribunal Constitucional ha suspendido cautelarmente.

Según recuerda la resolución publicada por el DOGC, el artículo 9 de los Estatutos del Consorcio de Educación establece que el consejo de dirección está formado por el presidente -designado por la consellera de Enseñanza-, por el vicepresidente -que nombra el alcalde de Barcelona-, así como cinco miembros en representación de la Generalitat y tres del Ayuntamiento de Barcelona.

Ayer, el conseller de la Presidencia, Jordi Turull, emplazó a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ponga de su parte para añadir "garantías" al referéndum convocado para el 1 de octubre, aunque, "si no colabora", el Govern pondrá locales alternativos para que los barceloneses "puedan votar".

El pasado viernes, Colau congeló la decisión de ceder o no los locales de votación que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, le había pedido poner a disposición para el referéndum convocado para el 1-O y suspendido por el Tribunal Constitucional, a la espera de que el Govern dé garantías de que no pondrá en riesgo a Ayuntamiento y funcionarios.

Este lunes Colau evitó concretar cuál puede ser la solución para cumplir su compromiso de facilitar la votación del 1-O sin poner en peligro al Ayuntamiento y sus trabajadores.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente