Anterior El Espanyol coge aire venciendo a un Deportivo en descenso Siguiente Merkel gana las elecciones pero necesitará pactar para formar gobierno, según los sondeos a pie de urna Arriba Ir arriba
Bábara Lennie (dcha) integrada en 'El hechizado por la fuerza' (1798) y Maribel Verdú dialogando con 'El aquelarre' (1798) en la exposición 'Brujas, metamorfosis de Goya', del Museo Lazaro Galdiano. EFE

Atrapadas por las brujerías de Goya

  • Actrices como Maribel Verdú, Lennie e Inma Cuesta dialogan con obras de Goya

  • Brujas, metamorfosis de Goya puede verse en el Museo Lázaro Galdiano

  • Gracias a las fotografías de De la Rue se vuelve a "reunir" la serie 'Asuntos de brujas'

|

Maribel Verdú hechizada por el demonio convertido en macho cabrío y rodeada de las otras brujas ancianas y jóvenes de El aquelarre (1798); Inma Cuesta prendida por un grupo de viejas brujas para ser arrastrada al aquelarre mientras murciélagos y lechuzas sobrevuelan su cabeza en El conjuro o Las brujas (1797-1798); Bábara Lennie hechizada y angustiada mientras se consume el aceite de la lámpara que sostiene el diablo en El hechizado por la fuerza (1798); Adriana Ugarte llorando al contemplar cómo los brujos voladores se llevan a un hombre desnudo al aquelarre en Vuelo de brujas (1798). Estas son cuatro de las seis fotografías de gran formato realizadas por la artista mexicana Denise de la Rue para la muestra Brujas, metamorfosis de Goya, en las que las actrices interactúan con las obras de la serie 'Asuntos de brujas' que el aragonés pintó para el palacio de El Capricho de Madrid de los Duques de Osuna.

 Inma Cuesta en 'El conjuro o Las brujas' (1797-1798). / © Museo Lázaro Galdiano,Madrid. © Denise de la Rue.2017

Esta moderna reinterpretación de una de las series más icónicas de Goya puede verse desde este jueves 22 de junio hasta el 31 de octubre en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid, propietario de dos de las obras más importantes de 'Asuntos de brujas', El aquelarre (1798) y Las brujas (1797-1798), que pueden contemplarse junto a las fotografías.

Como "hito importante", el proyecto de Denise de la Rue para el Lázaro Galdiano suma otras dos fotografías de gran formato que reinterpretan, con las actrices Verónica Echegui y Macarena García, las otras dos obras que integraban la serie original de Goya y que hoy están desaparecidas: La cocina de los brujos o Don Juan y el comendador -que se cree que está en una colección privada en México aunque no hay certeza de ello- y El convidado de piedraen paradero desconocido desde hace años. "Hasta 1896 los seis lienzos de la serie de brujas estaban en la el palacio de los Duques de Osuna, pero se vendieron en ese momento y se dispersan. Pero a través de esta interpretación contemporánea y digital de las imágenes se ha hecho posible que estas pinturas de alguna manera vuelvan a reunirse un siglo después", destaca a RTVE.es una de las comisarias de la exposición y conservadora jefe del Museo Lázaro Galdiano.

'Brujas, metamorfosis de Goya'

anterior siguiente
3 Fotos 1 / 3 ver a toda pantalla ver miniaturas
  • Inma Cuesta y Goya. A partir de 'Las Brujas' (hacia 1798).

  • Maribel Verdú y Goya. A partir de Francisco de Goya 'El Aquelarre' (hacia 1798).

Dentro de Goya

"A Goya lo vi por primera vez a los 10 años y me quedé atrapada y siempre he querido hacer algo de alguna forma muy intuitiva con él", explica la artista mexicana, cuyo proyecto de 'Brujas' para el Lázaro Galdiano se complementa con una primera parte, titulada 'Ángelas', que puedo verse anteriormente en la Ermita de San Antonio de la Florida de Madrid, donde descansan los restos mortales del maestro de Fuendetodos, y que completa la "dicotomía de la existencia humana" con la que le gusta trabajar.

Denise de la Rue, cuyo proceso creativo es "orgánico e intuitivo", visualizó inmediatamente qué actriz quería para cada uno de los cuadros y "todas dijeron que sí", lo que achaca a que debió ser "muy tentador" para ellas poder dialogar con "un monstruo sagrado" de la pintura. El reto para las actrices fue aún mayúsculo, pues fueron fotografiadas en un estudio, sin tener al lado la obra con la que debían interactuar, "pero se metían en el cuadro e interactuaban con sus elementos" y eran 'poseídas' por todos los conceptos que relacionamos con la brujería, como el hechizo, la magia, la admiración, la esclavitud...

 Bábara Lennie y 'El hechizado por la fuerza' (1798). / ©NationalGallery, Londres. © Denisede la Rue. 2017

En el caso de Bárbara Lennie y su diálogo con El hechizado por la fuerza (1798), también conocido como La lámpara del diablo y propiedad de la National Gallery, De la Rue también realizó un vídeo que puede verse en el marco de la exposición.

Las actrices visten además diseños de los principales nombres de la moda española, pues Ana Locking es la diseñadora de los vestidos de Macarena García y Maribel Verdú; Inma Cuesta luce un traje de Cortana, Verónica Echegui de Fernando Claro, Adriana Ugarte lleva un modelo de Roberto Diz y Bárbara Lennie de Alvarno en la fotografía y de Jorge Vázquez en el vídeo.

En cuanto a la técnica empleada, la artista explica que han sido varias las herramientas digitales utilizada para luego imprimir las cajas de luz en un lienzo especial que es de tela, en lugar de metacrilato, lo que permite una mayor sintonía con la obra original. En el caso de las obras desaparecidas, De la Rue, partiendo de archivos y fotografías históricas, optó por imprimirlas en varias capas de tul "para dar la sensación de desaparecidas, fantasmagoricas y oníricas".

Otro elemento muy interesante que aporta este proyecto es que la reproducción fotográfica en las cajas de luz es "tan extraordinaria" que permite "ver la manera de pintar de Goya de una forma que es imposible verla en la realidad". "El público al que le guste Goya puede apreciar en cinco centímetros cuadrados la magia, la maestría, cómo trabaja el color, la pincelada… Y otro público que vaya menos al detalle tiene esta faceta más glamurosa y actual, más fresca de ver a estas actrices dialogando con un genio de todos los tiempos", concluye Espinosa, que está convencida de que Francisco de Goya "no estaría a disgusto" con esta visión contemporánea de su obra.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente