Enlaces accesibilidad

Inteligencia artificial que aprende de Bach para componer música clásica

  • El proyecto genera nuevas cantatas como las del compositor
  • Hace unos meses hizo lo mismo con las canciones de los Beatles

Por

Imagen de archivo de un retrato de Johann Sebastian Bach junto a una de sus partituras.
Imagen de archivo de un retrato de Johann Sebastian Bach junto a una de sus partituras. EPA hsc vfd jkh BL

Johan Sebastian Bach, uno de los músicos más célebres de la Historia, nunca conoció Twitter, ni Youtube, ni programación computacional. Ahora, sin embargo, no solo es omnipresente gracias a Internet, sino que tiene un competidor que podría hacerse pasar por él mismo ante miles de expertos gracias a la inteligencia artificial: Deep Bach.

Es el proyecto de dos científicos franceses, Francois Pachet y Gaetan Hadjeres, del Sony Computer Science Laboratory de París. Ambos han desarrollado un cerebro artificial que ha aprendido a componer melodías como las del músico alemán.

Para enseñarle, primero comenzaron alimentándole con 352 corales que luego se transponen a otros tonos dentro de un rango vocal definido, obteniendo así 2.503 corales. El 80% de esta información sirve para que entrenar a esta red neuronal a reconocer las melodías de Bach, mientras que el 20% restante es para producir su propio contenido.

A partir de ahí, el sistema compone sus propias melodías al estilo de Bach utilizando la melodía que se le proporciona para componer una nueva armonía para tres voces distintas: alto, tenor y bajo.

Testado por músicos

Para conocer la exactitud de Deep Bach a la hora de componer, los científicos expusieron sus canciones a más de 1.600 personas, 400 de las cuales eran expertos o estudiantes de música.

La prueba consistía en mostrarles melodías originales del propio autor, canciones generadas por Deep Bach y algunas creadas a partir de otros sistemas de inteligencia artificial. Los participantes debían decidir si lo que estaban escuchando correspondía o no al músico alemán. El test, que está abierto al público, está disponible en la página web del proyecto.

Alrededor del 50% de la muestra señaló los temas de la computadora como los compuestos originalmente por Bach, una cifra más alta a las obtenidas cuando se han estudiado otros sistemas de inteligencia artificial de este estilo.

Arte matemático

Los resultados han alentado a los científicos a seguir analizando la forma de componer y a estudiar la naturaleza de la creatividad, ya que el programa puede aprender no solo de la música clásica sino de cualquier fuente de alimentación que se le proporcione.

De hecho, Deep Bach forma parte de un proyecto mayor, llamado Flow Machines, con el que los científicos llegaron en septiembre a un proyecto similar en base a canciones de los Beatles.

Estudiando el estilo musical de estos genios británicos, el sistema generó una canción, Daddy's car, que Sony publicará junto con otros temas en 2017. Los arreglos y la letra son humanos y fueron añadidos por el compositor francés Benoît Carré.

Sin embargo, un sistema basado en algoritmos informáticos no puede acercarse a muchas de las composiciones que, no solo de Bach sino de tantos, construyen formas de forma menos organizada y, en ocasiones, más caótica.

La gran ventaja es la capacidad infinita de un cerebro de inteligencia artificial para seguir aprendiendo. No sería de extrañar que pronto surgieran nuevas canciones que recuerden a otras míticas de conocidos cantantes y compositores.

Noticias

anterior siguiente