Anterior La Comisión de Igualdad del Congreso avala el pacto contra la violencia de género con la abstención de Podemos Siguiente El Gobierno recurre al Constitucional la reforma del reglamento del Parlamento catalán Arriba Ir arriba
No todos los socialistas se abstendrán

Al menos doce de los 84 diputados del PSOE votarán 'no' a Rajoy

|

LOS DIPUTADOS SOCIALISTAS DEL 'NO' (12)

- PSC (7): Meritxell Batet, Manuel Cruz, Lídia Guinart, José Zaragoza, Mercé Perea, Marc Lamuà, Joan Ruiz.

- Militantes de base (3): Odón Elorza, Susana Sumelzo, Rocío de Frutos

- Independientes (2): Margarita Robles, Zaida Cantera

ENTRE LA ABSTENCIÓN Y EL 'NO' (7)

- Pedro Sánchez

- Baleares (2): Sofía Hernanz y Pere Joan Pons

- Castilla y León (3): Mar Rominguera, Luz Martínez Seijo y Esther Peña

- Pilar Lucio (Extremadura)

A pocas horas de la votación histórica en la que el PSOE facilitará con su abstención la investidura de Mariano Rajoy, al menos una docena de diputados han confirmado que romperán la disciplina de grupo y votarán en contra, mientras que el dimitido secretario general Pedro Sánchez ha decidido renunciar a su acta para no tener que desobedecer la resolución del Comité Federal..

De los 12 'díscolos', siete son miembros del PSC -Meritxell Batet, Manuel Cruz, Lídia Guinart, José Zaragoza, Mercé Perea, Marc Lamuà, Joan Ruiz-, dos fueron en la lista por Madrid como independientes -la jueza Margarita Robles y la excomandante Zaida Cantera- y los otros tres son militantes de base sin cargo orgánico -el vasco Odón Elorza, la aragonesa Susana Sumelzo y la gallega Rocío de Frutos-.

Mientras que los catalanes esgrimen el mandato prácticamente por unanimidad de su Consell Nacional para justificar su posición, el resto argumenta razones de "conciencia".

Sanción a los rebeldes, pero ¿cuál?

Todos ellos podrían ser sancionados, según los Estatutos del PSOE, con multas de hasta 600 euros, incluso ser expulsados de su grupo parlamentario, si así lo decidiese el Comité Federal a instancias de la gestora o del grupo parlamentario, que en virtud de su reglamento interno puede además acordar otras sanciones suplementarias.

Aunque ha habido voces en la gestora que han defendido en los últimos días la posibilidad de otorgar a los representantes del PSC un "tratamiento singularizado" en la votación para evitar la "fractura" entre ambas organizaciones, su presidente, Javier Fernández, se mantiene inflexible.

Ni la gestora ni la dirección de grupo aceptan tampoco las "razones de conciencia" esgrimidas por el resto de los 'díscolos'.

Las 'independientes' tienen su 'no' claro

Una de ellas, la gallega Rocío de Frutos, ha dicho a Efe que después de comprobar en el debate de investidura del jueves que el PP "sigue en las suyas", mantiene su desobediencia con "más convicción que nunca".

Por su parte, la exmagistrada del Tribunal Supremo Margarita Robles sostiene que la Constitución la ampara, ya que su artículo 67.2 recoge que "los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo".

El caso de Robles, al igual que el de Zaida Cantera -en cuyas razones de conciencia pesa el "calvario" que soportó como víctima de acoso sexual en el Ejército sin que el Gobierno hiciera "nada" para evitarlo-, se diferencian de los demás en que ellas no militan en el PSOE.

En cuanto al exalcalde de San Sebastián Odón Elorza, justifica su voto en conciencia en la idea de que "en política, aunque algunos no se lo crean, existe la ética y en este país hay mucha necesidad de ética política".

Pedro Sánchez ha desvelado la incógnita horas antes de la votación: el ex secretario general del PSOE ha decidido renunciar a su escaño para no desobedecer la resolución del Comité Federal de su partido. Entre lágrimas, Sánchez ha anunciado que trabajará para "recuperar el PSOE" y "corregir el rumbo de la gestora" y ha explicado que su decisión se debe a su "profundo desacuerdo" con el hecho de facilitar un Gobierno de Rajoy.

Posibles virajes de última hora al 'no'

En las últimas horas, otro grupo de parlamentarios liderados por la balear Sofía Hernanz han asegurado que van a intentar "hasta el último momento" convencer a la gestora de una abstención solo de los 11 diputados precisos para que salga adelanta la investidura de Rajoy sería la "mejor solución" para no ahondar en la división que vive el partido.

De no conseguirlo, al menos seis de ellos se están "planteando" también votar en contra: los baleares Sofía Hernanz y Pere Joan Pons, la extremeña Pilar Lucio y las castellanoleonesas Mar Rominguera, Luz Martínez Seijo y Esther Peña.

En cualquier caso, la anunciada ruptura de la disciplina de voto por parte de varios diputados socialistas en la investidura de Rajoy es quizás la más trascendental del PSOE desde el inicio de la democracia, si bien no es la única de tres décadas plagadas de decisiones de este tipo, casi siempre individuales.

Sólo en una ocasión se alcanzó una cifra similar a la que se prevé el sábado -entre 15 y 20 diputados podrían votar no a Rajoy frente al mandato imperativo del grupo socialista de abstenerse- y fue en el año 2013, cuando todos los parlamentarios del PSC de entonces (14) votaron distinto al resto de sus compañeros de filas hasta en dos ocasiones: una moción de CiU sobre una consulta soberanista en Cataluña y una moción de UPyD para proclamar que el derecho a decidir sobre la unidad de España es de todo el pueblo español.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente