Anterior La Policía mexicana difunde el retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de la española desaparecida Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
Pablo Crespo responsabiliza a Correa e insinúa que la operación policial partió de Rubalcaba
'Caso Gürtel'

Crespo afirma que le avisaron de "una operación contra el PP" organizada "desde el despacho de Rubalcaba"

  • Asegura que las administraciones obligaban a fraccionar los contratos

  • Dice ante el tribunal que él era un "mero transmisor" de las órdenes de Correa

  • El exsecretario general del PP gallego no reconoce las acusaciones en su contra

  • Rubalcaba contesta a Crespo a través de Facebook con una cita de Borges

|

El presunto número dos de la trama Gürtel y exsecretario de organización del PP gallego, Pablo Crespo, ha asegurado este lunes ante el tribunal que juzga los primeros años del entramado, que en noviembre de 2008 le avisaron de una “operación dirigida contra el PP” organizada "desde el despacho" del entonces ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba y su sucesor en el cargo, Antonio Camacho, y se ha negado a revelar de quién recibió dicha información.

En esa operación, según ha señalado Crespo en respuesta a las preguntas del Ministerio Público, “estaba involucrado” el presunto cabecilla de la trama Francisco Correa “por su relación con el yerno” del expresidente del Gobierno José María Aznar, Alejandro Agag. La supuesta operación "dirigida contra el PP", según Crespo, se había "preparado" con policías "amigos y gente de confianza" de Rubalcaba y Camacho.

En su primer día de declaración ante el tribunal, el excargo del PP no ha reconocido las acusaciones en su contra a pesar de admitir que era "el responsable de las compañías" del cabecilla de la red, Francisco Correa."¿Reconoce usted las acusaciones en su contra?", ha preguntado la fiscal Concepción Sabadell a lo que Crespo ha contestado: "No, en absoluto". "Era público y notorio que las sociedades eran del señor Correa", ha concretado poco después.

Las administraciones públicas que adjudicaban contratos a las empresas de la red eran las que les obligaban a fraccionar la facturas, para eludir los concursos, según ha asegurado Crespo a la fiscal. "La propia Administración nos obligaba a fraccionar las facturas, era la Administración la que me decía pásame tres facturas. Nunca se facturó ni un céntimo más de lo que era el trabajo realizado", ha señalado antes de preguntarse si no son las entidades públicas las que deben vigilar la limpieza de las adjudicaciones.

Rubalcaba contesta a Crespo a través de Facebook con una cita de Borges

Tras la afirmación realizada por Crespo sobre el exministro del Interior del PSOE, Alfredo Pérez-Rubalcaba ha contestado al exsecretario de organización del PP gallego y número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, a través de un comentario en su perfil en la red social Facebookcon una cita de Borges.

En concreto, Rubalcaba ha citado una frase del cuento "El acercamiento a Almotásim": “Arguye que el rencor de un hombre tan minuciosamente vil importa un elogio”.

Sobre la declaración de Crespo, que ha hablado de una supuesta "operación dirigida contra el PP" encabezada por el exministro, Rubalcaba ha asegurado a través de su publicación en Facebook que "Pablo Crespo, el lugarteniente de Correa en la trama Gürtel" ha recurrido "a la vieja teoría de la conspiración, a aquel cuento, acuñado en la sede de Génova, de que la Gürtel no era una trama del PP, sino contra el PP".

Crespo asegura que nunca manejó la 'caja B' del grupo Correa

En el transcurso de su declaración este lunes, el exsecretario de Organización del PP gallego y número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, ha asegurado que nunca manejó la 'caja B' del grupo Correa porque "no tenía poder, ni disposición, ni poder de disposición" para ello y ha eximido de toda responsabilidad sobre el supuesto uso de fondos opacos al contable de la red José Luis Izquierdo, del que ha dicho que era un mero "administrativo", que no tenía estudios de contabilidad y que se dedicaba a anortarlo todo como un "amanuense".

El acusado sí ha reconocido que el entramado de empresas manejaba dinero en efectivo, que siempre "procedía de bancos", para el pago en efectivo de proveedores y servicios subcontratados para la organización de eventos. "No me consta que llegara dinero en efectivo desde otras vías", ha respondido a la fiscal que le ha preguntado sobre las supuestas entradas de dinero en efectivo procedente de mordidas.

Además, se ha desvinculado de las decisiones que se tomaban en las empresas del grupo y las ha atribuido a Correa, de cuyas órdenes él era un "mero transmisor", en línea con las declaraciones del presunto cabecilla quien le exculpó durante su interrogatorio de cualquier irregularidad cometida y destacó que es "oro molido".

Cuando Crespo empezó a trabajar para Correa en 2002, según ha explicado ante el tribunal, su experiencia como empresario era "nula", aunque sí tenía como "gestor" en el PP, no tenía ninguna experiencia empresarial por lo que la frecuencia en que pedía órdenes a Correa era "continua".

No reconoce las declaraciones prestadas ante la Policía

Además, ha asegurado que no reconoce las declaraciones prestadas ante la Policía, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y el instructor de la causa en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

La primera de esas declaraciones no la reconoce, según ha explicado, porque la hizo "en condiciones infrahumanas en los calabozos de Moratalaz" y ha afirmado que fue interrogado cerca de tres horas en "condiciones de amenazas y de presión continua".

Sobre sus declaraciones ante los jueces Baltasar Garzón y Antonio Pedreira ha insistido en no ratificarlas porque después de hacerlas conoció que sus conversaciones en prisión fueron "grabadas y escuchadas con la aquiescencia, con perdón, de la Fiscalía para la que usted trabaja".

También ha cargado contra el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón insinuando que prolongó su arresto tras su detención en febrero de 2009 porque estaba cazando con el exministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo.

Ante el tribunal encargado de juzgar la primera época de actividades de la red (1999 a 2005), Crespo ha explicado que desde 1994 prestó sus servicios para el PP, primero en un puesto técnico y después como secretario de Organización del partido en Galicia.

Crespo ha hecho su declaración acompañado de abundante documentación, con varias carpetas y cuadernos que ha colocado en una mesa situada frente a él, y ha detallado, a preguntas de la fiscal Concepción Sabadell, su formación. "Tengo COU y primero de Derecho", ha dicho.

La Fiscalía pide 85 años de prisión

La Fiscalía constata en su escrito provisional de acusación que Crespo ejercía de "forma permanente" desde el año 2002, y de "manera esporádica y puntual" anteriormente, la gestión de las actividades empresariales de Correa, con el que, según el Ministerio Público, trató de enriquecerse ilícitamente a través adjudicaciones públicas contando con cargos públicos, y la supervisión de otros acusados del denominado 'Grupo Correa': el contable José Luis Izquierdo, la administradora Felisa Isabel Jordán, el exvocal del PP en la Junta del distrito madrileño de Moncloa Javier Nombela y la empleada Alicia Mínguez.

Este escrito explica que Crespo ayudó al presunto 'cabecilla' de la red a crear una trama de confección de facturas falsas con una "triple finalidad": sobornar a cargos públicos mediante la generación de una 'caja B' (se emitían facturas falsas con importes "inflados" o reflejando servicios realizados inexistentes); reducir la Base Imponible en las declaraciones a Hacienda de distintas sociedades simulando gastos irreales y ocultando los fondos recibidos; y, encubrir al verdadero titular de los fondos, su origen y destino.

Dentro del entramado societario de Correa, las fiscales Concepción Sabadell y Concepción Nicolás señalan que Crespo gestionaba y administraba alguna de las empresas más importantes de esta telaraña empresarial como Boomerangdrive o Rialgreen, siempre con la colaboración del presunto cerebro financiero de la 'Gürtel', Luis de Miguel, con el que constituyó Orange Market. También administró junto a Izquierdo, y bajo la supervisión de Correa, Pasadena Viajes, Special Events, TCM y Down Town.

Por todo ello, la Fiscalía solicita para el excargo 'popular' 85 años y 6 meses de prisión por los delitos de asociación ilícita, fraude a las Administraciones Públicas, cohecho activo, falsedad, malversación de caudales públicos, malversación en concurso con delito de prevaricación, delito contra la Hacienda Pública por el concepto de IRPF de 2003 y 2004, blanqueo de capitales, tráfico de influencias y fraude y exacciones ilegales a las Administraciones.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente