Anterior Los inscritos de Podemos en Castilla-La Mancha dicen 'sí' a entrar en el Gobierno del PSOE con un 78% Siguiente El Consejo Superior de Deportes suspende a Villar por un año Arriba Ir arriba
Geert Wilders, líder holandés del Partido por la Libertad (PVV) en una imagen de archivo
Geert Wilders, líder holandés del Partido por la Libertad (PVV) en una imagen de archivo REUTERS/Laszlo Balogh

Holanda accede a juzgar a Wilders por sus declaraciones racistas a cinco meses de las elecciones

  • El líder de la extrema derecha holandesa dijo que quería menos marroquíes

  • Se enfrenta a una pena máxima de dos años de cárcel y una multa de 20.000€

|

La Corte holandesa ha autorizado a los fiscales a juzgar al líder político del Partido por la Libertad (PVV), Geert Wilders, por sus declaraciones en un discurso contra el Islam en 2014.

"El tribunal rechaza todas las objeciones de la defensa", ha señalado el juez Hendrik Steenhuis, de un tribunal del distrito de La Haya.

La decisión supone que el partido que lidera Wilders tendrán que enfrentarse a las acusaciones en los próximos meses, coincidiendo posiblemente con las elecciones del 15 de marzo.

Wilders está acusado de discriminación e incitación al odio por manifestar en sus declaraciones, que fueron televisadas, que quería menos marroquíes en los Países Bajos.

El mes pasado, en una audiencia en una corte de alta seguridad, la defensa solicitó el sobreseimiento de los cargos contra el controvertido político, denunciando un "juicio político".

Pero el juez señala en su sentencia que el enjuiciamiento de Wilders "no afectará a sus libertades políticas ni a las del PVV".

"Menos marroquíes" en los Países Bajos

Las declaraciones en cuestión fueron hechas en una fiesta después de las elecciones municipales de marzo de 2014 en La Haya, cuando Wilders prometió a sus seguidores que se ocuparían de que hubiese menos marroquíes en su ciudad y en su país. Su abogado defiende que las palabras de Wilders "pone de relieve el programa de su partido".

Las palabras de Wilders provocaron la indignación incluso dentro de las filas de su partido y un éxodo entre sus seguidores, así como más de 6.400 quejas de ciudadanos y organizaciones.

Al menos 56 personas y cinco asociaciones se han declarado víctimas de las palabras de Wilders y un total de 34 testigos se han presentado en el juicio, según los jueces.

Si es hallado culpable, Wilders podría ser condenado a una pena máxima de dos años de prisión o una multa de más de 20.000 euros. La fecha del juicio está prevista el 31 de octubre.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente