Anterior Detenido en Torrevieja un hombre de cuarenta y cinco años por grabar a una menor en unos probadores Siguiente París vive otro nuevo episodio de la era Chris Froome Arriba Ir arriba
Podemos admite diferencias internas sobre cómo negociar con el PSOE

Podemos admite diferencias internas sobre cómo negociar con el PSOE

  • Montero retrata dos ejes: el que quiere ir "de igual a igual", y otro más permisivo

  • La portavoz adjunta en el Congreso afirma que el debate no va a parar

|

Al día siguiente de que Pablo Iglesias e Iñigo Errejón airearan en las redes sociales sus diferencias sobre el "tono" y la estrategia para recuperar el pulso entre el electorado, en Podemos niegan que haya crisis y sí un "debate abierto". Este miércoles, en lugar de Errejón, ha sido la portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, quien ha salido ante los medios y ha reconocido que, además, en su partido hay dos "ejes" o "líneas de tensión" respecto a la postura que debe mantener el partido en unas negociaciones con el PSOE.

De esta manera, y en paralelo al debate "sobre el estilo" con el que debe desenvolverse su formación, por un lado estarían quienes buscan una relación "de igual a igual" con los socialistas para la construcción de una hipotética alternativa de gobierno y, por otro, una posición "distinta" a la primera y que sería más proclive a la abstención en un supuesto Ejecutivo del PSOE que contase con el apoyo de Ciudadanos.

Así lo dijo en rueda de prensa en la Cámara Baja, sin dar nombres propios sobre quién se adscribe a cada postura, pero siendo sabido que el secretario general, Pablo Iglesias, ha abogado por lo primero y el responsable político del partido, Iñigo Errejón, por lo segundo.

Preguntada expresamente si esa otra corriente de Podemos podría definirse como "más permisiva" y sería partidaria de una abstención de Podemos para dejar gobernar a Pedro Sánchez, se ha limitado a responder que "si hay alguna propuesta de acuerdo, lo tienen que decidir los inscritos" en el partido.

Según Montero, las "diferencias" que existen en su partido no les impiden trabajar en el día a día del trabajo parlamentario. Asimismo, ha dado por hecho que se van a seguir expresando en público y se ha mostrado convencida de que no les pasarán factura en las urnas de Galicia y el País Vasco el próximo domingo.

Y, de convocarse unas terceras elecciones generales, no ha dudado en confirmar que la dirección de la campaña volvería a estar al mando de Iñigo Errejón. "Seguirá siendo una fórmula válida", ha aventurado, dentro del "directorio de campaña" que completaban Iglesias, Carolina Bescansa, Pablo Echenique y ella misma.

Mejor debate que intrigas palaciegas

Tras aclarar que comparecía en lugar de Errejón porque el también secretario político ha salido de viaje hacia Euskadi tras la reunión de la Junta de portavoces, Montero ha tenido que hacer frente a varias preguntas sobre el debate interno en su organización.

Para Montero, la discusión en público "es mejor que las intrigas palaciegas", negando que el debate tenga un cariz "personal" más allá del "político". Eso sí, ha añadido que los miembros de Podemos no son "robots", sino seres humanos, pero también que sus diferencias no les impiden trabajar.

Respecto al debate sobre el estilo, la portavoz adjunta ha vuelto a dejar claro que ella está con las tesis de Pablo Iglesias. Así, ha reiterado que "seducir" pasa por "tener una ternura infinita con los que no tienen nada, por convertir los problemas individuales en políticos y colectivos y en tener los dientes muy afilados con esos que quieren seguir mandando sin presentarse a las elecciones y que quieren tener muchos millones en Suiza y Panamá".

"Yo no me muevo de eso porque es lo que me impulsó a estar aquí", ha remarcado Montero, quien asume que el debate no va a parar hasta que se celebre la Asamblea estatal de Podemos, a finales de este año o principios del que viene.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente