Anterior El presidente de Polonia veta la controvertida reforma de la justicia de su propio Gobierno Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
Al menos 44 personas mueren en tres naufragios en el mar Egeo

Al menos 43 muertos, entre ellos 17 niños, al naufragar dos barcas con refugiados frente a las islas griegas

  • Las operaciones de rescate continúan porque hay decenas de desaparecidos

  • Pese al mal tiempo, más de 35.000 refugiados han llegado a Grecia este mes

|

El invierno no disuade a quienes huyen de la guerra a seguir arriesgando su vida en el Mediterráneo. Al menos 43 personas, entre ellas 17 niños, han muerto esta madrugada en el naufragio de dos embarcaciones con refugiados y migrantes en el mar Egeo, cerca de las islas griegas de Farmakonisi y Kálimnos. Se trata de la peor tragedia en lo que llevamos de año.

Según informaciones de la guardia costera helena, una embarcación con 48 personas se estrelló contra las rocas y se hundió en la costa oriental de Farmakonisi.

Mientras que 40 tripulantes pudieron salvarse por sus propios medios, la guardia costera helena y una nave de Frontex recuperaron sin vida los cuerpos de ocho personas, seis niños y dos mujeres.  Una niña pequeña ha sido rescatada de las frías aguas con hipotermia.

Más de 35.000 refugiados en menos de un mes

Incierto es por el momento el número de víctimas que ha dejado un segundo naufragio, ocurrido ante las costas de Kálimnos, igualmente en la franja de mar que separa la costa turca de la griega, donde por el momento se han recuperado 35 cadáveres, entre ellos los de 11 niños.

La operación de rescate en curso ha permitido rescatar hasta ahora a 26 personas, pero muchas permanecen desaparecidas, pues la nave transportaba a entre 70 y 100 refugiados y migrantes.

Además, otros tres niños han muerto en un tercer naufragio frente a la costa turca, en Didim, según la agencia de noticias Dogan.

Según datos de la policía griega, el 34 % de los refugiados que han llegado a Grecia en los primeros 15 días del año son niños, el 21 % mujeres y el 45 % hombres.

Pese a la pésimas condiciones meteorológicas, los cruces por el Egeo han continuado durante todo enero, y según las últimas cifras publicadas por ACNUR, más de 35.000 refugiados han llegado a la Unión Europea a través de Grecia en lo que va de mes y más de un centenar de personas han perdido la vida en la travesía. En total, un millón de personas entraron en Europa en 2015 a través del mar.

Refugiados y migrantes llegan en una balsa inflable a la isla griega de Lesbos. Refugiados y migrantes llegan en una balsa inflable a la isla griega de Lesbos.

Los traficantes rebajan los precios por el mal tiempo

La prensa local apunta a que la llegada de barcazas se ha incrementado pese al mal tiempo precisamente porque cuando las condiciones meteorológicas son más complicadas los traficantes ofrecen rebajas en los viajes desde la costa turca. El precio puede llegar a descender hasta los 500 euros, la mitad de lo que cuesta el trayecto habitualmente. Esto explica que pese a las tormentas que se registraron el miércoles, se batiese la cifra récord de más de 2.000 personas, la mayoría mujeres y niños, que desembarcaron en la isla de Lesbos.

Las organizaciones que trabajan sobre el terreno han equipado con estufas de gas los dos centros de recepción de esta isla para combatir las bajas temperaturas que provocaron nevadas a inicios de esta semana.

La situación es especialmente delicada en el caso de los menores migrantes que hacen la ruta de Turquía y el sureste de Europa.

"Los niños corren riesgo de morir de frío"

"Muchos niños que se encuentran en ruta no tienen ropa adecuada o acceso a comida suficiente", ha señalado Christophe Boulierac, portavoz de la agencia de la ONU para la infancia (Unicef). Preguntado por si los menores podrían morir de frío, Boulierac ha afirmado que "el riesgo es claramente muy, muy alto".

Los niños están llegando con los labios azules, angustiados y temblando de frío

Los menores que han llegado en los últimos días a la isla griega de Lesbos vestían solo camisetas y estaban empapados tras una travesía en botes de goma no aptos para navegar, según alerta la organización Save the Children.

La agencia metereológica de la ONU ha pronosticado temperaturas inferiores a lo normal y fuertes nevadas en las próximas dos semanas en el este de la península balcánica, Turquía, el Mediterráneo oriental y Siria, Líbano, Israel y Jordania.

 Una mujer abraza a su hijo mientras espera un tren bajo un frío invernal en las vías de Presevo, en Serbia. Una mujer abraza a su hijo mientras espera un tren bajo un frío invernal en las vías de Presevo, en Serbia.

Y está previsto que las temperaturas bajen hasta los 20 grados bajo cero en Presevo, Serbia, y en la frontera griega con Macedonia, cerrada parcialmente desde el miércoles para evitar la aglomeración de refugiados debido a un problema ferroviario en Eslovenia. 

"Los trabajadores humanitarios en el centro de recepción de fronteras en Presevo dicen que hay 15 centímetros de nieve en el suelo y los niños están llegando con los labios azules, angustiados y temblando de frío", ha explicado el portavoz de Unicef.

2016, ¿y ahora qué?

2015 fue el año en el que más personas se ahogaron en el Mediterráneo intentando llegar a Europa: al menos 3.771, de los que un 30% fueron menores, la mayoría sirios, afganos e iraquíes, según datos de ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados).

La ONG Médicos Sin Fronteras, que el pasado año socorrió a más de 20.000 personas en el Mediterráneo, ha denunciado esta semana el fracaso "catastrófico" de la UE "a la hora de asumir sus responsabilidades" en la crisis de refugiados y ha pedido a los gobiernos europeos que de una vez por todas proporcione vías seguras de acceso a su territorio a las personas que buscan asilo y desarrolle un mecanismo de búsqueda y rescate europeo ambicioso para salvar vidas en el mar.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente