Anterior El Defensor del Pueblo pregunta por la caída de las suspensiones de visitas de maltratadores a sus hijos Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
El segundo ciclo de planificación hidrológica corresponde al periodo 2016-2021.
El segundo ciclo de planificación hidrológica corresponde al periodo 2016-2021. EFE

El Gobierno culmina el segundo ciclo de planificación hidrológica

  • El Consejo de Ministros aprueba la revisión de 16 planes hidrológicos

  • Doce pertenecen a cuencas intercomunitarias y, cuatro, a intracomunitarias

  • Se destinarán 17.500 millones de euros en inversiones hasta 2021

|

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que contempla la revisión de los planes hidrológicos sobre las demarcaciones hidrográficas del Cantábrico occidental, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura y Júcar. Asimismo, ha aprobado la revisión de los de la parte española del Cantábrico oriental, del Miño, Sil, Duero, Tajo, Guadiana y Ebro, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno en funciones Soraya Sáenz de Santamaría.

El ejecutivo también ha aprobado otro Real Decreto sobre las demarcaciones hidrográficas de competencia autonómica en Galicia costa y las cuencas mediterráneas andaluzas del Guadalate, Barbate, Tinto, Odiel y Piedras.

Se trata de doce planes hidrológicos de cuencas intercomunitarias (aquellas que traspasan más de una comunidad autónoma), y otros cuatro planes hidrológicos de cuencas intracomunitarias (dentro de la propia comunidad autónoma). Para todos ellos se destinará alrededor de 17.500 millones de euros en inversiones hasta 2021.

Los 16 planes forman parte del segundo ciclo de planificación hidrológica, correspondiente al periodo 2016-2021, de acuerdo con la directiva marco del Agua de la Unión Europea. Estos planes han sido avalados previamente por el Consejo Nacional del Agua.

Planes "fundamentales"

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha indicado que los planes hidrológicos son "absolutamente fundamentales" porque regulan el agua que deben llevar los ríos para que estén protegidos y satisfacer la demanda de este recurso natural, e incluyen una memoria con las asignaciones de agua para cada cuenca y las reservas para futuras demandas, un apartado de normativa y un programa de medidas con las inversiones a ejecutar hasta 2021.

La revisión de la planificación hidrológica supone alrededor de 17.500 millones en inversiones (15.000 para las cuencas estatales y 2.500 para las autonómicas), repartidas entre más de 10.000 medidas en los próximos seis años.

Tejerina ha mencionado cinco tipos de actuaciones destinadas a atender las necesidades de agua (construcción de embalses o conductores de agua, ampliación y modernización de regadíos, etc.), cumplir los objetivos medioambientales (relacionadas con el saneamiento y la depuración), restauración fluvial, paliar los efectos de sequías o inundaciones y en materia de gobernanza.

Mejoras medioambientales

Ello supondrá, según Tejerina, mejoras medioambientales porque los ríos "estarán en mejores condiciones de conservación", puesto que aumentarán y mejorarán los caudales ecológicos, al incorporarse caudales mínimos en 750 tramos fluviales, que se suman a los 2.500 aprobados en el primer ciclo de planificación hidrológica (2009-2015).

Además, los nuevos planes incluirán medidas de restauración medioambiental y supondrá una mejora de la calidad del agua (con inversiones de 1.100 millones de euros en saneamiento y depuración) y la creación de 135 reservas fluviales en 1.755 kilómetros de ríos.

Tejerina ha asegurado que los planes eran "muy esperados" porque incluyen "soluciones específicas para problemas concretos" para el Guadiana (la regularización de pozos en Castilla-La Mancha), el Duero (nuevas autorizaciones de pozos en Castilla y León), el Júcar (transferencia de 50 hectómetros cúbicos al trasvase Júcar-Vinalopó) y el Segura (reducción del déficit hídrico en 80 hectómetros cúbicos).

"Amplísimo grado de consenso"

La aprobación de los 16 planes hidrológicos se produjo después de contar con "una amplísima participación pública" y un "amplísimo grado de consenso" en el Consejo Nacional del Agua, según Tejerina. "Nos van a permitir una mejor gestión de los ríos y llevar soluciones a los usuarios del agua y una mayor protección medioambiental", concluyó.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente