Enlaces accesibilidad

Elecciones en Grecia 2015

Quién es quién en las elecciones griegas del 20 de septiembre

  • Syriza encabeza las encuestas, seguida de Nueva Democracia
  • Panagiotis Lafazanis encabeza la candidatura de Unidad Popular, contraria al rescate

Por
El Parlamento griego, en Atenas
El Parlamento griego, en Atenas AFP PHOTO / LOUISA GOULIAMAKI AFP lg/QL

Los griegos acuden a votar por tercera vez este año, la segunda en unas elecciones legislativas anticipadas, en el contexto de una grave crisis económica y social. La principal línea divisoria de la política helena en este momento es la aceptación u oposición al tercer rescate (86.000 millones de euros) y las privatizaciones y recortes que lleva aparejados.

El Parlamento tiene 300 escaños, con lo que la mayoría absoluta se sitúa en los 151. La ley electoral establece un mínimo del 3% para obtener representación y "premia" al partido más votado, al que automáticamente otorga 50 diputados más de los obtenidos en el reparto proporcional.

Estos son las principales fuerzas que se presentan.

Syriza: Tsipras busca un gobierno estable

Cartel electoral de Alexis Tsipras, en Atenas AFP PHOTO/ LOUISA GOULIAMAKI

Cartel electoral de Alexis Tsipras, en Atenas AFP PHOTO/ LOUISA GOULIAMAKI AFP lg/AG

La votación del tercer rescate provocó una escisión definitiva en el grupo parlamentario de Syriza y forzó al primer ministro, Alexis Tsipras, a convocar elecciones para reforzar su posición con una mayoría absoluta.

Las encuestas le dan como ganador pese a haber perdido apoyos (28,5% del voto frente a más del 36% que obtuvo en las elecciones de enero). Pero, aún así, podría necesitar de nuevo apoyo externo.

En cualquier caso, el partido ha descartado rotundamente asociarse con Nueva Democracia, su inmediato perseguidor, y se centra en captar al 17% de indecisos.

Tsipras ha defendido su labor de gobierno y sus intentos para lograr un mejor acuerdo para Grecia. Ha prometido luchar para mejorar las condiciones del rescate y lograr una reducción de la deuda. "La batalla está lejos de terminar", ha asegurado a sus partidarios.

Nueva Democracia

Evangelos Meimarakis, líder del partido conservador Nueva Democracia. EFE/ALEXANDROS VLACHOS

Evangelos Meimarakis, líder del partido conservador Nueva Democracia. EFE/ALEXANDROS VLACHOS EFE AV sh/brv

Evangelos Meimarakis sustituye al ex primer ministro Andonis Samarás (2012-2015) al frente del partido conservador, una de las dos patas del bipartidismo griego que saltó por los aires en las elecciones europeas de 2014.

Nueva Democracia, con 76 diputados, es el rival directo de Syriza, según las encuestas, que prevén que se haga con el 23,5% de los votos.

Meimarakis ha declarado que, si gana, tenderá la mano al segundo partido (previsiblemente, Syriza) para un Ejecutivo de concentración que cumpla los acuerdos financieros y lleve a cabo los recortes que piden los acreedores.

Unidad Popular (LAE): los críticos del rescate

El 14 de agosto, 43 diputados de Tsiriza votaron "no" al nuevo rescate. Los rebeldes se han agrupado en esta candidatura, montada en apenas 20 días. Las encuestas les dan alrededor de un 5% de los votos, muchos "robados" a Syriza.

Los críticos, contrarios a los recortes a los que el Gobierno griego se ha comprometido a cambio de la ayuda financiera creen que Tsipras ha traicionado el programa con el que llegó a las elecciones: acabar con la austeridad. Proponen cancelar el rescate y recuperar el poder adquisitivo de salarios y pensiones. Y, si no hay más remedio, aseguran estar dispuestos a salir del euro y volver al dracma, una perspectiva que hizo retroceder a Tsipras.

Su candidato es el excomunista Panagiotis Lafazanis, que hasta la disolución del Gobierno de Tsipras ocupaba la cartera de Energía. "Están destruyendo Grecia, y cada nuevo rescate lo agrava", ha declarado Lafazanis al diario griego Ekathimerini.

To Potami ("El río"):

El líder del partido To Potami, el periodista Stavros Theodorakis, en un mitin en Atenas. REUTERS/Michalis Karagiannis

El líder del partido To Potami, el periodista Stavros Theodorakis, en un mitin en Atenas. REUTERS/Michalis Karagiannis REUTERS AK/GK//WY/

Considerado un partido de centro y construido en buena parte a medida de su líder, el periodista Stavros Theorodakis, To Potami consiguió 16 diputados en enero (6%). En esta convocatoria, las encuestas le otorgan entre un 4 y un 7%, por lo que podría convertirse en una importante pieza para un hipotético gobierno de coalición.

Theodorakis se ha mostrado dispuesto a pactar "hasta con el diablo" para garantizar la estabilidad y evitar unas nuevas elecciones. Considera que la pertenencia al euro es incuestionable y aboga por cumplir los acuerdos del rescate a la vez que se negocian mejoras y un alivio de la deuda.

Partido Comunista (KKE):

Partido comunista de corte tradicional, fundado en 1918, el KKE ha obtenido escaños en todas las elecciones desde 1974, solo o en coalición. En enero obtuvo 15 diputados. Su líder es Dimitris Koutsoumbas.

Partidario de suspender el pago de la deuda, salir de la UE y la OTAN, ha anunciado que no pactará con nadie que no garantice la salida inmediata del euro.

Los líderes de los principales partidos que se presentan a las elecciones en Grecia, durante un debate televisivo. REUTERS/Michalis Karagianniste in Athens

Los líderes de los principales partidos que se presentan a las elecciones en Grecia, durante un debate televisivo. REUTERS/Michalis Karagiannis REUTERS AK/LIM/

Pasok-Dimar

El partido socialdemócrata griego que gobernó el país durante décadas, alternándose con Nueva Democracia, es ahora una sombra de lo que fue. Con tan solo 13 diputados y el 4% de voto, las encuestas prevén que podría repetir el resultado.

Comparece aliado con Dimar, la Izquierda Democrática, que nació como una escisión de Synaspismos, el partido-madre de Syriza, y no obtuvo representación en los últimos comicios.

Su candidata es Fofi Gennimata.

Griegos Independientes (ANEL)

Tras obtener 13 diputados y pactar con Tsipras en enero, el jefe de este partido de derecha nacionalista, Panos Kammenos, ha desempeñado el puesto de ministro de Defensa en el gobierno de coalición. 

Pese a sus grandes diferencias económicas con Syriza, ANEL coincidía en defender la soberanía griega frente a las exigencias de los acreedores.

La experiencia de gobierno, sin embargo, podría costarle cara y dejarle fuera del Parlamento en esta ocasión, según las encuestas.

Unión de Centristas (EK)

Aunque fundado en 1992, el partido se reclama continuador de la Unión de Centro, fundado por George Papandreu en los 60 y que desempeñó un papel clave en la política griega. El partido nunca ha obtenido representación parlamentaria, pero ahora podría conseguir un 3,5 % del voto.

Amanecer Dorado

En las últimas elecciones, el partido neonazi participó con su plana mayor en la cárcel. Aún así, obtuvo el 6,28% y 17 escaños, convirtiéndose en la tercera fuerza política del país. 

El día 20 podrían repetir resultado pero, con su retórica xenófoba, racista y eurófoba, se sitúan fuera de todos los posibles pactos.

Noticias

anterior siguiente