Enlaces accesibilidad

Arabia Saudí lanza una operación militar para frenar a los huties en Yemen

  • El operativo implica a "más de 10 países", entre ellos cinco estados del Golfo
  • Estados Unidos y Egipto ofecen apoyo logísitico a la operación
  • El grupo chií rebelde yemení de los hutíes llama a la "yihad"
  • Irán insta a detener los ataques inmediatamente

Por
Miembros de una coalición formada por tribus locales se enfrentan a las milicias hutíes.
Miembros de una coalición formada por tribus locales se enfrentan a las milicias hutíes. AFP AFP PHOTO / SALEH AL-OBEIDI

Tras la operación de ataques aéreos lanzada la mañana de este jueves por la coalición de países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), liderado por Arabia Saudí y apoyada por EE.UU. contra varias posiciones controladas por los hutíes de Yemen y en la que han muerto al menos 20 civiles, la coalición ha vuelto a bombardear posiciones del movimiento rebelde yemení de los hutíes en Saná y Taiz, en el sur del país, han confirmado a la agencia EFE testigos en ambas localidades. 

Asimismo, se han escuchado en varios barrios de la capital los disparos de las baterías antiaéreas. Según varios testigos, uno de los blancos de los nuevos ataques fue el cuartel de las Fuerzas de Reservistas, antigua sede de la Guardia Republicana, situado en la zona de al Zawad, al sur de la capital.

Entre las objetivos atacados a lo largo del día se encuentran el palacio presindencial y el aeropuerto de Saná, la capital del país. La coalición, formada por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Catar, han decidido responder así a la petición del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi. Por su parte, Irán ha reaccionado asegurando que hará todos los esfuerzos que sean necesarios para controlar la crisis en Yemen y ha instado a Arabia Saudí a “detener inmediatamente” los ataques sobre Yemen.

Al menos 20 civiles han muerto en un bombardeo de un caza saudí contra el barrio residencial capitalino de Bani Heuat, según la agencia oficial Saba. Un total de cinco viviendas han quedado destruidas por el impacto de un proyectil, que al parecer iba dirigido contra el cercano aeropuerto internacional de Saná -en manos de los hutíes-, pero erró su trayectoria.

En Beni Heuat, los equipos de rescate trabajan sin descanso para sacar a las víctimas, entre las que hay mujeres y niños, de debajo de los escombros, según ha podido constatar Efe. La televisión Al Masira, del movimiento hutí, también ha informado de bombardeos contra el barrio Al Sabaha, en el oeste de la capital, y ha hecho un llamamiento a los médicos para que acudieran de urgencia a los hospitales y a los habitantes para que donaran sangre.

Marruecos ha anunciado su apoyo a la coalición, tras la petición del presidente yemení. En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de Marruecos informa de que "se ha decido aportar todo su apoyo político, informativo, logístico y militar a la coalición que apoya la legitimidad en Yemen".

El grupo chií rebelde yemení de los hutíes, también conocido como Ansar Allah, ha llamado al pueblo yemení la "yihad" contra la coalición árabe que participa en los bombardeos. "Llamamos a los hijos del gran pueblo yemení a levantar las armas, enviar combatientes fuertes a los cuarteles y responder al llamamiento para la yihad santa", ha dicho el grupo en un comunicado que fue leído en una multitudinaria manifestación celebrada en Saná.

Una fuente militar de Saada, próxima a los hutíes, ha señalado que, tras los bombardeos, combatientes del grupo chií han traspasado la frontera con Arabia Saudí y libran choques con las fuerzas saudíes que estaban desplegadas en Yabal al Dujan, en la región saudí limítrofe de Nayran.

Operación del Consejo de Cooperación del Golfo

Los bombardeos saudíes se han producido poco después de que este y otros países árabes como los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Catar, hayan decidido responder a la petición del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, de actuar militarmente para frenar el avance de los rebeldes hutíes.

"Nuestros países han decidido responder a la llamada de su excelencia el presidente de Yemen, Abd Rabbo Mansour Hadi, para proteger el país y su gente de las milicias hutíes", han explicado los países en un comunicado conjunto remitido por la agencia oficial de noticias saudí. El Consejo de Grandes Ulemas de Arabia Saudí ha dado su respaldo a la operación militar para "proteger al legítimo Gobierno y defender al pueblo yemení".

Vecinos de una zona de residencial cerca del aeropuerto de Sanaa en el lugar del impacto de los bombardeos de los países del Golfo. FOTO: REUTERS / Khaled Abdullah

Estados Unidos ha respaldado la operación, y el propio secretario de Estado, John Kerry ha mantenido una conferencia telefónica con sus homólogos del Consejo de Cooperación del Golfo en la que les ha transmitido la aportación de Washington suministro de información, asistencia en la elección de los objetivos y el apoyo logístico sobre objetivos hutíes", informa Afp. El Consejo Nacional de Seguridad (CNS) de EE.UU. ha confirmado en un comunicado que "el presidente (Barack) Obama autorizó la prestación de apoyo en materia de logística y de inteligencia a las operaciones militares llevadas a cabo por el CCG (Consejo de Cooperación del Golfo)".

Otros países e institución también han mostrado su apoyo a la operación de la coalición de CGG, entre ellos las Liga Árabe, Sudán, Turquía o Egipto. De hecho, cuatro fragatas militares de la Marina egipcia han partido este jueves hacia el Yemen, según ha confirmado un alto responsable del canal de Suez.

Mientras, la Unión Europea ha expresado su preocupación por los últimos acontecimientos. "Los últimos acontecimientos en Yemen han empeorado dramáticamente una situación ya frágil en el país, y pueden tener graves consecuencias para la región", ha señalado en un comunicado la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini. "Estoy convencida de que la acción militar no es una solución", ha añadido.

Llamada a la "yihad" contra la coalición árabe y Pakistán

El máximo líder del movimiento chií yemení de los hutíes, Abdel Malek al Huti, ha acusado este jueves a Arabia Saudí de cumplir la voluntad de Estados Unidos y el deseo de Israel de atacar a su movimiento, según informa la agencia EFE. En sus primeras declaraciones tras la ofensiva lanzada ayer por Arabia Saudí contra posiciones de las milicias, Al Huti ha dicho que los bombardeos aéreos "revelan la soberbia de Arabia Saudí y su mezquindad".

En un discurso, difundido por el canal de televisión Al Masira, el dirigente del grupo chií acusó a Arabia Saudí y a los países que la apoyan de ser "herramientas baratas y sucias" en manos de Estados Unidos e Israel.
"Los bombardeos son un ataque contra el pueblo yemení", dijo Al Huti, quien calificó la operación militar contra su posiciones de "agresión criminal injusta" e "injustificada". Además, denunció que Arabia Saudí no respeta los derechos del Yemen, que según Al Hutí "nunca ha supuesto un peligro para sus vecinos".

Asimismo, ha tachado a Riad de ser el "cuerno de Satanás" que ejerce su influencia "malvada" sobre la región. Al Huti ha indicado que el objetivo de la operación militar es "la invasión y la ocupación del Yemen", aunque ha destacado también que el "pueblo yemení no va a ser una presa fácil".

Este jueves, el grupo chií rebelde de los hutíes, también conocido como Ansar Alá, ha hecho un llamamiento al pueblo yemení a la "yihad" (guerra santa) contra la coalición integrada por nueve países árabes y Pakistán que participa en dicha ofensiva aérea. Alrededor de 200.000 personas, entre milicianos y seguidores de los hutíes se manifestaron este jueves en la capital yemení en protesta por la operación militar encabezada por Arabia Saudí, que pretende cortar la ofensiva de los rebeldes chiíes contra Adén, sede del Gobierno del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Los bombardeos se reanudan

Irak, Irán y Hizbulá condenan la ofensiva

El gobierno iraquí ha expresado su "preocupación" por la intervención militar. En un comunicado, el ministro de Asuntos Exteriores de Irak ha rechazado el uso de la fuerza que "conduce a complicar la situación".

Por su parte, Irán ha considerado que la ofensiva ataca la soberanía yemení”. "Los ataques aéreos liderados por Arabia Saudí deben parar inmediatamente y van contra la soberanía de Yemen ... Haremos todos los esfuerzos a controlar la crisis en Yemen ", ha señalado el ministro de Exteriores de Irán Mohammad Javad Zarif.

El grupo libanés chií Hizbulá se ha sumado a la condena calificando el ataque de "agresión injusta" que lleva a incrementar la tensión en la zona y ha hecho un llamamiento a Arabia Saudí y sus aliados para que detengan la ofensiva. "Carece de justificación legal o legitima", ha declarado Hizbulá en un comunicado. "La agresion responde a intereses americanos y es un gran favor para el emenigo sionista", añaden en referencia a Israel.

La crisis de Yemen

El Yemen está sumido en un profundo conflicto político, agravado desde que Hadi se retractara el mes pasado desde Adén de su dimisión y anunciara que continuaba siendo el presidente legítimo del país, en oposición a lo dictado por los hutíes.

El grupo chií, que controla prácticamente todo el territorio yemení, se situó este martes a las puertas de la ciudad meridional de Adén, sede del Gobierno de Hadi. 

Lahech, Adén y Al Dalea forman parte de lo que fue el Yemen del Sur -unido a Yemen del Norte desde 1990- y apoyan a Hadi, que procede de esa zona meridional, frente al dominio del movimiento chií, que tiene sus bastiones en el norte del país. En Adén, objetivo final de la ofensiva hutíestableció Hadi su base y la de su Gobierno el pasado 21 de febrero, cuando el mandatario huyó de Saná tras la toma del poder por parte del movimiento chií.

Noticias

anterior siguiente