Enlaces accesibilidad

Kerry asegura que las seis potencias que negocian con Irán están unidas en su "objetivo y enfoque"

  • Kerry dice que ha llegado la hora de las decisiones en relación a un acuerdo
  • Se ha reunido con sus homólogos de Francia, Reino Unido y Alemania
  • Rusia anuncia que la próxima negociación con Irán comenzará el 26 de marzo

Por
El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry, durante su discurso en Suiza.
El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry, durante su discurso en Suiza. AFP AFP

Las seis potencias que negocian con Irán una serie de restricciones a su programa nuclear, a cambio del alivio de las sanciones económicas que sufre, están unidas en su "objetivo, enfoque y determinación", ha asegurado este sábado el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry.

El secretario de Estado ha viajado esta tarde a Londres, donde se ha reunido con los ministros de Exteriores de Francia, Reino Unido y Alemania para "compartir ideas sobre cómo resolver los temas que bloquean" llegar a un acuerdo final. Al encuentro también ha asistido la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini.

Kerry ha agregado que lo mismo hizo anoche en conversaciones telefónicas que sostuvo con los ministros de Asuntos Exteriores de Rusia y de China, los otros dos países que completan el grupo de países que negocia con Teherán.

"Hablé con los ministros Lavrov y Yi, y quiero subrayar que ésta es una negociación del G-5 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad) más uno (Alemania) y que estamos unidos", ha comentado.

"Es el momento de las decisiones"

En una nota tras la reunión los diplomáticos han explicado que "ha llegado la hora de que Irán, en particular, tome decisiones difíciles. Nuestros negociadores, junto con los de China y Rusia, retomarán las reuniones con Irán la próxima semana en Lausana (Suiza)".

El quinteto también ha reafirmado su "compromiso para hallar una solución" que garantice que el "programa nuclear de Irán es exclusivamente pacífico".

Kerry ha pasado toda la semana en Lausana en innumerables reuniones con su contraparte iraní, Mohamad Yavad Zarif, en unas negociaciones que todas las partes han coincidido en que son determinantes y de las que debería salir un acuerdo nuclear integral y de largo plazo con Irán.

La única alternativa es el fracaso de un proceso diplomático que empezó hace dos años y medio, y que a finales de 2013 permitió llegar a un acuerdo provisional que congeló el avance del programa nuclear de Irán, mientras se negociaba un arreglo definitivo.

Kerry ha confirmado que en los últimos seis días hubo "progresos substanciales hacia el objetivo fundamental", que es que un acuerdo que garantice los fines pacíficos del programa nuclear iraní.

Sin embargo, el secretario de Estadha aceptado enseguida que persisten "importantes brechas" entre la posiciones de unos y otros.

Kerry ha confirmado que se está en la recta final de unas negociaciones en las que "se ponen en juego cosas muy importantes con asuntos muy

La próxima negociación será el 26 de marzo

Para entrar lo que debería ser la fase culminante de estas negociaciones, todas las partes involucradas volverán a reunirse en Lausana a partir del próximo día 26, según cha confirmado este sábado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, en un comunicado fechado en Lausana.

"Queremos un acuerdo bueno, que haga al mundo más seguro y la mejor manera de conseguirlo es a través de un acuerdo duradero e integral que todas las partes cumplan", recalcó Kerry.

Asimismo, ha referido que los temas centrales que deben formar parte del acuerdo deben estar resueltos para finales de este mes, lo que daría tiempo para completar todos los anexos técnicos necesarios y proceder a una firma oficial a más tardar el 30 de junio, cuando vence el plazo final.

El jefe de la diplomacia estadounidense ha subrayado que el cumplimiento del acuerdo "no dependerá de la confianza, sino de verificaciones que nos permitan conocer y comprender lo que está pasando" con el desarrollo nuclear iraní.

Los temas pendientes pueden resolverse

Desde Teherán, el presidente de Irán, Hasan Rohaní, ha enviado una señal de que un acuerdo está al alcance de las manos al afirmar que el progreso registrado esta semana permite pensar que los temas pendientes pueden resolverse.

"En esta ronda de conversaciones, surgieron puntos de vista convergentes en algunas áreas donde había diferencias de opinión, lo que puede ser la base del acuerdo final", ha declarado a la agencia de prensa IRNA.

Rohaní ha considerado que es normal que "no todas las partes estén satisfechas al 100 por ciento". 

Noticias

anterior siguiente