Anterior Fernando Aramburu y Fermín Herrero, Premios de la Crítica 2016 Siguiente Francia elige a su presidente en unos comicios inciertos que marcarán el futuro de Europa Arriba Ir arriba
La Universidad de Málaga suspende cautelarmente de empleo y sueldo a Íñigo Errejón

La Universidad de Málaga suspende cautelarmente de empleo y sueldo a Íñigo Errejón

  • La institución abre un expediente disciplinario al dirigente de Podemos

  • Errejón asegura que la universidad solo le reprocha un "error administrativo"

  • Su contrato de investigador es de 40 horas semanales por 1.825 euros al mes

|

La Universidad de Málaga ha suspendido provisionalmente de empleo y sueldo al secretario de Política de PodemosÍñigo Errejón, contratado como investigador para un proyecto sobre vivienda en Andalucía. La institución académica ha acordado, además, abrirle un expediente disciplinario a él y al director del proyecto, Alberto Montero, dirigente también del partido dPablo Iglesias.

La resolución de la Universidad malagueña (UMA), a la que ha tenido acceso Efe y Europa Press, se deriva del expediente informativo que abrió la institución académica el pasado 21 de noviembre para comprobar si Errejón incumplió sus obligaciones laborales y si vulneró la Ley de Incompatibilidades.

El contrato estipulaba que debía estar 40 horas semanales trabajando en la Universidad por 1.824 euros brutos al mes.

Según fuentes cercanas a la investigación citadas por Europa Press, la UMA ha abierto expediente disciplinario a Errejón ante la existencia de indicios de incumplimiento de las condiciones del contrato y a Montero en virtud de su obligación de controlar el cumplimiento de esa tarea.

La apertura del expediente disciplinario persigue esclarecer los hechos denunciados y la determinación del alcance de los mismos. Una vez que se escuche al responsable de la Secretaría Política de Podemos y al profesor colaborador de la UMA, si se demuestran, se adoptarán las correspondientes sanciones

Errejón tiene tiene 10 días para presentar alegaciones contra la resolución de la UMA de suspensión de empleo y sueldo. En el caso de la incoación del expediente disciplinario, el responsable de la Secretaría Política de Podemos y el profesor colaborador de la UMA disponen de un mes para presentar un recurso de reposición ante la rectora o bien ante la vía contencioso-administrativa.

Errejón defiende que solo ha habido un "error administrativo"

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, que dejó el proyecto después de que saltara la polémica, ha defendido este jueves que la Universidad de Málaga solo le reprocha un "error administrativo" por no dejar constancia por escrito de que habría parte de su investigación que no desarrollaría de forma presencial.

"En el país de Rato, Bankia y Bárcenas, resulta que faltaba un papel donde se comunicara que iba a prestar otros servicios" ha añadido el dirigente de Podemos, que ha criticado las "presiones" y los "ataques personales" que sufre su partido.

Por su parte, el profesor Alberto Montero, tutor en Errejón en la investigación, ha confiado en que la UMA haya abierto con "buen criterio" el expediente disciplinario a ambos y que lo concluya "con el mismo criterio".

Montero sospecha que "todo responde a algún error en el proceso administrativo, no creo que sea por nada más" y también ha insistido en que detrás de la polémica "hay una reacción para tratar de neutralizar a Podemos".

El expediente informativo se abrió en su día en relación con el cumplimiento del contrato laboral suscrito por Errejón con cargo al contrato de servicios suscrito por la Universidad con la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, dependiente de la Consejería de Fomento y Vivienda, para el proyecto investigador.

Ese proyecto de I+D+i se denomina "La vivienda en Andalucía: diagnóstico, análisis y propuestas de políticas públicas para la desmercantilización de la vivienda", Montero solicitó su elaboración en una convocatoria de la Consejería y le fue concedida.

Una plaza a la que solo concurrió Errejón

El proyecto preveía contratar un investigador externo y la Universidad de Málaga lo hizo a través de una convocatoria pública, para lo que fijó un perfil que exigía -entre otros requisitos- ser doctor en Ciencias Políticas y a la que únicamente concurrió Íñigo Errejón, que ganó el contrato en marzo pasado.

Alberto Montero presentó ante la Consejería de Fomento, financiadora del proyecto, informes periódicos trimestrales de los resultados y en septiembre comunicó a la Universidad que Errejón no podría seguir desempeñando su labor como contratado, por lo que solicitó que se volviera a convocar su plaza.

La Universidad malagueña lo hizo el 8 de octubre en una convocatoria hasta el 22 de octubre, pero no concurrió nadie.

La presidenta de la Junta andaluza, Susana Díaz, llegó a asegurar en su día que Errejón tendrá que devolver el dinero que ha recibido para una tarea de investigación "si no ha trabajado o actuado correctamente".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente