Anterior Agreden al líder de Imagina Podemos en Castilla-La Mancha por "defender" a una compañera Siguiente Israel instala más cámaras en la mezquita de Al Aqsa tras dos jornadas de violentos disturbios Arriba Ir arriba
 Bolsas de plástico de colores.
Bolsas de plástico de colores. Getty Images/iStockphoto Getty Images

La UE llega a un principio de acuerdo para reducir un 80% el uso de bolsas de plástico en 10 años

  • Se propone que cada ciudadano use 40 bolsas al año en 2025

  • A partir de 2018 se cobrarían todas las bolsas en la UE

  • Las bolsas para llevar frutas y verduras, más finas, quedarían excluidas

|

El Parlamento Europeo y el Consejo han llegado a un principio de acuerdo para que los Estados miembros tomen medidas para reducir en un 80% el uso de bolsas de plástico de aquí a finales de 2025, concretamente que cada ciudadano llegue a consumir 40 bolsas al año.

La Comisión Europea, a pesar de no estar satisfecha con la futura norma, ha comentado que no bloqueará su aprobación por parte de los 28 países de la UE el próximo viernes.

El acuerdo establece la obligación para los Estados miembros de tomar medidas específicas con las que asegurar que disminuye el consumo de bolsas de plástico ligeras, es decir, cuyo espesor no supera las 50 micras. Asimismo se ha propuesto que de ahora a finales de 2019 se reduzca el uso de bolsas en un 50%, es decir, hasta 90 bolsas al año  por ciudadano.

Los Estados, no obstante, podrán elegir una medida alternativa a estos porcentajes de reducción y actuar para que cuando llegue el 31 de diciembre de 2018 no se ofrezca de manera gratuita ninguna bolsa de plástico de esta categoría, sino que se fijen precios obligatorios, como ya ocurre en muchos comercios europeos.

Se propone que todas las bolsas de plástico sean de pago en 2018

Además, cada Estado miembro podrá eximir de la obligación, ya sea limitación del consumo o fijación de precio, para aquellas bolsas cuyo espesor no supere los 15 micras, un tipo habitualmente utilizado, por ejemplo, para las frutas y verduras.

Norma poco flexible

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, el socialista holandés Frans Timmermans, ha dicho en una rueda de prensa que Bruselas "respeta" el acuerdo logrado y celebra que permita "luchar contra la contaminación".

Pero también ha advertido de que "reduce la flexibilidad" que planteaba el Ejecutivo comunitario en las negociaciones, lo que, a su juicio, complicará la trasposición de la norma a las legislaciones nacionales.

Fuentes consultadas han explicado que la Comisión Europea no era partidaria de establecer "objetivos con cifras" para las reducciones, ya que considera que no hay información suficiente en la que basarse para fijar tales objetivos.

Por su parte, una de las eurodiputadas que han liderado la negociación, la danesa de Los Verdes Margrete Auken, ha aplaudido el pronunciamiento de Tiemmermans, porque entiende que el Ejecutivo comunitario "no bloqueará" la norma, que introduce "medidas ambiciosas para frenar el sobreconsumo de bolsas de plástico".

Aprobación cercana

En cualquier caso, para que la norma prospere debe conseguir aún el apoyo "por unanimidad" de los 28 y también el visto bueno de la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo.

El primer paso se dará este viernes, cuando los embajadores de los Estados miembros ante la UE voten el acuerdo y se vea si supera las reservas iniciales de países como Reino Unido.

Si lo consigue, la comisión europarlamentaria de Medio Ambiente votará la semana próxima a la espera de que el Parlamento y el próximo consejo de ministros europeos de Medio Ambiente ratifiquen la norma. Este último se reunirá el próximo 17 de diciembre de 2014.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente