Anterior María José Carrascosa regresa a España tras pasar nueve años en prisión en Estados Unidos Siguiente Los terroristas compraron clavos para "usar como metralla" y 500 litros de acetona para hacer bombas Arriba Ir arriba
 Uno de los paneles solares transparentes capaces de producir electricidad a partir de la energía solar.
Uno de los paneles solares transparentes capaces de producir electricidad a partir de la energía solar. Michigan State University

Ventanas que producen electricidad con paneles solares transparentes

  • A diferencia de los paneles solares no bloquean el paso de luz visible

  • Se pueden aplicar en las ventanas de los edificios y de los vehículos

  • Colocados en la pantalla del móvil proporcionan carga eléctrica a la batería

|

Varias instituciones y compañías trabajan en el desarrollo de paneles solares transparentes capaces de producir electricidad a partir de la energía solar, pero sin bloquear el paso de la luz visible.

Las ventajas de disponer de paneles solares transparentes son evidentes: por ejemplo, permiten que todo el vidrio en la fachada de un edificio o las ventanillas de un vehículo se conviertan en una fuente de electricidad limpia.

También su aplicación en teléfonos y dispositivos móviles contribuye al suministro de energía necesario para que las baterías de estos se mantengan cargadas.

Móviles que se cargan a través de la pantalla

Según afirma la compañía francesa SunPartner, colocando una de estas láminas transparente entre las capas de vidrio que forman la pantalla de un teléfono móvil, proporcionaría un 50% más de carga de batería siendo un añadido invisible para el usuario.

De momento, sin embargo, la eficiencia de este tipo de paneles solares es limitado y su coste es alto, aunque en este sentido se producen mejoras constantes. Básicamente un dispositivo móvil provisto de este tipo de panel estaría en carga permanentemente, siempre y cuando esté expuesto a la luz, por ejemplo durante su uso o cuando se deja sobre la mesa.

Edificios que producen electricidad

El planteamiento que desarrollan investigadores de la Universidad de Michigan es similar al anterior pero aplicado a una escala mucho mayor, que ambiciona convertir las fachadas de los edificios -y las ventanas de las viviendas- en fuentes de electricidad generada a partir de la energía recibida del sol.

El aspecto y las propiedades de estas ventanas son iguales a las convencionales que se utilizan actualmente en los recubrimientos de los edificios y a las de los cristales instalados en los vehículos. En ambos ejemplos los cristales disponen de un tratamiento que reduce la cantidad de rayos que lo atraviesan para reducir la temperatura del interior.

En el caso de estos vidrios su tratamiento no bloquea la luz visible, haciendo que resulten transparente a simple vista. Pero en realidad funcionan como un concentrador que capta parte de la energía recibida, las correspondientes a las frecuencias más próximas al espectro infrarrojo, y la redirije hacia lo laterales de la ventana.

Unas tiras de células fotovoltaicas situadas en los laterales, ocultas en el marco de la ventana, son las que producen las electricidad.

Eficiencia limitada

Por ahora este tipo de desarrollos tienen dos grandes desafíos: la eficiencia asociada, la capacidad de producir electricidad en proporción a la cantidad de energía solar recibida, y el coste.

La eficiencia de estos paneles transparentes es actualmente del 1%. En un panel solar convencional la eficiencia ronda el 20%.

Sin embargo los investigadores confían de que es posible alcanzar una eficiencia del 5% optimizando el desarrollo final. También aseguran que el coste final se reducirá cuando los paneles transparente se empiecen a producir de forma masiva.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente