Enlaces accesibilidad

Obama anuncia ataques aéreos en Siria contra el EI y el envío de armas a la oposición moderada

  • El presidente de EE.UU. descarta el despliegue de tropas terrestres
  • Enviará 475 militares más para asesorar a las fuerzas iraquíes y kurdas
  • EE.UU. liderará una "amplia coalición" de países para "destruir" el EI

Por
La estrategia de Obama contra el EI incluye bombardeos aéreos en Irak y armar a la oposición siria

El presidente de Estados UnidosBarack Obama, ha anunciado una campaña "firme" y "sin descanso" contra el Estado Islámico (EI), con ataques a los miembros del grupo terrorista "dondequiera que estén", tanto en Irak como en Siria.

"Perseguiremos a los terroristas que amenazan a nuestro país dondequiera que estén. Eso significa que no dudaré en actuar contra el EI en Siria, así como en Irak", ha señalado Obama en un discurso a la nación este miércoles, en la víspera del aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La estrategia de Obama se resume en cuatro puntos: bombardeos aéreos contra el EI tanto en Irak como en Siria, apoyo militar y logística a las fuerzas que combaten a los yihadistas en el terreno, operaciones contraterroristas para cortar la financiación y el reclutamiento de combatientes y asistencia humanitaria a los civiles.

El presidente ha explicado que el plan no incluirá el despliegue de tropas estadounidenses y que Washington no estará solo sino que liderará una "amplia coalición" de países para "reducir" y "destruir" al EI mediante una estrategia antiterrorista "exhaustiva" y "sostenida".

Entrenar y armar a la oposición siria

Obama ha pedido también al Congreso que le conceda la autoridad necesaria para entrenar y equipar a elementos moderados de la oposición siria con el fin de convertirla en "el mejor contrapeso" a los yihadistas del EI.

El presidente ha descartado sin embargo cualquier apoyo o colaboración con el presidente sirio, Bachar Al Asad. "No podemos confiar en el gobierno de Asad", ha declarado.

Y es que n año después de planear una operación militar contra Asad -que se vio obligado a frustrar en el último momento- el presidente estadounidense decide ahora atacar al principal grupo que amenaza al presidente sirio en el país en una estrategia que podría inclinar la guerra a favor de Damasco.

475 militares estadounidenses más en Irak

En Irak, EE.UU. desplegará 475 militares más para entrenar, asesorar y equipar a las fuerzas iraquíes y kurdas junto al millar de efectivos que ya se encuentran en el país.

La estrategia pretende ser más parecida a la llevada a cabo en países como Yemen y Somalia, donde Estados Unidos ha lanzado ataques selectivos con aviones no tripulados durante años. Obama ha explicado también que su aviación ha llevado a cabo 150 ataques con éxito contra el EI.

No obstante, Obama ha reconocido que los estadounidenses no pueden hacer "lo que los iraquíes tienen que hacer por sí mismos" y ha depositado su confianza en el nuevo Gobierno.

El plan de Obama pretende dedicar además más recursos al contraterrorismo, para frenar la financiación del grupo y cortar el flujo de combatientes yihadistas de Occidente hasta la región. La ayuda humanitaria, tanto de EE.UU. como de sus países aliados, seguirá llegando a quienes lo necesitan.

Ni Estado, ni Islámico

En su discurso, Obama ha hecho especial hincapié en referirse al grupo como ISIS, siglas que (en inglés) abrevian el nombre de Estado Islámico de Irak y Levante, al que ha caracterizado ante todo como un grupo terrorista. 

"Se trata de una organización terrorista que lo que ha hecho ha sido capturar, matar y esclavizar a personas", llevándose por el camino la vida de dos periodistas estadounidenses.

El ISIS no es islámico

"ISIS no es islámico", ha explicado el presidente, alegando que "ninguna religión perdona la matanza de personas". Y "tampoco es un Estado", ya que "no está reconocido por ningún Gobierno". 

El grupo yihadista se ha hecho con una franja de territorio en Irak y Siria y en las últimas semanas ha ejecutado a dos periodistas estadounidenses. El Gobierno iraquí y organizaciones internacionales de derechos humanos le acusan de perseguir a las minorías religiosas y étnicas de las zonas bajo su control.

Coalición internacional, pero sin un papel claro

Durante su discurso, el presidente de EE.UU. no ha especificado cuál será el papel de cada país en la coalición internacional forjada la semana pasada, en el marco de la cumbre de la OTAN. 

Tanto el secretario de Estado, John Kerry, como el propio Obama, mantendrán reuniones con el resto de mandatarios para definirlos. Una de estas reuniones tendrá lugar dentro de dos semanas en la sede de la Asamblea General de la ONU.

Los países que hasta el momento han comprometido su participación en dicha coalición son Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Dinamarca, Turquía, Polonia, Canadá y Australia.

Noticias

anterior siguiente