Enlaces accesibilidad

El OIEA certifica que Irán cumple las primeras fases del acuerdo nuclear

  • Teherán adopta la transparencia acordada con la comunidad internacional
  • Ha reducido en más del 80% sus reservas de material atómico sensible
  • Con todo, la agencia sigue preocupada por posibles actividades sin revelar

Por

Irán ha cumplido con todas las medidas de transparencia acordadas con la ONU este año, además de reducir en más del 80 % sus reservas de materia nuclear más sensible, ha indicado el OIEA, la agencia nuclear de Naciones Unidas.

El documento emitido este viernes y difundido por varias agencias internacionales, destaca que la aplicación de esas siete medidas ha ayudado a tener "un mejor conocimiento del programa nuclear iraní" y se trata de la primera gran evaluación del acuerdo de Teherán con la comunidad internacional.

En febrero pasado, el Organismo Internacional de la Energía Atómica pactó con Irán siete pasos prácticos que debían de darse antes del pasado 15 de mayo para tratar de dar respuesta a cuestiones pendiente sobre el polémico programa nuclear de la República Islámica.

Esta cooperación está destinada a calmar la inquietud que genera en la comunidad internacional, que teme que tenga una finalidad militar, algo que Teherán ha negado repetidamente.

Según el informe, Irán también ha entregado información al OIEA sobre las alegaciones de que en el pasado hizo experimentos con explosivos de alta potencia, necesarios para desencadenar una detonación nuclear. Esos datos están siendo analizados por los expertos de Naciones Unidas, precisa el documento sin dar detalles.

Primeros datos desde 2008

En todo caso, el OIEA asegura que es la primera vez que Teherán entrega información sobre este asunto desde el año 2008, informa Efe.

En ese sentido, solicita a Irán seguir cooperando y permitir a los inspectores internacionales acceder a centros, como la base militar de Parchin, para despejar las dudas restantes. Por contra, en este informe ya se ha inspeccionado el reactor de agua pesada que se construye en Arak, y que una vez operativo generará plutonio (un material que también puede tener un doble uso, civil y militar).

Con todo, "la agencia está preocupada por la posible existencia en Irán de actividades nucleares sin revelar (...) incluidas actividades relacionadas con el desarrollo de una carga nuclear para un misil", señala el informe citado por Efe.

Por otra parte, Irán ha reducido también en más de un 80% sus reservas nucleares más sensibles --las de uranio enriquecido al 20%-- en aplicación de un pacto histórico alcanzado con las grandes potencias el pasado noviembre, indica el documento.

Irán en los últimos cuatro meses ha diluido o convertido en óxido, que sirve como combustible para reactores, más de 170 kilos de uranio enriquecido al 20%, de los 209 kilos que poseía cuando el acuerdo con las potencias. El uranio necesario para alimentar una bomba atómica requiere de una pureza del 90%.

El OIEA tiene el papel de verificar que Irán cumple con el acuerdo entre Irán y el denominado grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania).

Noticias

anterior siguiente