Enlaces accesibilidad

EE.UU. e Irán aplauden el acuerdo 'antinuclear' que Israel califica de "error histórico"

  • Obama advierte a Irán que si no cumple "completamente" revocará las ayudas
  • Netanyahu: "Hoy el mundo se ha convertido en un lugar mucho más peligroso"
  • Rohaní destaca que el derecho a enriquecer uranio de Irán ha sido reconocido

Por
Reacciones al acuerdo sobre el programa nuclear iraní

Cuatro días después de retomar las negociaciones, las potencias e Irán han logrado un acuerdo preliminar en Ginebra sobre el programa nuclear de Teherán. Los países del G5+1 creen que es un paso positivo hacia la paz, mientras Israel rechaza lo firmado y lo considera un "error histórico".

Nada más conocerse la noticia del pacto para impedir que Irán logre construir una bomba atómica, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha asegurado que este es un "gran acuerdo" que "hace el mundo más seguro".

Obama ha confirmado que el pacto alcanzado congelará durante los próximos seis meses el programa nuclear de Irán con el objetivo de que éste sea "completa y exclusivamente para objetivos pacíficos".

"Por primera vez en casi una década, hemos frenado el avance del programa nuclear iraní" y las partes clave del programa se verán aplicadas, dijo el mandatario en una intervención ad hoc desde la Casa Blanca.

El presidente estadounidense advirtió que, si Irán no cumple "completamente" sus compromisos durante esta fase de seis meses, Estados Unidos revocará las ayudas que le han sido concedidas para paliar las consecuencias económicas de las sanciones que le han ido siendo impuestas durante los últimos años.

Israel considera el pacto "peligroso"

Obama ha reconocido que Israel y sus aliados del Golfo "tienen buenas razones para ser escépticos sobre las intenciones de Irán" pese al acuerdo alcanzado.

De hecho, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha expresado su más enérgico rechazo y ha descrito el pacto como "un error histórico".

"Lo que se acordado en Ginebra no es un acuerdo histórico sino un error histórico (...) Hoy el mundo se ha convertido en un lugar mucho más peligroso", ha matizado Netanyahu al comenzar la reunión semanal con su Consejo de Ministros.

Poco antes, el ministro de Industria israelí, Naftalí Bennet, ha afirmado: "Si dentro de cinco años estalla una maleta nuclear en Nueva York o Madrid será por el acuerdo firmado hoy".

Para el ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigor Lieberman, Irán "ha recibido un premio" y la consecuencia del acuerdo alcanzado en Ginebra es "una carrera armamentista".

Un "exito" para Iran

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, califica de "éxito" el pacto alcanzado con el Grupo 5+1. "El éxito nuclear se debe a la bendición de Alá, la guía del líder (supremo, ayatolá Alí Jameneí) y el apoyo del pueblo", ha señalado Rohaní en una carta enviada a la máxima autoridad del Estado.

Jameneí le ha felicitado en otra carta en la que afirma que corresponde "el aprecio y el agradecimiento al equipo negociador nuclear y a otros responsables" que han intervenido para lograr el histórico acuerdo. El líder supremo atribuyó a "la generosidad de Alá, al rezo y al apoyo del pueblo de Irán" un acuerdo que calificó de "éxito".

Hasán Rohaní ha destacado que el derecho a enriquecer uranio ha sido "reconocido por el mundo" y que el enriquecimiento continuará "como en el pasado", tras el pacto alcanzado esta madrugada en Ginebra.

"El enriquecimiento continuará como en el pasado. (Las instalaciones nucleares de) Natanz, Fordo, Arak e Isfahán continuarán sus actividades", ha asegurado.

Rusia: "Ganancia para todos"

"Ha sido un largo y complejo trabajo, pero a fin de cuentas ha prevalecido el sentido común. El resultado de Ginebra es ganancia para todos", se afirma en una declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores rusa publicada en su página web.

La cancillería rusa destaca que solución hallada en Ginebra influirá positivamente en la situación en Oriente Medio y, en particular, ayudará a "superar la peligrosa tendencia de los últimos años, cuando se intentó resolver por la fuerza situaciones conflictivas y de crisis en Oriente Medio".

Según Moscú, el acuerdo de Ginebra fortalecerá las bases de un "sistema de relaciones internacionales justo y equilibrado, en el cual no debe haber lugar para la presión y el dictado".

Francia: "En la buena dirección"

El presidente francés, François Hollande, lo califica de "paso importante en la buena dirección". Opina que "el acuerdo alcanzado respeta las exigencias interpuestas por Francia en materia de stocks y de enriquecimiento de uranio, de la suspensión de la puesta en servicio de nuevas instalaciones, de control internacional".

"Constituye una etapa hacia el fin del programa militar nuclear iraní y, por lo tanto, hacia una normalización de nuestras relaciones con Irán", agrega el presidente, que asegura que "Francia continuará movilizándose para llegar a un acuerdo final sobre este asunto".

Reino Unido: "Bueno para el mundo entero"

El primer ministro británico, David Cameron, asegura que el acuerdo deja a Irán "más lejos de obtener armas nucleares".

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, opina que el pacto "demuestra que es posible trabajar con Irán".

En su cuenta oficial de Twitter, Hague, uno de los firmantes de Ginebra de esta madrugada, señala que las negociaciones fueron "concienzudas" y que ahora comienza "el duro trabajo de aplicar y construir el acuerdo".

"El acuerdo con Irán es bueno para el mundo entero, incluidos los países de Oriente Medio y los propios habitantes de Irán", consideró el jefe de la diplomacia británica en sus comentarios esta madrugada.

Europa pide seguir trabajando

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha calificado de "paso decisivo para la seguridad global y la estabilidad" el acuerdo.

Barroso ha felicitado en un comunicado a la alta representante de la Unión Europea y vicepresidenta de la CE, Catherine Ashton, por el pacto, "que es el resultado de su compromiso incansable y dedicación al tema en los últimos cuatro años".

Además, consideró que "es también el resultado de la política europea de doble vía" y un testimonio del compromiso de los Veintiocho "con la estabilidad regional y global".

El presidente del Ejecutivo comunitario añadió que "ahora es importante que todas las partes continúen cooperando con un espíritu constructivo en la puesta en marcha del acuerdo, para que se puedan ofrecer unas garantías claras a la comunidad internacional de la naturaleza pacífica y civil del programa nuclear iraní y una cooperación plena con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA)".

"Punto de inflexión" para Alemania

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, consideró en Ginebra que el acuerdo con Irán dado a conocer hoy supone "un punto de inflexión" en las relaciones con Teherán.

"Después de diez años de negociaciones, también de estancamientos y confrontación, hemos alcanzado hoy por primera vez un acuerdo político sobre los primeros pasos substanciales", se congratuló el político Westerwelle.

Con el acuerdo, Irán tendrá acceso a 4.200 millones de dólares en divisas a cambio de congelar todo su programa nuclear durante seis meses, y sólo podrá enriquecer uranio por debajo del 5%.

OIEA: "Importante paso adelante"

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ve el acuerdo como "un importante paso adelante" y verificará su cumplimiento.

"El OIEA da la bienvenida al acuerdo alcanzado en Ginebra, que es otro importante paso adelante tras el acuerdo alcanzado entre el Organismo e Irán el 11 de noviembre en Teherán", ha asegurado el director general de la agencia nuclear de la ONU, el japonés Yukiya Amano.

"Con el visto bueno de la Junta de Gobernadores del OIEA, el Organismo está preparado para cumplir con su papel en la verificación de la aplicación de las medidas nucleares relacionadas", agrega Amano en un comunicado.

Noticias

anterior siguiente