Enlaces accesibilidad

Las potencias retoman las negociaciones con Irán para buscar un acuerdo preliminar de seis meses

  • Han mantenido una reunión preparatoria para la segunda ronda
  • El acuerdo preliminar serviría para seguir negociando

Por
COMIENZAN LAS NUEVAS NEGOCIACIONES ENTRE IRÁN Y LAS POTENCIAS OCCIDENTALES
Vista panorámica de la primera reunión plenaria de la nueva ronda negociadora mantenida entre los representantes de Irán y de las seis potencias occidentales EFE EFE/Salvatore Di Nolfi

Las potencias que negocian con Irán un acuerdo para garantizar los fines pacíficos de su programa nuclear tienen el objetivo de alcanzar un acuerdo preliminar de seis meses, tiempo durante el que se continuaría negociando un acuerdo integral de largo plazo. La reunión preliminar al inicio de la segunda ronda de negociaciones, ha durado poco más de 10 minutos. Mientras Rusia se ha mostrado optimista, para Washington alcanzar un acuerdo es posible, pero "muy difícil".

Un alto funcionario de la diplomacia de Estados Unidos, que participa con Rusia, Reino Unido, Francia, China y Alemania en las negociaciones con Irán, que se han reanudado este miércoles en Ginebra ha asegurado a Efe que la intención en esta nueva ronda es buscar un acuerdo preliminar de seis meses, tras el cual se seguirá negociando.

La última ronda de contactos en Ginebra, que finalizó el 10 de noviembre y a la que asistieron los ministros de Exteriores de las grandes potencias, concluyó cuando un acuerdo parecía inminente, aunque finalmente quedaron flecos sueltos que se espera que sean resueltos en esta cita. La negociación iniciada este miércoles, encaminada a determinar la agenda para el inicio de una nueva ronda, apenas sí ha durado 10 minutos.

Pesimismo de Washington

Sin embargo, el alto funcionario del Gobierno de EE.UU. se ha mostrado pesimista sobre la expectativa de alcanzar algún tipo de acuerdo en esta segunda ronda retomada en Ginebra. "Creo que podemos hacerlo… tendremos que ver, porque es difícil. Es muy duro", ha comentado el funcionario a la agencia Reuters a la salida de la reunión que se ha mantenido este miércoles en Ginebra. La fuente también ha manifestado que Washington se mostrará muy “energico” en el cumplimiento de las consideraciones que se alcancen, si se llegan a alcanzar.

Por su parte, Irán considera que el alivio de las sanciones económicas que se contempla para el país, si se alcanza un acuerdo para garantizar los fines pacíficos de su programa nuclear, es "bastante pequeño", según ha asegurado el diplomático estadounidense. Se trata de medidas que "no menoscabarán la arquitectura de nuestras sanciones, que deben mantenerse hasta que se alcance un acuerdo integral", ha justificado el diplomático.

Así mismo, ha asegurado que el levantamiento parcial de las sanciones pueda provocar el retorno acelerado de inversores o agentes económicos a Irán, ya que el acuerdo preliminar que se busca es temporal y un preámbulo a un acuerdo integral de largo plazo.

Más optimista se ha mostrado el Gobierno ruso de Vladimir Putin. En un comunicado del propio presidente, Putin ha manifestado que “esperaba que las negociaciones retomadas con Iran hoy en Ginebra produzcan resultados.” El presidente iraní, Hasán Rohaní, advirtió el lunes en conversación telefónica a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que "demandas excesivas" en el diálogo nuclear pueden dar al traste con la negociación.

Antes de que se iniciara la reunión, el presidente de Francia, François Hollande, pidió a Irán "respuestas" y no "provocaciones" para que Teherán consiga llegar a un acuerdo que garantice los fines pacíficos de su programa nuclear.  Hollande se ha pronunciado de este modo sobre unas declaraciones del líder supremo de Irán, ayatolá Alí Jameneí, que ha acusado a Francia de ser un "siervo de Israel" por impedir un acuerdo en la primera ronda de negociaciones.

Jamenei recuerda a su equipo negociador que "hay líneas rojas"

Las declaraciones del líder supremo y máxima autoridad del país, el ayatolá Alí Jameneí, se han producido en el marco de un discurso televisado durante esta mañana. Jameni ha vuelto a respaldar al equipo negociador nuclear, pero le ha recordado que hay "líneas rojas" que no se deben cruzar.

"Yo apoyo a mi gobierno y por otra parte insisto en que se establezcan los derechos del pueblo iraní, que son muy importantes, incluido el derecho nuclear", ha dicho el líder religioso en un acto público dirigido a voluntarios la milicia Basiyi en Teherán, según la agencia local iraní ISNA.

"Tienen la tarea de ejecutar el trabajo y no intervendré en los detalles de estas negociaciones", ha dicho Jameneí, aunque ha recordado que "hay algunas líneas rojas" y que el equipo negociador que encabeza el ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, "debe respetarlas", ha insistido el ayatolá.

Noticias

anterior siguiente