Enlaces accesibilidad

Rajoy pide "prudencia" a los líderes europeos tras las palabras de Monti y Sarkozy

  • El presidente del Gobierno recuerda que él no habla de otros países
  • Sarkozy ha reiterado el paralelismo entre España y Grecia
  • El gobierno italiano ha culpado a España de la subida de su prima

Por
Sarkozy vuelve a poner a España como contrapunto de sus reformas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido al primer ministro italiano, Mario Monti, y al jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, que tengan "prudencia" en sus declaraciones en plena campaña electoral sobre España y ha recordado que él "no habla de otros países".

Ante el grupo parlamentario popular, Rajoy ha recalcado que su Gobierno trabaja "para ayudar a la zona euro y esperamos de los demás lo mismo, que asuman sus responsabilidades y sean prudentes en sus afirmaciones".

El presidente español se refirió específicamente a las palabras pronuncias anoche por algún líder europeo, en referencia a Monti, que en su viaje de vuelta de El Cairo señaló directamente a España como culpable de la subida de la prima de riesgo de su país.

Según el Corriere della Sera, para Monti, en la subida de la prima de riesgo de Italia no hay motivos específicos italianos, sino que se está pagando, de rebote, la crisis española.

En la misma línea, el ministro de Desarrollado Económico italiano, Corrado Passera, ha declarado esta mañana que los dos elementos fundamentales que han pesado sobre el riesgo país de Italia "se llaman Alemania y España".

No es la primera vez que las palabras de Monti generan malestar en España. En marzo ya hizo unas declaraciones polémicas durante su participación en el encuentro económico de Cernobbio (norte de Italia), en las que aseguró que España estaba dando motivos de gran preocupación a Europa", ya que su situación económica podría provocar "un efecto contagio que podría extenderse por el continente".

Sarkozy compara a Grecia con España

Por su parte, esta mañana en una entrevista a la emisora de radio France Info, Sarkozy ha hecho un llamamiento a los electores para que se planteen si "lo que sucede en Grecia o en España podría ocurrir en Francia", y él mismo se ha respondido criticando a la vez a su principal rival y favorito en las encuestas, el candidato del Partido Socialista Francés (PSF), François Hollande.

"Si no hubiéramos hecho las reformas que hemos hecho, en particular las de las pensiones, si volvemos a gastar sin pensar, si ponemos en cuestión la reforma de las pensiones, si deshacemos el trabajo que hemos hecho con François Fillon (su primer ministro), ¿por qué no nos pasaría a nosotros lo que les pasa a los demás?", ha argumentado el líder conservador.

Y como contraejemplo, ha señalado que en España "han tenido que bajar las pensiones" (el Gobierno presidido por José Luís Rodríguez Zapatero las congeló), ha bajado los sueldos en la Administración pública y "el paro ha aumentado en un 225% (Sarkozy no ha especificado el periodo), mientras en Francia ha crecido un 17%".

"Si no hubiera hecho la reforma de las pensiones, si no hubiera aplicado la supresión de uno de cada dos puestos de funcionarios cuando se jubilan, ¿acaso no estaríamos en la situación de los demás?", ha repetido.

Crisis de deuda

Ha añadido que si no se respetan estrictamente los objetivos de reducción del déficit, los tipos de interés de la deuda se dispararán.

"Si empezamos a contratar a funcionarios, si volvemos a gastar, no es que haya un riesgo de que los tipos de interés aumenten, es una certidumbre que se desencadenará inmediatamente una crisis de confianza", ha advertido al ser preguntado sobre la amenaza de que los tipos que Francia paga por la deuda suban como en España.

Ha recordado que Francia tiene que tomar prestados cada año 42.000 millones de euros para pagar los intereses de la deuda, y que ahora lo hace al 3%, "un tipo extremadamente bajo". "Si no respetamos estrictamente la línea de reducción del déficit, en el minuto siguiente los tipos de interés van a aumentar", ha añadido el presidente, quien ha precisado que si vuelve a salir elegido el 6 de mayo no habrá un aumento de impuestos tras las elecciones.

España se ha convertido en un tema estrella en la campaña francesa. Esta semana la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, animaba a nuestro país a salir del euro para salir de la crisis mientras que el pasado fin de semana Nicolás Sarkozy atacó con dureza la gestión de José Luis Rodríguez Zapatero para trazar un paralelismo de lo que podría pasar en su país si venciese Hollande.

Noticias

anterior siguiente