La corta vida de los teléfonos móviles, un modelo de producción insostenible

  • En Europa, la vida media de un móviles es de menos de un año y medio
  • Su fabricación tiene importantes consecuencias medioambientales y sociales
  • Alargar su uso, reutilizar y reciclar, las claves para reducir su impacto
Ampliar fotoLos móviles desechados suelen acabar en un cajón o en la basura, casi nunca se reciclan adecuadamente

Los móviles desechados suelen acabar en un cajón o en la basura, casi nunca se reciclan adecuadamenteStockphotos

Ampliar foto Miles de personas, en países como China o India, sobreviven procesando la 'basura tecnológica'

Miles de personas, en países como China o India, sobreviven procesando la ’basura tecnológica’Stockphotos

Ir a fotogalería China: 500.000 toneladas de frigoríficos, 1,3 millones de toneladas de televisores, 300.000 toneladas de ordenadores personales

La ONU exige medidas urgentes para hacer frente a las montañas de basura tecnológicaStEP-EMPA

Vídeos relacionados
NACHO PALOUNACHO PALOU 

Hace no muchos años la vida media de un móvil era de casi dos años y medio. Actualmente se calcula que es de 9 meses en Japón, 15 meses en Europa y 18 meses en EE UU.

El destino de la mayor parte de los móviles desechados es el fondo de un cajón y la basura, mientras que solo una pequeña parte se reciclan adecuadamente.

El actual sistema de producción es lineal, pero vivimos en un planeta finito

Aunque los teléfonos móviles evolucionan muy rápidamente el frecuente cambio de móvil se debe más a una cuestión comercial que tecnológica.

Un ciclo de vida corto en los móviles -como en cualquier otro bien de consumo- es necesario para mantener constante la producción. Pero la realidad es que también es insostenible.

"El actual sistema de producción de bienes de consumo que va desde la extracción de la materia prima a la producción, distribución, el consumo y el desecho es un sistema lineal. Pero vivimos en un planeta finito", explica Annie Leonard en The Story of Stuff. "Se trata de un sistema en crisis", añade.

Montañas de 'basura tecnológica' 

La constante generación de desechos tecnológicos tiene incontables consecuencias económicas, medioambientales, sociales y humanas.

En la fabricación de teléfonos móviles -y de otros dispositivos electrónicos- se utilizan numerosos metales, algunos de ellos incluso escasos y preciosos. Oro, plata o paladio, níquel, cadmio, cobre, aluminio...

Es cierto que la cantidad por móvil se mide en gramos y miligramos dependiendo del metal que sea. Pero en un planeta que produce más de 1.200 millones de móviles al año la suma total se vuelve considerable.

Más del 30% del peso y volumen de un móvil corresponde a la batería

Según Fonebak, más del 30% del peso y volumen de un móvil corresponde a la batería. Las baterias de níquel cadmio son especialmente contaminantes si se arrojan al medio ambiente: bastan tres de estas para contaminar todo el agua contenida en una piscina olímpica.

También plástico, arsénico, plomo, cadmio, zinc, hierro, cobre y níquel son elementos presentes en los móviles que resultan especialmente peligrosos para el entorno.

Ligado al impacto medioambiental, el impacto social está presente en toda la cadena de producción. La extracción de materia prima puede dar lugar a guerras, conflictos y explotación, como es en el caso de la llamada guerra por el coltán.

El coltán es una combinación de columbita y tantalita, muy escaso pero con propiedades como la alta conductividad que los hacen muy apreciados en la fabricación de componentes electrónicos.

La extracción de materia prima puede dar lugar a guerras, conflictos y explotación

En países donde 'abunda', relativamente, como Congo, Ruanda o Uganda, el control de las minas es una cuestión que tiene graves consecuencias: explotación, niños soldados, contaminación del entorno, población desplazada, enfrentamientos armados...

Cuando un móvil acaba en la basura o no se recicla adecuadamente, su destino puede estar a miles de kilómetros en países como China o India.

Allí miles de personas sobreviven procesando la 'basura tecnológica', extrayendo los materiales contenidos en los aparatos electrónicos desechados para luego venderlo.

Pero la extración de estos materiales se hace de forma muy rudimentaria y que en la mayoría de los casos pasa por quemar los circuitos electrónicos. Los gases tóxicos que se producen son inahalados por los trabajadores, que puede incluir mujeres y niños.

Alargar la vida útil, reutilizar, reciclar

Alargando la vida útil de los móviles, como de cualquier tipo de aparato electrónico, ralentiza ese proceso lineal al que se refiere Leonard en The Story of Stuff y todos los procesos subyacentes, incluyendo el de la extracción de la materia prima.

Lo único que necesitamos tirar es esta mentalidad obsoleta de 'todo a la basura'

Si bien la obsolescencia programada afecta a todo tipo de bienes de consumo, en principio un móvil que servía ayer sive también hoy. Más aún hoy cuando, a pesar de su rápida evolución, en muchos casos los nuevos modelos no suelen ser más que versiones nuevas o más potentes, pero esencialmente iguales a las anteriores.

Reutilizar es también una forma de alargar su vida útil. Antes de tirar un móvil o de echarlo a un buzón se puede consultar a personas del entorno.

Puede que lo que a uno ya no le sirva o no necesite otra persona pueda aprovecharlo aún durante algún tiempo. Y en cualquier caso el destino final de un móvil que ya no se va a utilizar más debe ser un punto de recogida específico o una empresa de reciclaje de móviles.

De este modo al menos una parte de los materiales que contiene pueden volver a ser utilizado. Así se puede "convertir a este sistema lineal en uno nuevo, uno que no desperdicie recursos. Porque lo único que necesitamos tirar es esta mentalidad obsoleta de todo a la basura", concluye Annie Leonard.

­ ­ ­ ­

Crisis en Ucrania

Ucrania, Rusia, EE.UU. y la UE se reúnen para negociar una solución a la crisis en el este de Ucrania

EE.UU., Rusia, Ucrania y la UE acuerdan el desarme de las milicias prorrusas en Ucrania

Debe cesar la ocupación de los edificios públicos por los grupos armados. Se solicitará a la OSCE el envío de observadores al este de Ucrania.

­ ­ ­ ­

Tres muertos y dos desaparecidos al volcar un pesquero en Asturias

Su barco ha volcado a veinte millas al norte de la ría de Navia. Sobreviven siete tripulantes, entre ellos los cinco españoles.

­ ­ ­ ­
Neymar y Alba, cuatro semanas de baja

Neymar y Alba, cuatro semanas de baja

El brasileño sufre un edema en el cuarto metatarsiano del pie izquierdo. El lateral tiene una rotura del bíceps femoral de la pierna derecha. Ambos trabajarán para tratar de jugar el último partido de Liga ante el Atleti

­ ­ ­ ­
París pide al BCE que actúe para depreciar el euro como contrapartida a los recortes en Francia

París pide al BCE que actúe para depreciar el euro en contrapartida a los recortes en Francia

El ministro de Economía francés cree que "es el momento de pasar a la acción". También reclama a la Comisión Europea políticas de inversión para reactivar la economía.

­ ­ ­ ­
EL ESPAÑOL JAIME ROSALES COMPETIRÁ EN UNA CIERTA MIRADA DE CANNES

Jaime Rosales será el único español en Cannes con un
retrato sobre la juventud

Su filme Hermosa juventud competirá en Una cierta mirada. Godard, Cronenberg, Ken Loach, los Dardenne y Lee Jones también competirán.

­ ­ ­ ­
Candado en la red.

Cifrar la red: una solución al espionaje masivo en Internet

ÁLVARO IBÁÑEZ 'ALVY'.- Organizaciones como la EFF proponen cifrar toda Internet para evitar el espionaje y ocho empresas ya siguen sus recomendaciones, entre ellas Facebook, Google y Microsoft.

Espacio reservado para promoción
cid:1012