Enlaces accesibilidad

La Comisión Europa exige a Rusia que levante el veto a las importaciones de hortalizas europeas

  • Rusia ha prohibido las importaciones de verduras de la Unión Europea
  • La crisis del pepino ha hecho caer el precio en origen de 30 a siete céntimos

Por

La Comisión Europea ha pedido a Rusia que ponga fin de forma inmediata a la prohibición de las importaciones de vegetales crudos de la Unión Europea, después de la alarma desatada por un brote mortal de la bacteria E. coli en Alemania, que ya ha matado a 17 personas y ha infectado a más de 1.500

"La Comisión Europea ha protestado ante la Federación de Rusia esta tarde en contra de la prohibición rusa impuesta este jueves a todas las exportaciones de hortalizas de la UE a Rusia, y ha pedido la retirada inmediata de la medida", ha afirmado el Ejecutivo de la UE en un comunicado.

"La prohibición tiene efecto desde esta misma mañana", señaló el jefe de la agencia de Consumo, Gennady Onishchenko. "Las verduras ya importadas serán bloqueadas en toda Rusia", añadió el responsable en declaraciones que recoge la agencia local Interfax.

El principal motivo que ha esgrimido Rusia para imponer la medida ha sido que Moscú no había recibido información adecuada sobre la llamada crisis del pepino a pesar de haber realizado reiteradas peticiones.

Este tipo de cosas no ocurren ni en África

"El tipo de cosas que han estado ocurriendo en la UE durante todo un mes no se producen ni siquiera en los países africanos", ha señalado Gennady Onishchenko, jefe de la agencia rusa de protección del consumidor Rospotrebnadzor en una entrevista telefónica a la agencia Reuters.

"Me gustaría llamar a la acción de los reguladores sanitarios de la UE y los demás organismos europeos responsables de esta desgracia poco profesional e irresponsable", ha añadido

El comisario de salud de la UE, John Dalli, ha enviado una carta a las autoridades rusas expresando sus preocupaciones.

Alemania no ha localizado el origen del brote

Rusia se ha caracterizado por adoptar algunas de las medidas más drásticas cuando estalla una alerta sanitaria. En 2009, prohibió importar carne de cerdo y sus derivados procedentes de España por el brote de la gripe AH1N1, la gripe A al registrarse casos españoles y pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que la carne de cerdo no era peligrosa.

Esta medidas contrastan con las adoptadas por Bruselas, donde la Comisión Europea ha levantado la alerta sobre los pepinos españoles, que permanecía activa desde el jueves.

Alemania, por su parte, admite que no ha localizado todavía el origen del brote, mientras que la OMS alerta de que la variedad detectada es una mutación desconocida hasta ahora.

Noticias

anterior siguiente