Enlaces accesibilidad

Merkel defiende su moratoria nuclear y apuesta por un abandono "medido" de esa energía

  • Apuesta por usarla como "energía puente" hacia las renovables
  • Rechaza aprobar una ley urgente para ratificar la moratoria, como quiere el SPD

Por

La canciller alemana, Angela Merkel, ha defendido este jueves en el Parlamento germano la legalidad de la moratoria a la ley de prolongación de la vida de las centrales nucleares y la orden de clausura de las siete plantas más viejas del país, así como un abandono "medido" de la energía atómica y una clara apuesta por las renovables.

Merkel ha insistido en su intención de fomentar el debate sobre la seguridad nuclear en el seno de la Unión Europea y ha dado la bienvenida a la iniciativa de Bruselas de realizar pruebas de estrés a todas las centrales continentales. Según Merkel, ese asunto será prioritario en la próxima cumbre europea de los días 24 y 25.

Pese a todo, la canciller ha defendido el uso de la energía nuclear como "tecnología puente" hacia el desarrollo de las energías alternativas y ha comentado que, en breve, se aprobará un crédito millonario para la construcción de varios parques eólicos en alta mar.

"Necesitamos en toda la Unión Europea altos estándares de seguridad", ha reiterado Merkel en una declaración del Gobierno ante la Cámara Baja del Parlamento, el Bundestag, para explicar la moratoria dictada por su gabinete y comentar los trágicos sucesos en Japón.

Las consecuencias de la crisis de Japón, "impredecibles"

"La catástrofe en Japón tiene medidas apocalípticas", ha advertido la canciller al comienzo de su intervención parlamentaria -en la que ha reconocido que sus consecuencias "son impredecibles"- y ha garantizado el apoyo del pueblo alemán y toda la ayuda posible a las autoridades niponas.

Asimismo, Merkel ha señalado que la moratoria nuclear de tres meses y la desconexión de la red de las siete plantas atómicas más viejas del país es una medida "preventiva" que tiene su base en la ley nuclear alemana y la finalidad de verificar la seguridad de las instalaciones atómicas.

Merkel ha rechazado expresamente la oferta de la oposición socialdemócrata para dar una legalidad segura a esa iniciativa a través de la aprobación de un proyecto de ley urgente en las dos cámaras parlamentarias, pese a las dudas expresadas por numerosos juristas acerca de la constitucionalidad de la moratoria gubernamental.

"Se trata de la aplicación de la ley nuclear en una nueva situación", ha reiterado la canciller para defender su moratoria, que -ha afirmado--dará lugar a su término a una nueva política nuclear en este país.

Igualmente ha rechazado que su Gobierno se haya sometido en algún momento a los consorcios eléctricos, como le acusa la oposición, y ha evitado pronunciarse sobre las acusaciones de que ha actuado por meros motivos electoralistas ante los decisivos comicios regionales de los dos próximos fines de semana en tres estados federados.

Ante las reticencias de grupos ecologistas a la construcción de nuevas redes de alta tensión, Merkel ha advertido que quien desea más energías renovables no puede oponerse a las nuevas "autopistas eléctricas", indispensables -ha destacado- para el aprovechamiento de las fuentes alternativas.

Noticias

anterior siguiente