Enlaces accesibilidad

Sarkozy rompe el consenso de la UE al dar legitimidad a los rebeldes y plantear bombardeos limitados

  • El Parlamento Europeo pide que se establezcan relaciones con Bengasi
  • Londres dice que son "interlocutores válidos"; reticencia en Roma y Berlín
  • El ministro luso le dijo al emisario del régimen que Gadafi estaba "acabado"
  • Rusia tilda de "inaceptable" cualquier injerencia en los asuntos libios

La crisis libia despierta a Occidente del sueño del multilateralismo

Por
La UE y la OTAN se reúnen en Bruselas para frenar la crisis libia

Francia ha lanzado un órdago a la Unión Europea este jueves al convertirse en el primer país del mundo en reconocer al Consejo Nacional de Transición libio, que controla el este del país, como el "único representante legítimo del pueblo libio".

Es más, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha planteado a su partido la posibilidad de bombardeos limitados y dirigidos a determinados puntos conflictivos en Libia a su partido, según han informado dos fuentes políticas.

Aunque no ha trascendido más información sobre esto, lo que sí se sabe es que el reconocimiento de los rebeldes ha sido bien recibida por Reino Unido, que ha presentado junto a Francia un proyecto de resolución en la ONU para establecer una zona de exclusión aérea.

"Reino Unido reconoce estados, no Gobiernos. El consejo nacional interino es un interlocutor válido con el que queremos trabajar estrechamente", ha asegurado un portavoz del Foreign Office, que ha recordado que su país quiere que Gadafi se vaya "ya".

"Estamos considerando un rango de opciones y esperamos hablar de esto con el presidente Sarkozy y otros socios en el Consejo Europeo", ha añadido.

Reticencia en Alemania e Italia

Y es que reconocimiento supone una presión añadida al encuentro de jefes de Estado y Gobierno de los 27 que se celebra este viernes en Bruselas, donde Sarkozy tiene previsto presentar un plan global sobre Libia con el que quiere recuperar la iniciativa europea en el conflicto.

Pero no lo va a tener fácil. El gobierno alemán ha considerado a través de un alto cargo que la cuestión  del reconocimiento "no se plantea" en este momento.

"Nosotros no reconocemos un gobierno, reconocemos un estado. La cuestión del reconocimiento de una junta de los rebeldes no se plantea en el derecho internacional", ha advertido.

"Es una decisión de un único Gobierno. Creo que es mejor escuchar la visión de toda la comunidad europea", ha añadido el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi tras conocerse la decisión del Elíseo, que ha sido anunciada por un emisario del consejo, Ali Essaui, a la salida de un encuentro con el presidente galo, Nicolás Sarkozy.

"Sobre la base este reconocimiento, vamos a abrir una representación diplomática, incluyendo nuestra embajada en París y un embajador de Francia será enviado a Bengasi", ha añadido Essaui.

La iniciativa ya ha contado con repercusiones en ambos bandos.

Advertencia de la UE

Y una de las reacciones que dejan ver la falta de consenso en el seno de la UE ha sido la de la alta representante de la Unión Europea, Catherine Ashton, que ha advertido a los países comunitarios contra un reconocimiento unilateral de los rebeldes libios sin coordinación comunitaria y una decisión previa de la Liga Árabe.

Ashton ha señalado a la reunión de ministros de Exteriores de la UE que ha debatido el conflicto libio que "no debe haber reconocimientos unilaterales" del Consejo Nacional de Transición libio (CNT), según indicaron fuentes diplomáticas tras la discusión.

Cualquier decisión de este tipo "debe ser liderada por la Liga Árabe y después por la ONU, y luego ser coordinada dentro de la UE", añade la fuente citando a Ashton.

La responsable de la diplomacia comunitaria, quien el pasado miércoles se reunía en Estrasburgo (Francia) con dos enviados del CNT, hizo esta declaración poco después de que Francia anunciara que reconocerá a los rebeldes de ese grupo como "representantes únicos" del pueblo libio.

El reconocimiento del CNT "se discutió ampliamente", ha recalcado la fuente comunitaria, quien también ha señalado que el director del servicio diplomático de la UE, Pierre Vimont, mantiene contactos con el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, sobre esta cuestión.

El ministro británico de Exteriores, William Hague, se ha limitado a señalar tras la reunión que los integrantes del CNT son "gente con la que se puede hablar", pero ha recalcado que "reconocemos a estados, no a gobiernos".

En todo caso, Ashton ha insistido en que la acción comunitaria en Libia "debe hacerse con coordinación total de la UE".

Mientras el Ministerio de Exteriores libio ha advertido que se están planteando cortar relaciones con Francia por su "dañina intromisión en los asuntos internos", desde Bengasi los rebeldes han aplaudido el gesto y han animado al resto de la Unión Europea a hacer lo mismo.

Apoyo del Parlamento Europeo; contradicción a la comisión

El movimiento de Sarkozy va en la misma línea del del Parlamento Europeo, que ha aprobado este jueves por 584 votos a favor, 18 en contra y 18 abstenciones una resolución en la que insta a la UE a reconocer al Consejo Nacional libio.

Sin embargo, esta petición contrasta con la negativa de la alta representante de la UE de Política Exterior, Catherine Ashton, a reconocer a los rebeldes como única autoridad en Libia y a los movimientos que el propio Gadafi está haciendo ante la UE, a la que ha enviado emisarios con destino a Portugal y Grecia.

Los encuentros han tenido poco efecto, al menos si se hace caso a las palabras de Amado a la entrada de la reunión de los ministros de Exteriores, celebrada este jueves para preparar el consejo del viernes.

"Me encontré con un emisario de Trípoli y el mensaje es muy claro. Desde el punto de vista internacional, el régimen de Gadafi está acabado", ha declarado.

Mientras, otro emisario del líder libio se ha reunido a puerta cerrada en Atenas este jueves con el secretario de Estado de Asuntos Extranjeros griego, Dimitris Dollis, de cara a la cumbre de Bruselas, sin que nadie haya hecho ninguna declaración al respecto.

Rusia lo ve "inaceptable"

La postura que quiere imponer Sarkozy puede chocar frontalmente con la expresada por Rusia, que también ha elevado el tono al calificar su ministro de Exteriores, Serguei Lavrov, de "inaceptable" cualquier intervención militar en Libia y advirtiendo sobre la injerencia interna en los asuntos libios por parte de las potencias occidentales.

Además, ha asegurado que su país está estudiando "detenidamente" iniciativas como una posible zona de exclusión aérea, pero ha recordado que la Carta de Naciones Unidas establecer que "cada nación tiene el derecho a decidir su futuro y la intervención en los asuntos internos, especialmente la militar, es inaceptable".

La OTAN, dividida

En este sentido, los ministros de Defensa de la OTAN analizarán esta tarde también en Bruselas las opciones de intervención militar en Libia, entre las que se estudia la posible imposición de una zona de exclusión aérea, un bloqueo marítimo a la entrada de armas o la creación de un corredor para suministrar ayuda humanitaria.

La Alianza, por el momento, no tiene "ninguna intención" de actuar, según han repetido en los últimos días sus mandatarios, pero quiere estar preparada para hacerlo rápidamente en caso de necesidad.

EE.UU. ha repetido en los últimos días que solo actuará bajo mandato del Consejo de Seguridad de la ONU, donde se prevé que la batalla por establecer una zona de exclusión aérea en Libia se encuentre con el rechazo frontal de China y Rusia, ambos países con derecho de veto.

Sin embargo, un alto militar estadounidense, el general Raymond Odierno, ha afirmado que las Fuerzas Armadas de su país sólo tardarían “un par de días” en poner en marcha la zona de exclusión.

Noticias

anterior siguiente