Enlaces accesibilidad

España se sitúa entre los países europeos con el límite de velocidad más restrictivo

  • Los finlandeses no pueden superar los 100 km/h en invierno
  • En Francia, Italia, República Checa y Austria la velocidad máxima es de 130
  • En la UE no hay normas de tráfico comunes

Por
Un coche pasa junto a una gasolinera en Hamburgo, Alemania
Un coche pasa junto a una gasolinera en Hamburgo, Alemania. REUTERS REUTERS/Christian Charisius

La limitación de la velocidad a 110 km/h en autovías y autopistas situa a España entre los países en los que menos se puede correr en la Unión Europea.

De hecho, sólo en Finlandia la velocidad es inferior: 100 km/h. Eso sí, en invierno. En verano los finlandeses puede llegar a los 120 km/h.

A pesar de que la UE intenta llevar a cabo una política común de seguridad vial, con el objetivo principal de reducir las muertes por accidentes de tráfico, las normas de circulación varían en cada país.

Los daneses también modifican el límite según la época del año: 110 en invierno y 130 en verano.

Irlanda y Holanda tienen una velocidad máxima 120 km/h, como ocurría en España hasta la aprobación de esta medida temporal para ahorrar energía.

Los más "rápidos" de Europa pueden llegar a los 130 km/h en Italia, Francia, República Checa y Austria.

Las autopistas alemanas no tienen límite genérico de velocidad, aunque sí hay restricciones en numerosos tramos, por lo que la velocidad más común es de 130 km/h. Por contra, en Reino Unido el límite es 112 km/h.

Tasas de alcoholemia y carné por puntos

Tampoco las tasas de alcoholemia permitidas coinciden. El país más permisivo es Reino Unido con 0,8 mg/l. La tasa es de 0,5 mg/l en Francia y España.

Italia, por su parte, adoptó en 2010 una política de "alcohol cero" para conductores noveles y profesionales.

El carné por puntos, en cambio, sí es una medida casi unánime en Europa y existe, con diferentes modalidades, en 20 de los 27 estados comunitarios, según cifras de 2007 del Consejo Europeo para la Seguridad en el Transporte.

Entre los que no lo tienen están Bélgica, Portugal y Holanda, aunque este último país sí tiene un sistema similar para los conductores noveles.

Noticias

anterior siguiente