Enlaces accesibilidad

Datos en el móvil: destruir después de usar

  • Cada vez almacenamos más información sensible en nuestros móviles
  • Lo mejor, 'resetearlos' antes de cambiar de teléfono

Por

La proliferación de móviles sofisticados, los smartphones, hace que cada vez se lleve en ellos información de todo tipo, incluso más o menos sensible. No se trata ya sólo de fotografías, algunos mensajes y la agenda de contactos, también de documentos, direcciones, registros del GPS y servicios conectados y activos como el correo electrónico y aplicaciones de banca y acceso a servicios online y redes sociales.

Llevar estos datos en dispositivos portátiles como los móviles, hace que sea conveniente, casi necesario, conocer algunos mecanismos que pueden ayudar a mantener protegida esa información que no conviene dejar expuesta, como es bloquear el teléfono por código (casi todos los teléfonos) o patrón (Android) además de no guardar las contraseñas de forma permanente, sino tecleándolas en cada caso cuando sea necesario.

Datos que sobreviven al uso del teléfono

Pero además esto plantea la necesidad de conocer cómo borrar el teléfono a conciencia cuando ya no se va a hacer más uso de él.

Recientemente una consultora de seguridad desvelaba que la mitad de los móviles a la venta en eBay aún contenían información personal de su anterior propietario. Para llevar a cabo el estudio la consultora había adquirido medio centenar de teléfonos de segunda mano.

Mas de la mitad de los móviles estudiados tenían información personal

Encontraron que en la mitad de esos cincuenta teléfonos había información personal, que incluía mensajes, fotos y registros de llamadas. Una pequeña parte además almacenaban pornografía. En otros había vídeos y entradas en la agenda.

Y más de la mitad información sensible como la dirección, números de tarjetas de crédito y números secretos (PIN). En alguno incluso fue posible encontrar archivos con rutas GPS, como los utilizados por aplicaciones de entrenamiento para ciclistas, corredores o de excursionistas.

Cómo y cuándo hay que borrar el contenido del móvil

Siempre que se vaya a dejar de utilizar un móvil es conveniente aplicar la táctica de la "tierra quemada": hacer un borrado masivo, e idealmente irrecuperable, de todo su contenido, tanto si el destino del teléfono es el fondo de un cajón como si se va a reciclar o depositar en un punto limpio.

Y es imperativo si se va a entregar a otra persona o se va a poner a la venta.

Llegado este momento es especialmente importante borrar cuentas de correo electrónico, que habitualmente se utiliza, entre otras cosas, como vía para la recuperación de claves de diversos servicios, pasarelas de pago y tiendas online, que en ocasiones guardan la tarjeta de crédito; la agenda de contactos y aplicaciones que den acceso a servicios o redes sociales como Facebook o Twitter; también es importante borrar la caché y contraseñas almacenadas en el navegador web.

La mejor opción: restablecer el estado original del teléfono

Para facilitar y asegurar este borrado, normalmente los teléfonos incorporan una función de restauración que deja el teléfono tal y como estaba el día que se sacó de la caja.

Normalmente se denomina "restaurar", "restablecer configuración de fábrica", o simplemente "borrar dispositivo".

Dependiendo del móvil utilizado el borrado puede ser más o menos seguro, pero en cualquier caso quita de la vista del siguiente usuario cualquier datos añadido por el propietario anterior.

Si la tarjeta de memoria es extraíble, de tipo microSD que es la más habitual, incluso se puede extraer o reemplazar por otra nueva.

En el caso de las Blackberry además se puede optar por un borrado de seguridad que elimina el contenido de la memoria, la reescribe con datos aleatorios y repite el proceso varias veces, de modo que dificulta hasta lo imposible recuperar lo contenido tras el borrado. Esta opción normalmente se encuentra en los ajustes o configuración del teléfono, bajo el menú información o seguridad.

Borrado remoto del contenido

Algunos teléfonos permiten hacer un borrado completo de forma remota.

De este modo, si se pierde de vista el teléfono y no es posible o evidente poder volver a recuperarlo se puede enviar la orden para que automáticamente, por sí mismo, el teléfono se "autodestruya", al menos en la forma de borrar todo el contenido personal del usuario.

En los modelos de BlackBerry con administración debe ser el administrador el que inicie el proceso.

Este proceso permite borrar de forma remota los datos personales

En los iPhone se puede activar esta opción a través del servicio opcional, de pago, MobileMe, que además permite guardar una copia de todo el contenido del teléfono para restaurarlos posteriormente.

También los últimos modelos de HTC con Android ofrecen esta posibilidad a través del servicio online HTCSense.com, accesible desde cualquier ordenador vía web.

En otros teléfonos Android se puede hacer algo parecido, aunque no siempre de forma evidente, instalando aplicaciones de terceras partes como Remote Wipe o WaveSecure, las cuales que inician el proceso cuando el teléfono recibe un SMS con una clave determinada.

Noticias

anterior siguiente