Enlaces accesibilidad

Un juez federal declara inconstitucional el veto al matrimonio homosexual aprobado en California

  • El 52% de los electores aprobaron el veto a estas bodas en el 2008
  • El juez tacha la medida de inconstitucional por "irracional" y discriminatoria
  • Obama aplude la medida, que un grupo de conservadores va a recurrir

Por
Un juez federal de California considera inconstitucional que se prohiban los matrimonios homosexuales

Un juez federal de San Francisco ha fallado a favor de los matrimonios entre personas del mismo sexo en California al considerar que la legislación que los prohíbe atenta contra los principios recogidos en la Constitución de Estados Unidos.

El magistrado ha considerado inconstitucional una norma aprobada mediante referéndum en Calofornia en noviembre del 2008, el mismo día que se eligió presidente a Barack Obama.

La denominada Proposición 8, que reformaba la Carta Magna de este estado de la costa oeste, definía el matrimonio únicamente como un enlace entre un hombre y una mujer. Dos parejas recurrieron y el juez Vaughn Walker les ha dado la razón.

La Proposición 8 consagra la noción de que las parejas de sexo opuesto son superiores

El veredicto dice que la proposión atenta contra "el derecho fundamental al matrimonio y crea una clasificación irracional sobre la base de la orientación sexual" y "consagra la noción de que las parejas de sexo opuesto son superiores". El magistrado concluye que la norma es "inconstitucional" porque contraviene los principios de igualdad y proceso legal.

La decisión del juez supone una victoria para los defensores de los derechos de los homosexuales en un país donde no se reconocen estos enlaces oficialmente a pesar de que seis estados los permiten.

Diez años de disputa... y seguirá

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, se ha mostrado satisfecho con la resolución judicial porque confirma "la completa protección legal" que "todo el mundo merece", una visión compartida por diversas asociaciones de homosexuales.

El juez ha impuesto su propio orden homosexual a los electores, los padres y los niños

Enfrente, el presidente de la organización conservadora Save California, Randy Thomasson, ha calificado la sentencia como "un golpe terrible". "El juez ha impuesto su propio orden homosexual a los electores, los padres y los niños".

El juez Walker ha pospuesto cualquier efecto de su sentencia hasta el viernes, plazo en el que los promotores de la Proposición 8 podrán recurrir y pedir que se posponga la concesión de nuevas licencias de boda a personas del mismo sexo hasta que falle la Corte Federal de Apelaciones.

Todo apunta a que el caso terminará en manos del Tribunal Supremo de EE.UU., la última instancia judicial del país, cuando se cumple ya una década de contencioso.

Hay que remontarse al año 2000, cuando un 61,3% de los electores aprobaron en las urnas la Proposición 22, que modificó el código civil del estado al restringir la definición de matrimonio a un enlace que se produce únicamente entre un hombre y una mujer.

La norma fue recurrida por vía legislativa en dos ocasiones, aunque Schwazenegger vetó en última instancia los recursos al considerar que solamente los tribunales o los ciudadanos en referéndum tenían potestad para cambiar la norma.

Segundo estado que legalizó las bodas

En el 2004, la ciudad de San Francisco, donde hay una importante comunidad homosexual, promulgó una ordenanza municipal por la que se aceptaban las uniones civiles entre personas del mismo sexo en su jurisdicción.

Una normativa que fue anulada posteriormente por la Justicia, aunque después de que se casaran 4.000 parejas.

Entre 2000 y 2008, el caso de los enlaces entre homosexuales y la validez de la Proposición 22 llegó a los juzgados californianos, aunque las diferentes cortes de apelaciones optaron por mantener la prohibición a esas bodas.

Finalmente, la Corte Suprema de California terminó por revocar la Proposición 22 en mayo del 2008 al considerar que iba en contra de los principios constitucionales de su territorio.

California se convirtió así en el segundo estado de EE.UU. en legalizar las bodas homosexuales, después de Massachusetts, aunque seis meses más tarde y después de que 18.000 parejas del mismo sexo se casaran, los electores anulaban la sentencia del Supremo en las urnas.

Fue el 4 de noviembre, cuando el 52,2% de los votantes aprobó en referéndum la Proposición 8, que plantearon los grupos ultraconservadores en términos muy similares a la Proposición 22.

En agosto del 2009 dos parejas homosexuales denunciaron esa nueva norma ante un tribunal federal de San Francisco. Y un año después se ha conocido la sentencia.

Obama aplaude la medida

La Casa Blanca ha mostrado su satisfacción por la decisión del juez californiano. "El presidente (Barack Obama) se ha mostrado claramente en contra de la Proposición 8 (que vetaba los matrimonios homosexuales en California) porque cree que fomenta las divisiones y es discriminatoria. El seguirá impulsando la igualdad de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales estadounidenses", informa la Casa Blanca en un comunicado.

Por su parte, el gobernador de California, el ex actor Arnold Schwarzenegger, afirma que la anulación de este veto supone "el primer hito de California, pero no último, en la batalla por la libetad y la igualdad de todos los estadounidenses".

La anulación del veto, sin embargo, no ha sido bien acogida por numerosos grupos de activistas estadounidenses, casi todos de signo conservador, que ven en esta decisión -que ya han anunciado que recurrirán- una amenaza al modelo de familia tradicional por el que ellos abogan.

Noticias

anterior siguiente