Enlaces accesibilidad

La ONU describe Corea del Norte como una "enorme prisión"

Por

Vitit Muntarbhorn, experto en derechos del hombre y trabajador de la ONU, ha calificado a Corea del Norte como una "enorme prisión" en un informe hecho público por la organización este viernes y que será debatido el próximo lunes por el Consejo de los derechos humanos de la ONU en Ginebra.

El régimen de Pyongyang ha impuesto un "estado de espanto terrorismo generalizado " y ha creado un " Estado prisión en el que el pueblo es expuesto a abusos terroríficos", ha sentenciado Muntarbhorn, portavoz especial de la ONU sobre los derechos humanos en Corea del Norte.

Según ha informado, ha elaborado el texto basándose en testimonios de personas que han salido del país para evitar el régimen.

Además, ha reclamado al Consejo de Seguridad de la ONU y a la Corte Penal Internacional que investiguen y "castiguen" a todos los autores de los abusos que deben ser considerados "crímenes contra la humanidad".

Las víctimas del Régimen

"Los abusos en los que las víctimas son la población en general, se producen porque los autores son las propias autoridades", ha explicado en el texto.

"Hay muchas formas de violar los derechos humanos hasta llegar a un nivel, a veces atroz y terrorífico", asegura Muntarbhorn quien, además, acusa al régimen coreano de "sobrevivir a base de sacrificar a su pueblo".

Por otro lado, el autor del texto pide a las autoridades de Pyongyang que restablezca inmediatamente un sistema equitativo de distribución de alimento y que detenga las ejecuciones, las violencias físicas y  las violaciones de las libertades cívicas.

"Allí no existe ningún freno a los métodos utilizados para instalar el miedo en el seno de la población, que van de las ejecuciones públicas a la tortura, pasando por los castigos colectivos y los malos tratamientos infligidos a las mujeres y a los niños ", a lo que, además, añade la vigilancia omnipresente de la población.

Por último, ha añadido Muntarbhor, "las restricciones en la distribución del alimento son también empleadas como medio de controlar a la población, provocando graves penurias alimentarias, particularmente en el nordeste del país".

Más denuncias contra Corea del Norte

No es la primera vez que el país recibe acusaciones del tipo de este informe.

Robert Park, activista de derechos humanos, era detenido el año pasado tras viajar de forma clandestina al país. Según declaró entonces, viajar a Corea del Norte era su "deber como cristiano" y que no quería que el Gobierno de Estados Unidos intentara liberarlo. "No quiero que venga el presidente Obama a pagar por mi rescate. Sólo quiero que los norcoreanos sean libres".

Su objetivo principal era el de denunciar la existencia de campos de concentración para presos políticos en este hermético país. "Si tengo que morir por ellos, lo haré. Por todos los hombres, mujeres y niños inocentes", añadió.

Noticias

anterior siguiente