Enlaces accesibilidad

Las gaviotas siguen a los barcos cuando salen a faenar

Por

Las gaviotas siguen muy cerca de los barcos de los pescadores cuando salen a faenar. Se arremolinan, graznan y están al acecho para devorar cualquier resto de pescado o marisco que los pescadores descarten y tiren por la borda. Un grupo de científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha analizado este comportamiento con detalle en aguas mediterráneas. El estudio lo publica la revista Current Biology.

Los investigadores han observado que las gaviotas persiguen a los barcos que faenan de lunes a viernes. El fin de semana los pescadores descansan, así que se quedan sin el chollo de los barcos y vuelven a su estrategia tradicional para conseguir su sustento, es decir, se desplazan cientos de kilómetros para cazar.

Tal y como dicen los científicos: este comportamiento de las gaviotas se parece al de los humanos. El fin de semana dedican más tiempo a la gastronomía; buscan comer alimentos de calidad, como sardinas o calamares, animales que viven en aguas profundas y están libres de los contaminantes.

Entre semana, sin embargo, comen lo más fácil y rápido, aunque sea de mala calidad. Y es que los descartes que tiran los pescadores son peces que contienen alta cantidad de metales pesados, aunque claro, ellas no lo saben. Pero de esta forma, se convierten sin saberlo en aliados de los científicos.

Se convierten en aliados de los científicos que pueden medir la contaminación del agua

De la siguiente forma: los investigadores miden los niveles de contaminantes que contiene el cuerpo de estas aves (y como saben dónde han estado exactamente porque las han estado siguiendo con un dispositivo) pues pueden determinar los niveles de contaminación de las aguas.

Los científicos liderados por Frederic Bartumeus, del Centro de Estudios Avanzados de Blanes, han descubierto también que las gaviotas son muy avispadas. Porque con la persecución de los barcos de faena no solo comen 'barato' sino que aprenden donde están los caladeros y permanecen cerca para ir ellas cuando los barcos no están faenando.

Es más, intentan instalarse lo más cerca posible y así pueden ir y volver más a menudo a los nidos a cuidar a sus crías, algo que interesa especialmente a los investigadores puesto que puede influir en el éxito de la recuperación una especie en serio peligro de extinción, como es una de las gaviotas estudiadas, la pardela balear.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Noticias

anterior siguiente