Enlaces accesibilidad

Un caracol a prueba de 'bombas'

  • Un pequeño caracol podría inspirar los blindajes del futuro
  • El diseño de tres capas de su concha impide su fractura

Por

Un caparazón irrompible diseñado no con sofisticadas tecnologías, sino de forma natural. Esta resistente armadura pertenece a un pequeño caracol que vive en las profundidades marinas del Océano Índico y que, según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, podría servir de inspiración para mejorar la protección de los soldados y de los coches blindados.

El estudio ha sido llevado a cabo por un grupo científico del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). La concha de este caracol se caracteriza por estar formada de tres capas. Su particular estructura es resistente a la penetración y es diferente a cualquier otra protección de origen natural o inventada por el hombre.

El secreto está en sus tres capas capaces de repeler los ataques para romper su concha

Christine Ortiz, profesora del MIT y directora del estudio, explica que la capa externa está compuesta por gránulos de sulfuro de hierro. La segunda capa es una gruesa y orgánica y la más interna un estrato calcificado.

Esta armadura permite al caracol repeler potenciales ataques de un depredador que quiera romper su concha. Para medir las propiedades mecánicas del caracol el equipo del MIT intentó penetrar su concha con una herramienta con punta de diamante.

Estas simulaciones indicaron que la capa orgánica intermedia absorve gran parte de la energía, ayuda a disipar las fluctuaciones térmicas e impiden su fractura.

El estudio ha sido financiado en parte por el ejército de EE.UU. embarcado en las guerras de Irak y Afganistán, donde un gran número de soldados ha muerto sorprendidos por artefactos explosivos.

La investigación sobre este 'supercaracol' podrían ayudar a los científicos, según Ortiz, a un mejor diseño de los blindajes militares.

Noticias

anterior siguiente