Enlaces accesibilidad

Zapatero: "Los abucheos ya forman parte del rito"

  • El presidente del Gobierno es abucheado a su llegada al desfile militar
  • Rodríguez Zapatero le resta importancia a los gritos que piden su dimisión
  • Ruiz Gallardón afirma que "podían elegir otro día" porque no es un acto del Gobierno
  • Esperanza Aguirre le pregunta a Zapatero por su visita a Barack Obama
  • Más de 4.000 militares han participado en el desfile dedicado a las misiones exteriores
  • Por primera vez han estado presentes representantes del Gobierno y Parlamento vasco

Por
Zapatero: "Los abucheos son ya un rito"
Un año más el desfile del Día de la Fiesta Nacional ha vuelto a estar marcado por los abucheos al presidente del Gobierno y por los gritos de "Zapatero dimisión". Este año la parada militar, con la participación de 400 efectivos menos por la crisis, estaba dedicada a los 20 años de misiones internacionales de las Fuerzas Armadas.

Uno de los momentos más emotivos ha sido el homenaje a los militares fallecidos, como el cabo Cristo Ancor Cabello, que murió la semana pasada en Afganistán. Por primera vez han estado presentes representantes del Gobierno y el Parlamento vasco.

José Luis Rodríguez Zapatero ha restado importancia a los abucheos recibidos en una conversación que ha mantenido a su llegada con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y la ministra de Defensa, Carme Chacón.

En el corrillo estaban también el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el teniente general José Julio Rodríguez y la delegada del Gobierno de la Comunidad, Amparo Valcarce.

Ésta es la transcripción del diálogo que han captado las cámaras de televisión de TVE:

Zapatero: "Ya forma parte del rito".

Gallardón: "Pero podían elegir otro día".

Zapatero: ¿Eh?

Gallardón:
"Que podían elegir otro día".

Zapatero: "Sí, es verdad".

Chacón:
"Entonces serían dos".

Valcarce: "Sí, yo creo que serían dos".

Gallardón:
"A mí me parece una falta de respeto".

(...)

Gallardón:
"Si esto fuera un acto de Gobierno, yo sí entendería que la gente manifestara su protesta al Gobierno, pero si es un acto de Estado...no (inaudible)

Aguirre: (a Zapatero) ¿Te vas a ver a Obama?

Zapatero: Me voy hoy, ahora después de comer

(Hablan de algo que no se entiende)

Zapatero: (a Aguirre) Tú apoyaste a McCain.

Aguirre: Yo le apoyé y le volvería a apoyar.

Más de 4.200 militares, 209 vehículos y 58 aeronaves han participado en el desfile, al que han asistido representantes de las más altas instituciones del Estado y que por primera vez en la historia ha contado con la presencia institucional del País Vasco, con su consejero de Interior, Rodolfo Ares.

En declaraciones posteriores, Ares ha afirmado que se sentía orgulloso de haber representado al Gobierno Vasco y por tanto al conjunto de la sociedad vasca, informa Efe.

El momento más emotivo ha sido el acto de homenaje a los caídos, en el que 38 familiares de víctimas de miliares y guardias civiles fallecidos este año "en acto de servicio" han protagonizado la ofrenda, junto con el Rey, el presidente del Gobierno y los presidentes del Congreso y Senado.

Antes de volver a la tribuna, don Juan Carlos, vestido con su uniforme de capitán general de las Fuerzas Armadas y sin la barba que lucía desde este verano, ha aprovechado para saludar uno a uno a los familiares de las víctimas.

Otra de las novedades del desfile, que este año cambiaba de ubicación y que no contaba con tribunas para el público, ha sido la marcha de las banderas de las organizaciones internacionales bajo las que están desplegadas las tropas, como ONU, UE y OTAN.

La bandera llega desde el aire

Minutos después de las 10:30 horas daba comienzo el desfile y tres paracaidistas de la Patrulla Paracaidista Acrobática del Ejército del Aire se han lanzado desde un avión C-212 sobre la plaza de Lima con la bandera nacional.

Se iniciaba así el desfile terrestre con el paso de vehículos Lince, un avión espía no tripulado, la Unidad Militar de Emergencias, la Guardia Civil de Tráfico, vehículos pesados y carros de combate Leopard y Pizarro, junto con Pirañas.

Por el aire se ha solapado el desfile de aeronaves, en el que han sobrevolado aviones de combate "F-18", "Mirage F-1", "F-5" y "Eurofigther"; "Hércules", "C-295"; de reabastecimiento en vuelo "Boeing 707", y de extinción de incendios "CL-215 T". En perfecta formación también se han exhibido helicópteros "Cougar", "Chinook" y "Tigre".

La coincidencia de los dos desfiles, que se hacía por primera vez este año, ha creado cierta confusión. El Rey no sabía hacia dónde dirigir el saludo.

De nuevo en tierra, han aparecido las banderas de la ONU, la UE y la OTAN, que representaban las organizaciones internacionales bajo las que España despliega sus fuerzas en el exterior. A su paso, toda la tribuna de autoridades y políticos se ha puesto en pie.

A continuación han desfilado 36 guiones de unidades desplegadas en el exterior desde 1989, de los que 24 pertenecen a Tierra, cinco a la Armada, cinco a Aire y dos a la Guardia Civil.

La legión, a 160 pasos por minuto


No han faltado a la cita la Legión, que ha marchado con su mascota-carnero al frente y su ritmo específico de 160 pasos por minuto, y los Regulares, a paso lento. Como en otras ocasiones, los mayores aplausos del público se los ha llevado la Legión.

Una vez finalizado el desfile, la mayoría de los invitados se ha desplazado al Palacio Real, donde los Reyes ofrecen una recepción a representantes de diversos ámbitos sociales.

Noticias

anterior siguiente