Enlaces accesibilidad

La NASA vigila la existencia de basura espacial cerca de la Estación Espacial Internacional

  • Se trata de una porción del cohete europeo 'Ariane 5', lanzado hace más de tres años
  • En un principio, no se retrasará la caminata espacial programada para este viernes
  • La basura espacial no es algo inusual: hay 19.000 trozos en órbita de más de 10 cm

Por
El transbordador Discovery, que llegó el domingo a la plataforma espacial
El transbordador Discovery, acoplado a la EEI, podría verse afectado por el fragmento. REUTERS REUTERS/NASA
La Agencia Espacial Norteamericana (NASA) vigila basura espacial que se dirige a la Estación Espacial Internacional. Se trata de una porción de un cohete europeo, el 'Ariane 5', que fue lanzado hace más de tres años.

Esta situación podría obligar a la nave a utilizar sus propulsores para esquivar el pedazo de basura espacial, que pasaría a unos 3,2 kilómetros del complejo y de sus 13 astronautas, según ha informado la propia NASA.

Por otro lado, en la madrugada del viernes 4 a la 1.19 (hora española) está previsto el segundo paseo espacial de la misión 'Alissé', llevado a cabo por los astronautas Danny Olivas y Christer Fuglesang.

En un principio, los restos no obligarán a la NASA a retrasar la segunda de las tres caminatas espaciales programadas, aunque la decisión final será tomada durante la última hora del paseo espacial.

El director de la oficina de vuelos espaciales de la NASA, John McCullough, ha declarado que, por el momento, parece que no será necesario hacer una maniobra para desviar la nave ante una posible colisión. Aún así, la misión de control está preparando un posible plan de emergencia al respecto.

La basura espacial no es inusual

En este sentido, el fragmento podría pasar tan cerca que obligaría a los astronautas a encender los impulsores para sacar a la estación y al transbordador Discovery -que se encuentra acoplado a la Estación Espacial Internacional- del trayecto de la porción de basura espacial.

El trozo está en una órbita ovalada que lo hace difícil de rastrear, y tendrá su máximo acercamiento a la estación a las 19.00 horas de Moscú (las cuatro de la tarde del viernes en España), según la NASA.

Así, podría decidirse no realizar ninguna acción o 'reimpulsar' a la estación desde su órbita actual a 354 kilómetros sobre la Tierra, tras completar la segunda caminata espacial.

La existencia de basura espacial no es algo insólito. Gracias a la Oficina del Programa de Restos Orbitales de la NASA, se sabe que existen unos 19.000 trozos en órbita de más de 10 centímetros.

La destrucción intencional por parte de China de un satélite meteorológico en el 2007 y la colisión accidental de unos satélites de comunicación de Estados Unidos y Rusia en el 2009 han incrementado la cantidad de restos grandes en órbita, ha afirmado la agencia.

Noticias

anterior siguiente