Enlaces accesibilidad

Los abogados de Suu Kyi recurrirán la sentencia

Por
El equipo de abogados que defiende a la líder del movimiento demócrata birmano, Aung San Suu Kyi, han anunciado este miércoles que recurrirán contra el veredicto de culpabilidad dictado por el tribunal especial que la ha juzgado por quebrantar el arresto domiciliario.

Suu Kyi acaba de ser condenada a tres años de trabajos forzados, aunque el jefe de la Junta Militar, general Than Shwe, ha conmutado la pena y ordena que cumpla otros 18 meses de arresto domiciliario.

Nyan Win, abogado y portavoz de la Liga Nacional por la Democracia (LND), la formación encabezada por la Nobel de la Paz, ha dicho a la prensa que presentaran un recurso ante el Tribunal de Apelaciones, por considerar que el fallo es "incorrecto".

La defensa de Suu Kyi ha mantenido durante los meses de juicio, celebrado con el hermetismo propio de la Junta Militar en la cárcel de máxima seguridad de Insein, que la acusación se basaba en una ley que dejó de tener efecto tras la entrada en vigor de la Constitución, aprobada el año pasado por medio de un referéndum. En Birmania (Myanmar), el sistema judicial está fuertemente ligado a la Junta Militar.

Suu Kyi ha sido acusada de violar los términos del arresto domiciliario, al dar cobijo durante dos noches en su casa al estadounidense John Willian Yettaw, juzgado en paralelo por infringir la ley de seguridad nacional, y condenado a siete años de prisión, incluidos cuatro de trabajos forzados.

Un aparente fallo en las medidas de seguridad permitió el pasado mayo que Yettaw cruzara a nado el lago que da a la parte trasera de la vivienda y se colara en el interior de la casa en la que la Nobel de la Paz cumplía desde hacía casi seis años la orden de arresto domiciliario impuesta por activismo político.

Yettaw, de 54 años y quien padece de diabetes, fue dado de alta médica anoche por los médicos del Hospital General de Rangún, donde estuvo ingresado una semana para recibir cuidados contra los ataques de epilepsia que sufre desde hace años.

También la Junta Militar ha ordenado 18 meses de arresto domiciliario para las dos mujeres -madre e hija-, que asisten a la Nobel de la Paz en su casa de estilo colonial, aunque desconchada, que heredara de su madre.

Noticias

anterior siguiente