Enlaces accesibilidad

Musaví podría crear un partido político para continuar su lucha contra Ahmadineyad

  • El candidato que perdió las elecciones mantendrá su oposición por vías legales
  • No reconoce la legitimidad del reelegido Gobierno de Ahmadineyad
  • El polémico resultado electoral despertó cruentas manifestaciones en el país
  • Se trata de la mayor crisis política desde la Revolución Islámica de 1979

Por
El candidato en las últimas elecciones iraníes Mir Husein Musaví ha anunciado que proseguirá con sus protestas "por la vía legal" y ha insistido en que el futuro gobierno del presidente, Mahmud Ahmadineyad, "carece de legitimidad".

En un encuentro mantenido anoche con otras dos grandes figuras del reformismo iraní, el ex presidente Mohamad Jatamí y el ex presidente del Parlamento y también candidato derrotado Mehdi Karrubí, el ex primer ministro ha alertado una vez más de que el polémico resultado electoral "amenaza los pilares del régimen".

"Debemos realizar todos los esfuerzos a nuestro alcance para proseguir con nuestro movimiento de oposición, aunque siempre dentro de los canales legales. Debe ser un trabajo en equipo y bien organizado", ha dicho Musaví, a quien cita la prensa local.

Irán ha sido en las últimas semanas escenario de protestas contra la polémica reelección de Ahmadineyad, que la oposición ha denunciado como fraudulenta.

En la cruenta represión han muerto al menos una veintena de personas -según cifras oficiales- y miles más han sido detenidas.

La mayor crisis desde la Revolución Islámica

El resultado ha destapado las discrepancias que existen en el seno del régimen teocrático de los ayatolá tras treinta años de revolución islámica.

El lunes, clérigos y políticos reformistas iraníes instaron al ex primer ministro a liderar una plataforma política desde la que continuar su protesta contra el polémico resultado electoral.

El director de la Asociación de Investigadores y Tutores del seminario de la ciudad santa de Qom, gran ayatolá Husein Musavi Tabrizi, aseguró que un paso en esta dirección sería una buena señal de la fortaleza de la democracia iraní.

Por su parte, una de las principales plataformas reformistas, la Organización de Muyahidin de la Revolución Islámica, también ha pedido al ex primer ministro que forme una agrupación política para defender sus alegaciones.

"Musaví tiene numerosos apoyos y es necesario organizarlos. La mejor manera es un partido político, ya que así podrá tener mayor poder y responder mejor a las acciones", afirmó el secretario general de los Muyahidin, Mohamad Salamati.

Sigue sin reconocer al reelegido Gobierno


Musaví ha publicado una lista de irregularidades que habrían favorecido la inesperada reelección de Ahmadineyad por una sorprendente mayoría absoluta.

Además, y pese a las amenazas desde el régimen, ha anunciado que no reconocerá la legitimidad del próximo Gobierno.

Sus alegaciones son apoyadas por numerosas asociaciones civiles y religiosas pro reformistas en Irán.

El domingo, la Asociación de Profesores e Investigadores de Qom, importante grupo teológico del país, también expresó sus dudas sobre la legitimidad de la controvertida elección.

En una línea similar se expresó el sábado el gran ayatolá Yusuf Saanei, quien deseó que "se abra la puerta para que el pueblo iraní pueda continuar con las protestas" e instó a las autoridades a que no violen los derechos del pueblo.

Diversas fuerzas conservadoras han pedido, sin embargo, al Poder Judicial que emprenda acciones legales contra Musaví y contra los reformistas por haber creado inseguridad y disturbios.

Por su parte, el líder supremo de la revolución, ayatolá Ali Jamenei, que ha defendido el triunfo de Ahmadineyad, admitió el lunes las diferencias pero instó a los iraníes a mantener la unidad y a saber distinguir quienes son los amigos y quienes los enemigos.

Noticias

anterior siguiente