Enlaces accesibilidad

Aung San Suu Kyi celebra su 63 cumpleaños bajo arresto en su casa de Rangún

  • El 27 de mayo la Junta Militar prorrogó un año más su arresto domiciliario
  • Condoleeza Rice ha exigido su puesta en libertad y la del resto de presos políticos
  • La Nobel de la Paz ha pasado 12 de los últimos 18 años privada de libertad

Por

La líder opositora birmana y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, ha celebrado su 63 cumpleaños de nuevo en cautividad, después de que la Junta Militar prolongara el pasado 27 de mayo un año más el arresto domiciliario que sufre desde 2003.

Una de las primeras personas en felicitarla fue la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, quien lamentó la situación de Suu Kyi y exigió al régimen que la libere junto al resto de presos políticos, unos 2.000, según datos de Amnistía Internacional.

Hace una semana, la Junta Militar defendió la "legalidad" de la ampliación, por sexto año consecutivo, del cautiverio de la Nobel de la Paz, pese a que la comunidad internacional y varias asociaciones independientes de abogados insisten en que el arresto domiciliario sólo puede mantenerse durante cinco años.

La secretaria general de la Liga Nacional por la Democracia (LND) ha pasado más de 12 de los últimos 18 años encarcelada en su vivienda de Rangún. La líder opositora fue arrestada por primera vez en 1989, un año antes de que la LND arrasara en las últimas elecciones democráticas celebradas en el país, cuyos resultados no fueron reconocidos por los generales que gobiernan Birmania desde 1962.

En junio de 2003, fue apresada tras ser objeto de un ataque de las milicias progubernamentales, y desde entonces no puede salir de su desconchada residencia de estilo colonial británico.

La Junta Militar ignora de forma sistemática los llamamientos de la comunidad internacional y los grupos de derechos humanos para la puesta en libertad incondicional de Suu Kyi, considerada un símbolo de la democracia por muchos birmanos.

Noticias

anterior siguiente