Enlaces accesibilidad

River 3-1 Boca | Final Copa Libertadores

River gana la Libertadores y toca el cielo en Madrid

Por
River posa con la Copa Libertadores tras conquistarla en la final ante Boca.
River posa con la Copa Libertadores tras conquistarla en la final ante Boca. REUTERS RC

Llegó la cuarta de River. Y llegó en la prórroga. En el Bernabéu, en Madrid, en una final histórica y atípica que convirtió a la capital española en toda una fiesta del fútbol argentino. Con un ambiente espectacular en sus gradas, el estadio madridista fue testigo del triunfo de los del 'muñeco' Gallardo en una final de Libertadores con más tensión que fútbol y que se decidió en la segunda parte de la prórroga con un golazo de Juan Fernando Quintero y un postrero tanto de Gonzalo Martínez.

Hijos ambos de una nación que vive con pasión desmedida el fútbol, River y Boca echaron el resto en el verde y se dejaron el corazón por lograr un título que dejaría al perdedor marcado para siempre en la enconada rivalidad entre 'millonarios' y 'xeneizes'. El corazón y la pasión, por tanto, dejaron en un segundo plano al fútbol.

Si durante las últimas semanas la final de la Libertadores fue un debate continuo sobre la violencia en el fútbol y la sociedad argentina, sobre la necesidad de que el partido se disputase en Madrid o sobre si las 'barras bravas' más radicales llegarían a Europa, desde las 20:30 horas de este domingo, con ambas aficiones copando las gradas del Bernabéu tras una tarde de comportamiento festivo y ejemplar, el fútbol tomaba la palabra. Aunque, ya les decimos, la pasión trabó el 'SuperClásico' más grande de la historia.

Como en la ida, no fue un partido lindo pero sí tenso y disputado. Arrancó mejor Boca, algo más ligero que su rival y rondando el arco de Armani, que recibió el primer susto de las botas de su compañero Pínola, que a punto estuvo de mandar el balón a sus redes tras un despeje erróneo. Sí fue buscado el posterior remate del bostero Pérez, la primera gran ocasión de Boca. El capitán 'xeneize' la volvería a tener minutos después tras una falta botada por Benedetto.

River-Boca: la final de la Libertadores en Madrid

Las mejores imágenes del primer Superclásico del fútbol argentino por el título de campeón continental... un partido que se juega en el estadio Santiago Bernabéu.

anterior siguiente
41 Fotos 1 / 41 ver a toda pantalla ver miniaturas
  • Los jugadores de River celebran la victoria ante Boca.

    Los jugadores de River celebran la victoria ante Boca.

    Los jugadores de River celebran la victoria ante Boca.

    AFP
  • Los jugadores de River Plate en el podio tras vencer a Boca Juniors.

    River Plate-Boca Juniors

    Los jugadores de River Plate en el podio tras vencer a Boca Juniors.

    EFE

La final más larga se va a la prórroga

El 'Pipa', precisamente, sería el encargado de enceder el fondo de Boca al filo del descanso al inaugurar el marcador. La tuvo River, que hizo una pobre primera mitad, pero no aprovechó el error de Andrada y los de Barros Schelotto le montaron una contra de manual que acabó con un pase en profundidad que Benedetto no perdonó.

El 0-1 y el paso por vestuarios despertó a River, que regresó fiero y directo a la búsqueda del empate. No le quedaba otra. Se le escababa la Libertadores. El protagonista sería Lucas Pratto. Primero por ser arrollado en el área de Boca, donde no se señaló nada. Y, segundo, por llevar el empate al luminoso del Bernabéu. El tanto llegó tras una buena jugada franjirroja comandada por Palacios, la perla de River (1-1).

Tablero deportivo - Los goles del River Plate 3 Boca Juniors 1

Con el empate la tensión aumentó todavía más y el duelo en las gradas se agrandó con los incansables cánticos de ambas hinchadas. Toda una oda a las finales épicas. Y para épicas, las prórrogas. La final más larga de la historia de América todavía tendría un capítulo más ya que ni River ni Boca, al igual que en La Bombonera, lograron deshacer el empate en el tiempo reglamentario.

Se fueron a la prórroga y al poco Boca se quedó con diez por la segunda amarilla de Wilmar Barrios. River se vino arriba. Aumentó su dominio y se volcó a por su cuarta Libertadores. El premio llegaría en la segunda parte de la prórroga, con un cañonazo del colombiano Quintero, que salió del banco para sentar a Ponzio y marcar un tanto histórico que decidió el 'Superclásico' de Madrid del lado de River Plate (2-1).

Aún habría tiempo para el tercero, que llegó en un final de infarto, con Boca lanzado al ataque con portero inluido en busca del tanto que le llevase a los penaltis. Casi lo consigue con un disparo que rozó el palo, pero, en esas, con la portería descubierta, Boca vio como Gonzalo Martínez hizo reventar el fondo norte del Bernabéu al empujar a la red el tanto definitivo de la final para confirmar el triunfo de River (3-1).

Deportes

anterior siguiente