Anterior Cuevas se interpone entre Nadal y las 'semis' de Hamburgo Siguiente El Real Madrid ficha a Jesús Vallejo, la perla del Zaragoza Arriba
13 clubes quieren parar la Liga

La Liga mantiene su intención de suspender la jornada del 3 de abril

  • Reafirman la convocatoria al no haber "avances significativos" en sus peticiones

  • El paro está previsto para los días 2 y 3 de abril

  • Siete clubes se han manifestado en contra de la huelga

  • Si se mantiene la huelga, se retrasará el final de la Liga hasta el 12 de junio

  • Blog Futbolismo: "Órdago al Estado", por Canencia

|

La Liga de Fútbol Profesional mantiene su decisión de suspender la próxima jornada de Liga, fijada para el 2 y 3 de abril, al no haber "avances significativos" en sus solicitudes al Gobierno, según ha explicado José Luis Astiazarán, presidente de la LFP, tras la reunión de esta tarde de clubes de Primera División.

Desde la LFP solicitan que no sea obligatorio la emisión de un partido en abierto, tal y como estableció la llamada 'Ley Cascos' de Emisiones y Retransmiones de Competiciones y Acontecimientos Deportivos en 1997. Asimismo, piden algunos cambios en la ley de apuestas, ya que hasta ahora los clubes cobran el 10% de las quinielas y un 2% del resto de apuestas deportivas.

"En este momento, el Gobierno y el Consejo Superior de Deportes conocen perfectamente cuáles son las solicitudes de la Liga y no tenemos ninguna novedad que podamos entender que ha habido un avance significativo", explicó Astiazarán, que compareció ante los medios de comunicación después de casi tres horas de reunión.

"Sobre la modificación de la obligatoriedad de emitir el partido en abierto cada jornada, no ha habido ninguna respuesta ni solución a este tema; sobre la regulación del derecho a la información, tampoco ha habido ningún avance; y estamos pendientes de alguna novedad del proceso de la aprobación de la ley de apuestas", resumió el presidente de la entidad que organiza el campeonato liguero.

"La decisión del 11 de febrero sigue en vigor y en este momento se aplazará la jornada del día 3", continuó Astiazarán, que añadió: "No hemos votado. Todos han estado conformes con la discusión y con la discrepancia, pero se mantiene la decisión". La Liga se reanudaría el siguiente fin de semana con la disputa de esa jornada.

Siete equipos no quieren paro

Astiazarán ha asegurado que en la juta de esta tarde no hubo votación sobre la suspensión de la próxima jornada, pero los clubes han expresado su opinión.

"Todos han expresado sus puntos de vista, pero no se ha votado. Como no se ha producido ningún cambio sustancial en la situación, nosotros tampoco variamos nuestra postura", ha comentado.

En este sentido,  ha comentado que siete clubes se han mostrado contrarios a para la competición y han anunciado que intentarán jugar en esa fecha. Se trata del Villarreal, Real Sociedad, Athletic de Bilbao, Zaragoza, Espanyol, Sevilla y Málaga, este último que había delegado en el equipo amarillo.

El final de Liga se retrasaría hasta el 12 de junio

Astiazarán, que reconoció que hubo propuestas "de todos los tipos", entre ellas "quizá no empezar" la temporada próxima en la fecha prevista del 21 de agosto, destacó que su postura de no jugar la siguiente jornada del campeonato "es la única manera" de que se "tengan en cuenta" las peticiones de la LFP.

También avisó de que no hay "prevista" ninguna asamblea, porque "no ha habido ningún avance significativo" en sus solicitudes al Gobierno, y avanzó que, con la suspensión de esta jornada, "se corre todo el calendario entero, la única fórmula", en su opinión, de poder finalizar el campeonato de Liga "como tiene que finalizar".

Pero el trastorno en el campeonato sería notable. Al suspenderse la jornada del 2 y de abril, el calendario completo correría una semana, lo que supondría que la penúltima jornada de Liga se disputaría el 21 y 22 de mayo, pero el desenlace se interrumpiría por la final de la Champions League, que se jugará en sábado, como ya se hizo en 2010, el 28 de mayo, porque aunque no hubiera un equipo español en la final, la UEFA no es partidaria de que una competición nacional coincida con una final.

A esto se suma los dos compromisos de la selección española en la primera semana de junio. En consecuencia, la última jornada de Liga llegaría con tres semanas de retraso respecto a la penúltima, el fin de semana del 11 y 12 de junio.

Por otra parte, se dará la circunstancia de que el Real Madrid - Barça de Liga cambiaría su fecha y se jugaría el 23 de abril, tres días después de la final de Copa entre ambos equipos, con lo que uno de los dos conjuntos tendría que hacer el tradicional pasillo al campeón de la competición copera en el Santiago Bernabéu.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente