Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La primera ministra británica, Theresa May, ha repetido desde que asumió el cargo en 2016 que el "Brexit significa Brexiten su determinación por liderar la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Ha llegado incluso a señalar que un divorcio sin acuerdo es mejor que un mal acuerdo, pero ahora debe encontrar un plan alternativo a contrarreloj para convencer a los diputados el próximo lunes. Muchos temen que su oferta consista en meros retoques, mientras que la Unión Europea se prepara para aplazar la salida para que haya más tiempo para negociar. 

La primera ministra británica, Theresa May, ha superado la moción de censura planteada por la oposición laborista. La líder conservadora dispone ahora de un plazo hasta el lunes para presentar un plan alternativo a su acuerdo del Brexit que logre convencer a los diputados. Para ello, ha ofrecido una ronda de contactos con los líderes de todos los partidos.

El negociador jefe para el Brexit de la Unión Europea, Michel Barnier, ha advertido este miércoles de que "nunca ha sido tan alto el riesgo de un no acuerdo" tras la derrota del acuerdo negociado con la primera ministra británica, Theresa May, en el Parlamento. Bruselas pide claridad a Londres para tratar de pactar un divorcio ordenado, pero avisa de que el acuerdo no puede volver a negociarse. 

El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha pedido la dimisión de la primera ministra, Theresa May, durante el debate de la moción de censura presentada tras la estrepitosa derrota de su acuerdo del Brexit en el Parlamento británico. Todo apunta a que la moción fracasará, ya que May cuenta con el apoyo de sus diputados y los unionistas del DUP. Si la gana, la primera ministra deberá presentar un plan alternativo del Brexit que logre convencer a los parlamentarios.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso se ha desplazado hasta el Parlamento Europeo en su sede en Estrasburgo y allí ha hablado con el eurodiputado del partido conservador británico, Charles Tannock, quien se ha mostrado "muy sorprendido" por la amplia derrota sufrida ayer por Theresa May en su acuerdo de brexit. Además, ha admitido la incertidumbre que viven estos días: "¿Dónde vamos ahora? Nadie sabe".

El sonoro portazo del Parlamento británico al pacto suscrito por Theresa May y la Unión Europea para implementar un brexit amistoso plantea ahora un escenario incierto y, sobre todo, abierto, tanto en Bruselas como en Londres, donde la primera ministra se enfrenta a la primera consecuencia de la votación negativa de este martes: una moción de censura.

Tras el contundente rechazo expresado este martes por el Parlamento británico al acuerdo de Brexit negociado por Theresa May, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, no da por perdida esta batalla: "Por parte de la Unión Europea, el proceso de ratificación del acuerdo de retirada continúa".

El Parlamento británico ha rechazado el Acuerdo de Retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE) negociado por la primera ministra, Theresa May, con Bruselas por 432 votos en contra y 202 votos a favor, por lo que el proceso del Brexit queda ahora sumido en la incertidumbre con un Gobierno muy tocado que se enfrenta este miércoles a una moción de censura.

Dos tercios de la Cámara de los Comunes han rechazado el acuerdo del Brexit de Theresa May este martes. 432 diputados han votado en contra del acuerdo y solo 202 lo han apoyado. May dispone ahora de un plazo de tres días hábiles para presentar un plan alternativo, pero lo más inmediato es hacer frente a la moción de censura presentada por la oposición laborista, que tiene pocas probabilidades de prosperar.