Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Países Bajos ha cancelado las adopciones internacionales tras la publicación de un informe que acredita robos de niños en la década de los 80 y los 90. El informe parlamentario habla de una red de funcionarios que crearon un sistema corrupto llegando a arrebatar niños a sus familias biológicas para dárselos a familias neerlandesas, sobre todo se trata de niños de Asia y de América Latina. Al gobierno de Países Bajos, en este informe, se le acusa de pasividad, de hacer la vista gorda con la excusa de que se así se le daba un futuro mejor a los niños. Otra de las conclusiones es que el sistema actual presenta dudas y es vulnerable, por eso el Ejecutivo ha decidido suspender las adopciones en el extranjero. Es el seguno escándalo en lo que va de año para el gobierno de este país, que se encuentra en funciones desde mediados enero. Hace un mes el gobierno dimitió en bloque a causa de la discriminación ejercida y demostrada sobre familias de migrantes a la hora de conceder ayudas sociales. Informa María Carou, corresponsal comunitaria.

Países Bajos ha paralizado temporalmente las adopciones internacionales ante la publicación de un informe sobre presuntas irregularidades. Según el documento, hubo robo y compra de bebés, también coacción a madres sin recursos en Colombia, Brasil, Bangladesh, Indonesia y Sri Lanka. En este último país, el Gobierno reconoció en 2017 la existencia de granjas de bebés en los años 80. Esto supone un nuevo golpe al Gobierno de Marc Rutte, que en enero tuvo que dimitir en bloque por tras descubrirse que había acusado a 30.000 familias inmigrantes de fraude en la recepción de subsidios.

Esta semana en Ellas Pueden conversamos con la investigadora y escritora Consuelo García del Cid; con ella hablaremos de la situación de los reformatorios y preventorios de mujeres durante el franquismo pero también de los centros tutelados de menores en la actualidad.

Inés Madrigal, la mujer que fue robada por el doctor Eduardo Vela nada más nacer, ha anunciado este lunes que recurrirá ante el Supremo la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que determina que la sustracción se produjo, pero absuelve al médico por la prescripción de los delitos.  "Es muy difícil comprender esta prescripción porque en el año 1987 a mí nadie me dijo que yo tenía una situación ilegal. Nadie me dijo 'eres adoptada pero te han robado a tu madre y figuras como hija biológica de una madre que nunca te parió'. Eso lo descubrimos en el año 2010 ya que estalló ahí el caso de los bebés robados. (...) Para mí el caso no ha prescrito", ha aseverado a TVE.

La mujer ha declarado tener una sensación "agridulce": está "contenta" por el reconocimiento de que la "arrebataron" de su madre, pero decepcionada porque se hayan considerado prescritos los hechos. En cualquier caso ha señalado que tiene la "obligación" de recurrir al Supremo no solo por su caso, sino por el del resto de casos. "Detrás de un niño robado hay una madre que se ha quedado sin su hijo. Hay miles de madres que han estado llevando flores a tumbas vacías, lo que es muy grave", ha asegurado a TVE.

Inés Madrigal, la mujer que fue robada por el doctor Eduardo Vela nada más nacer, ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que determina que la sustracción se produjo, pero absuelve al médico por la prescripción de los delitos, en la primera sentencia en la historia de España en que reconoce que se entregó una niña a una familia con una filiación falsa. La mujer ha declarado tener una sensación "agridulce": "contenta" por el reconocimiento de que la "arrebataron" de su madre, pero decepcionada porque se hayan considerado prescritos los hechos.

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto al doctor Eduardo Vela, de 85 años, único acusado en el primer juicio de bebés robados en España, al haber prescrito todos los delitos que se le imputaban por supuestamente haber participado en el robo de Inés Madrigal en 1969.
En la sentencia, se le considera responsable de todos los delitos -detención ilegal, suposición de parto cometidos por facultativo y falsedad en documento oficial- pero queda absuelto de todos ellos al determinar que el inicio de la prescripción tuvo lugar en 1987, cuando Madrigal cumplió la mayoría de edad.

El doctor Eduardo Vela ha declarado en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid por un caso de bebés robados de 1969 que no ha dado "ninguna niña a nadie" y ha afirmado que sólo se encargaba del tema médico en la clínica San Ramón de Madrid y que eran las matronas y las asistentes sociales quienes se encargaban de registrar a los bebés. Así lo ha manifestado en su declaración en el juicio que se celebra desde este martes, a pesar de que la frase la ha dicho entre murmullos y de forma casi imperceptible al no dirigirse al micrófono.