Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Desde este fin de semana, dos países, Bulgaria y Rumanía, cuentan con un nuevo puente sobre el Danubio, construido por la empresa española Fomento de Construcciones y Contratas. Unas mil personas, el 20% españoles, han trabajado durante cinco años para superar no sólo un reto tecnológico y de logística, sino también los problemas de falta de entendimiento entre ambos países.

Una Bulgaria profundamente fragmentada celebra este domingo elecciones parlamentarias marcadas por la frustración de los ciudadanos por la mala situación económica y política. Seis años después de su incorporación a la Unión Europea, es uno de los más pobres del bloque. Las encuestas no dan un claro vencedor.

Los colegios electorales de Bulgaria han abierto sus puertas a las 07.00 horas (06.00 hora peninsular) para celebrar los comicios legislativos anticipados a los que están convocados 6,8 millones de votantes. Parten como favoritos los conservadores del populista Boiko Borisov, Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), que dimitieron el pasado febrero por las protestas populares por el incremento del precio de la luz, ya que cuentan con una pequeña ventaja de entre el 0,5 y 3% frente al Partido Socialista.

El intento de atentado contra un veterano líder político de Bulgaria ha causado una gran conmoción en ese país. Se estaba celebrando el congreso del partido que representa a la minoría turca, cuando ocurrió esto: Un hombre sube al escenario e intenta disparar, pero la pistola no funciona. Rápidamente es reducido por los guardias de seguridad. Varios delegados del partido suben al escenario y dan patadas y puñetazos al atacante, que finalmente es detenido. El arma es una pistola de gas, de las que se utilizan para uso lúdico o deportivo.

En Bulgaria, un atentado contra un autobús de turistas israelíes ha causado al menos seis muertos y 32 heridos. . Al parecer, alguien había colocado un artefacto en el autocar y lo ha hecho explotar. El ataque se ha producido en el aeropuerto de la ciudad de Burgas, junto al Mar Negro. Cinco personas han muerto en el acto y una poco después en el hospital. Dos de los heridos están en coma. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha acusado a Irán del atentado.