Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Ignacio Ruiz Jarabo, economista y exdirector de la Agencia Tributaria, ha apuntado dos posibles hipótesis que justificarían la regularización fiscal de Juan Carlos I por valor de 4,4 millones como Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). La primera, según Ruiz Jarabo, sería que don Juan Carlos hubiera realizado una prestación de servicios por la que habría recibido posteriormente una retribución de aproximadamente ocho millones de euros. La segunda posibilidad sería, según el exdirector de la Agencia Tributaria, que se tratase de "una simulación y que el dinero que se dice haber recibido como regalo, realmente, fuera de su titularidad. Ambas son poco edificantes".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este viernes que siente el "mismo rechazo" que la mayoría de los españoles ante las conductas "incívicas" del rey emérito. En rueda de prensa en la Moncloa se ha referido así a la segunda regularización fiscal de Juan Carlos I ante la Agencia Tributaria. Sánchez ha manifestado que siente "perturbación e incomodidad" por estas noticias referidas al anterior jefe del Estado y ha defendido la ejemplaridad de Felipe VI. 

FOTO: El rey Juan Carlos I y el presidente del Gobierno, en una imagen de archivo de 2019. EFE/ JP Gandul

El presidente del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, ha criticado "la inactividad" de la Agencia Tributaria sobre las irregularidades fiscales de Juan Carlos I. "Había indicios más que suficientes para que la Agencia Tributaria hubiera abierto una investigación al rey antes de esta segunda regularización. La inactividad de la Agencia Tributaria no ha aportado gran claridad sobre el tema", ha denunciado Cruzado, que cree que faltan por despejar muchas dudas sobre esa segunda regularización del rey emérito. "La Agencia Tributaria y la Fiscalía deberían investigar la naturaleza de las cantidades que regulariza el rey emérito. Habría que ver cuál es la contraprestación que el rey emérito pudo hacer para recibir estas cantidades", ha explicado Cruzado.

Segunda regularización fiscal del rey Juan Carlos. Esta vez por los pagos de vuelos privados a cargo de la Fundación de su primo, Álvaro de Orleans. Según informa el diario El País, el rey emérito ha abonado más de cuatro millones de euros a Hacienda para no ser investigado por supuestas irregularidades tributarias. La Zarzuela guarda silencio.

Informa Lucía Yeste

El rey emérito Juan Carlos I ha realizado una segunda regularización fiscal por rentas no declaradas durante varios ejercicios, por los que ha abonado más de cuatro millones a la Agencia Tributaria, según ha adelantado el diario 'El País' con fuentes conocedoras de la operación.

FOTO: El rey emérito Juan Carlos, en una imagen de archivo. EFE/Mario Ruiz

La Agencia Tributaria va a reforzar el control sobre los españoles que simulan vivir fuera de España para pagar menos impuestos. Lo hará apoyándose en el análisis de datos, el llamado 'big data', que incluye el control de los viajes, los consumos y el gasto con tarjetas de crédito, pero también, por ejemplo, el testimonio de personas del entorno, como el portero del edificio en el que dicen residir. La ley determina que, para ser considerada como no residente, una persona debe vivi más de 183 días al año fuera de España, aunque también se fijan otras exigenciascomo que la sede de la empresa o las cuentas bancarias también esté domiciliadas fuera.

Al pagar su deuda con Hacienda, el rey emérito admite que no declaró el dinero que recibió del millonario mexicano Allen Sanginés-Krause. Don Juan Carlos trata de acogerse así a la llamada "excusa absolutoria" del Código Penal, que permite regularizar la situación si el contribuyente reconoce voluntariamente lo defraudado y si lo hace de forma completa. Eso sí, antes de que la Agencia Tributaria abra un procedimiento o la Fiscalía le comunique de manera formal las diligencias. Sin embargo, según fuentes fiscales, hace un mes se comunicó a don Juan Carlos esta investigación formalmente. Ahora, la Fiscalía debe analizar si la regularización es válida después de ese aviso. También debe comprobar con qué dinero ha pagado su deuda. Según fuentes próximas a don Juan Carlos, ha regularizado unos 800.000 euros recibidos en donaciones del financiero mexicano. Y los casi 680.000 euros que acaba de abonar a Hacienda se corresponden con los impuestos que habría que pagar por esa cantidad. Aunque, según los expertos, aún quedan muchas incógnitas. Dentro de la investigación de la Fiscalía, TVE ha sabido que el financiero mexicano ha admitido de momento, seis transferencias entre 2017 y 2018 a través del asistente personal del emérito, el coronel Murga Mendoza, y el pago de tres viajes. En total, más de 370.000 euros. Aunque don Juan Carlos ha reconocido ahora una cantidad mayor. Los técnicos de Hacienda no descartan que se abran otros escenarios. Sobre por qué la Agencia Tributaria no abrió un procedimiento al rey emérito, los inspectores de Hacienda explican que los indicios de ilegalidades llegaron directamente a la Fiscalía, que se quedó a cargo con los otros dos casos que salpican al monarca: las presuntas comisiones por el AVE a la Meca y una cuenta opaca en Jersey.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido la presunción de inocencia del rey emérito y ha recordado que Juan Carlos I mismo aseguró que volvería a España de forma inmediata si fuera requerido por la Justicia por sus presuntos negocios opacos. Sánchez ha recalcado que a quien se está juzgando es a personas, no a instituciones, y en ese contexto ha garantizado que su Gobierno siempre va a defender la Constitución en su integridad, lo que implica defender también a la monarquía. Asimismo ha asegurado que la monarquía "no está en peligro" en España. En declaraciones a Telecinco, Sánchez ha respondido a las declaraciones de su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que había dicho que la monarquía estaba en peligro.

Carlos Cruzado, el presidente del sindicato de Hacienda Gestha, ha analizado en una entrevista en el Telediario la regularización fiscal llevada a cabo por el rey emérito, y ha asegurado que "había indicios" desde 2017 para haber abierto un procedimiento, lo que hubiese impedido la actual regularización.

Además, señala que esta regularización exime al rey emérito de delito fiscal, pero no de otro posible delito aparejado al uso u origen de estos fondos. Advierten, además, de que si se destaparan más fondos que no han sido declarados al fisco esta regularización quedaría anulada.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Relaciones con las Cortes, Carmen Calvo, ha manifestado este miércoles que el Gobierno "no tiene nada que decir" en relación con la regularización fiscal de Juan Carlos I, y ha argumentado que "forma parte de una actuación de carácter personal" del rey emérito. Calvo ha remitido a la carta publicada por sus abogados: "Con esa publicidad tiene todo el mundo conocimiento y el Gobierno no tiene nada que añadir".