Enlaces accesibilidad

Gina Lollobrigida y Sophia Loren, enemigas y rivales: este es el verdadero motivo de su enfrentamiento

Por
Gina Lollobrigida y Sophia Loren eran rivalidad
Gina Lollobrigida y Sophia Loren, dos italianas que conquistaron Hollywood RTVE

Gina Lollobrigida era una de las grandes de la escena, una actriz que triunfó en Europa y Norteamérica, arrasando en Hollywood como un tornado. Algo que también hizo Sophia Loren. La prensa siempre habló de la supuesta rivalidad que había entre ellas, pero son muchos los que creen que se trató de una estrategia comercial. "La rivalidad es una invención del departamento de prensa de Sophia Loren y ella lo ha estado manteniendo 50 años», dijo Lollobrigida en una entrevista. Eso sí, 'la Lollo', como se la conoce, se corrigió a sí misma y años más tarde dijo que sí había rivalidad, pero que ella no buscó nunca el enfrentamiento: "La número uno soy yo, que os quede claro",  remató.  Fueron muchos los dardos y las puñaladas que Gina lanzó sobre su rival, de la que siempre dijo que había llegado lejos gracias a su marido, el productor Carlo Ponti. Gina se sentía superior, y no a nivel interpretativo. "Ella podrá interpretar a una campesina y hacerlo bien, pero nunca podrá interpretar a una dama".

Vidas paralelas

Gina Lollobrigida tenía siete años más que Sophia Loren, y eso le daba derecho, según ella, a mirarla por encima del hombro. Sus vidas discurrieron de forma parelela, coincidiendo en varios momentos importantes. Las dos se lanzaron al mundo artístico dando sus primeros pasos en los concursos de belleza. Gina era un gran belleza y llegó a trabajar como modelo. En 1947 se presentó a Miss Italia y quedó tercera, por detrás de Lucia Bosè, la ganadora, y Gianna Maria Canale. Ese tercer puesto le dio cierta popularidad y la aprovechó. Ya había hecho sus pinitos en el cine, y tras el concurso de belleza rodó varias óperas y películas como Pan, amor y fantasía, junto a Vittorio de Sica, con la que logró una nominación al premio BAFTA. Otra fue, Fanfan la Tulipe, de Christian-Jacque, interpretada junto a Gerard Philipe. 

Gina Lollobrigida y Sophia Loren dos italianas en hollywood y rivales

Gina Lollobrigida en una imagen de 1958 GTRES

La belleza de Sophia Loren también le abrió las puertas de la moda y los concursos: fue Princesa del Mar en 1949, Sirena del Adriático en 1950 y Señorita Elegancia en el certamen de Miss Italia de 1950. Antes, con tan solo 15 años se presentó para concursar en Miss Roma. No lo logró, ya que quedó segunda, pero un miembro del jurado se prendó de ella. Carlo Ponti, el productor de cine que era 22 años más mayor que ella, invitó a la joven a que fuera a su despacho y ahí nació su historia de amor. Loren rodó también con Vittorio De Sica, y además con actores tan conocidos como Anthony Queen y Mascello Mastroianni. 

Gina Lollobrigida y Sophia Loren dos italianas en hollywood y rivales

Sophia Loren empezó a despuntar en los concursos de belleza Â©RADIALPRESS

Dos estrellas italianas en Hollywood

Gina Lollobrigida debutó Estados Unidos con La burla del diablo, a las órdenes de John Huston, y con compañeros como Humphrey Bogart y Jennifer Jones. Su fama creció película a película y la prensa dijo de ella que era La mujer más bella del mundo. Su belleza era evidente, pero este título le llegó por la película  La mujer más guapa del mundo, que hizo junto a Vittorio Gassman. Entre sus películas más recordadas, están Trapecio, con Burt Lancaster y Tony Curtis; Nuestra Señora de París, junto a Anthony Quinn; Salomón y la reina de Saba, rodada en España con Yul Brynner. Tuvo una química especial con FranK Sinatra (se dice que dentro y fuera de la pantalla. 

Sophia Loren llegó a Hollywood y firmó con la Paramount. Entre sus trabajos más recordados destacan Orgullo y pasión, rodada con Cary Grant y Frank Sinatra y El pistolero de Cheyenne, dirigida por George Cukor. Tuvo cierto apego al cine histórico e hizo El Cid, de Anthony Mann y La caída del imperio romano. Destacan también sus trabajos en La condesa de Hong Kong, con Marlon Brando y a las órdenes de Charles Chaplin; Arabesque, junto a  Gregory Peck; Lady L, con Paul Newman. La crítica valora sobre todo el cine que rodó en italiano, como Matrimonio a la italiana y Una giornata particolare, ambas con Marcello Mastroianni.

Gina Lollobrigida y Sophia Loren dos italianas en hollywood y rivales

Gina Lollobrigida, una leyenda del cine italiano RTVE

And the Oscar goes to...

Gina Lollobrigida nunca logró una nominación al Oscar, y en este apartado de las biografías es su rival quien gana por goleada. Sophia Loren arrasó en medio mundo con Dos mujeres, dirigida por Vittorio de Sica, y ganó 22 premios a mejor actriz en Cannes, Berlín y Venecia. Y el Oscar, siendo la primera persona que lo ganaba con una interpretación en un idioma que no era el inglés. No fue el único. En 1965 volvió a ganarlo por Matrimonio a la italiana y en 1991, le dieron uno honorífico. 

El boom de las series

Gina Lollobrigida se alejó del cine a mitad de la década de los 70 y trabajó como fotógrafa de prensa y periodista (llegó a entrevistar a Fidel Castro) y como escultora. Se volcó en causa humanitarias y llegó a vender sus joyas para ayudar a los más necesitados. En 1984 volvió a su papel de actriz y lo hizo en la famosa serie Falcon Crest, interpretando a Francesca Gioberti. Tenía casi 60 años y demostró que su carrera no estaba acabada: fue nominada a un Globo de Oro a la mejor actriz no protagonista. Todo un triunfo para ella, porque ese papel se lo ofrecieron antes a Sophia Loren, que lo rechazó. ¿Lo sabía Gina? ¿Aceptó el papel para restregárselo a su enemiga?

Gina Lollobrigida y Sophia Loren dos italianas en hollywood y rivales

Sofía Loren en la promoción de 'Prêt-à-porter' RTVE

Regresos triunfantes

En los últimos años, Gina Lollobrigida reforzó su imagen social, asistiendo a eventos de todo tipo y convirtiéndose en presa de la prensa del corazón por sus asuntos sentimentales y el enfrentamiento con su hijo por la fortuna que amasó la actriz. La Loren ha tenido varias vueltas sorprendentes. En 1994 regresó al cine de la mano de Robert Altman en Prêt-à-Porter, la feroz crítica al mundo de la moda, con Julia Roberts, Tim Robbins, Kim Basinger y Lauren Bacall. La italiana volvió a coincidir con Marcelo Mastroiani y juntos recrearon la famosa escena del streptease que rodaron 30 años antes en Ayer, hoy y mañana. En 2013, hizo una adaptación de La voz humana en formato cortometraje, dirigido por su hijo, Edoardo Ponti. También a sus órdenes rodó La vida por delante, con un tema de Laura Pausini que logró una nominación al Oscar.