Enlaces accesibilidad
Lazos de sangre

Muerte de Ángel Nieto: así se enteraron sus hijos del accidente

  • Pablo Nieto recibe la noticia por una llamada. 
  • El accidente presagiaba lo peor.
  • Descubre más sobre Ángel Nieto en Corazón y tendencias.

Por
Lazos de sangre - Ángel Nieto, la dura noticia de su accidente

La noticia de que el piloto había sufrido un accidente montando un quad en Ibiza nos sorprendía a todos hace tres años. Por primera vez, los hijos de Ángel Nieto cuentan cómo recibieron la noticia. La mañana del 26 de julio de 2017 salía de su casa en la isla para encontrarse con su amigo de toda la vida Ricardo Urgell. Habían planeado navegar esa mañana, pero nunca llegarían a cumplir los planes

Quiso parar en una tienda de lámparas que había encontrado y avisó a Ricardo de que llegaría más tarde, pero un coche le golpeó por detrás. Todo sucedió muy deprisa. Su hijo, Pablo Nieto, estaba en Italia y le avisaron de que su padre había tenido un accidente por una llamada. Nos lo cuenta por primera vez en el documental de Lazos de sangre“Me dijeron que llamase a mi padre, y me cogió el teléfono una chica que había visto todo el accidente”.

Una chica anónima le relataba todo lo ocurrido

Desde ese momento aquella chica adquirió un papel muy importante en esta historia. Le narró paso por paso todo lo que sucedía en esos momentos. Con un par de preguntas Pablo se percató de que sería un traumatismo grave que complicaría la vida de Ángel y de todos los que le rodeaban.

Pablo avisó a su hermano Gelete, le pidió que se cogiese un avión y se fuese a Ibiza. Ya sabían que serían momentos complicados y necesitarían el apoyo de todos cerca.

El piloto fue trasladado al hospital, allí le indujeron al coma y trataron el traumatismo que tenía, pero no fue suficiente. Ocho días después fallecía en el mismo hospital rodeado de su familia.

Ángel Nieto, el trágico accidente que acabó con su vida

Homenajes en toda España

Fueron momentos muy duros para todos, que además de sufrir por la muerte de un ser querido, atendieron a todos los medios durante aquellos días. Desde ese momento los homenajes comenzaron por todo el país, el primero en Ibiza, el lugar donde Ángel había tenido el accidente.

Ángel Nieto, el mundo del motociclismo se vuelca en su homenaje

Un mes después se hacía en Madrid, 50.000 motos circularon desde el parque El Retiro hasta el Jarama. Los moteros venían desde todas partes, sus hijos, Pablo y Gelete, y su sobrino, Fonsi, también participaron en el recorrido. Recuerdan aquellos kilómetros de una manera muy especial, Fonsi reconoce que “se recorrió desde Bernabéu hasta el Jarama llorando”. Gelete incluso llegó a hablar con gente que había llegado a Madrid tras salir de Sevilla a las 5 de la mañana, en aquellos momentos sólo podía agradecerles el cariño que le daban a su padre con un abrazo. Un acto tan simple, sincero y tan bonito, como todo el amor que movió Ángel por el motociclismo.

Todos hablaban de lo que Nieto hizo por el mundo del motor, pero también hablaban de sus orígenes humildes. Él transmitía la lucha inacabable por cumplir los sueños, y es que sus inicios en el mundo del motor no fueron nada fáciles, como tampoco lo fueron en la vida. 

Unos orígenes complicados

La familia de Ángel tuvo que emigrar de Zamora hasta la capital española para encontrar un futuro mejor. Se instalaron en el barrio obrero de Vallecas y aunque allí poco a poco fueron creciendo, reconocen que al principio fue bastante difícil. “Vivíamos en una chabola y pasábamos todo el día en la calle”, nos explica Manolo Nieto, el hermano de Ángel.

Sus padres llegaron a poner un negocio en el barrio, una pollería de la que se escaqueó en cuanto pudo. Él tenía claro lo que quería, le gustaban las motos y lucharía hasta conseguirlo. Esa sería una de las virtudes del piloto, su persistencia.

Una infancia inquieta

Con solo 12 años dejaba el colegio y comenzaba una etapa en la que probaría muchos trabajos sin que le convenciera ninguno hasta que llegó su oportunidad en el taller de Tomás Díez Valdés. Allí descubrió lo que le gustaba.

Ángel Nieto, un niño valiente con unos comienzos difíciles

Después de eso, con 14 años, reunió el valor para dejar Madrid solo y buscar suerte en Barcelona. Durante meses vivió en el sótano de una frutería, con un colchón y poco más. Compaginaba su trabajo en un fábrica con las carreras, entre el deber y el querer, pero nunca se rindió. Luchó por competir en motociclismo y no paró hasta conseguir todos los títulos posibles.

Éxito mundial

El éxito le acompañó mundial tras mundial, tiene el mejor palmarés de los motociclistas españoles y casi mundiales, solo por detrás del italiano Giacomo Agostini.

Tras retirarse de las motos se negó a dejar aquel fantástico mundo, se hizo comentarista donde también tuvo una gran fama por su originalidad y sobre todo, por saber transmitir ese amor que le unía a las motos.

Sin embargo, sus 12+1 no fueron suficientes para evitarle una trágica muerte sobre ruedas. Quién sabe si en el fondo ese era su deseo, lo que está claro es que a sus 70 años seguía viviendo como alguien de 30. Montaba su quad en Ibiza con soltura, visitaba las fiestas y discotecas de sus amigos y siempre decía “estar hecho un chaval”. Esa energía y ese amor por la vida también le hicieron eterno