Enlaces accesibilidad

Nuria Espert: "'Incendios' me parece un mensaje a los planetas, una línea de vida"

  • La actriz vuelve este jueves al Teatro de La Abadía a las órdenes de Mario Gas
  • Juntos cumplen tres temporadas, lo que la actriz describe como "un lujazo"

Por
Las mañanas de RNE - Nuria Espert: "'Incencios' me parece un testamento, un mensaje a los planetas, una línea de vida"

A partir de este jueves la actriz vuelve a ser una madre coraje de las guerras civiles del Líbano en el Teatro de La Abadía de Madrid con Incendios, de Mario Gas.

"Incendios me parece un testamento, un mensaje a los planetas, una línea de vida", ha asegurado Nuria Espert en Las mañanas de RNE.

Un texto hermoso y duro a partes iguales, dice, "tan clarividente, tan poético, tan bello, tan terrible" -lo describe la actriz- "me satisface enormemente y me da muchas esperanzas para nuestro país el hecho de que haya gustado tanto algo tan duro cuando los empresarios del mundo están tan convencidos de que la gente lo que quiere es reír y pasárselo bien, y la gente lo que quiere es sentir", ha afirmado la actriz, galardonada con el Premio Princesa de Asturias de las Artes en 2016.

Trabajar con Mario Gas lo describe como "un lujazo". Tras finalizar el Rey Lear se prometió a sí misma unas largas vacaciones pero cuando le llegó el texto no lo dudó "ni un segundo". Y ya lleva tres temporadas, con tres horas de función cada día.

Lo compagina con la práctica de pilates en casa, un par de veces por semana. "Es perfecto, ayuda muchísimo para las muchísimas tensiones que se acumulan, es mágico, te quedas nuevo", ha reconocido la artista catalana.

82 años y casi 70 en los escenarios

De ella dicen que es la gran dama del teatro y, aunque posiblemente sea lo que mejor se ajusta a la realidad, a Nuria Espert no acaba de gustarle esta descripción.

Ha sido Medea en siete ocasiones y le está muy agradecida a la primera de todas ellas, una oportunidad que llegó por casualidad para sustituir a Elvira Noriega"Esa noche descubrí que era una buena actriz y que podía abordar la tragedia porque tenía las facultades para ello", ha asegurado.

También ha sido Yerma, otro papel que la enamoró y con el recorrió el mundo entero. Y Nora y Lucrecia, incluso fue un hombre en El Rey Lear.

Espert siempre habla con sinceridad sobre lo que le apasiona: el teatro. A sus 82 años se define como "una actriz que empezó muy jovencita y que llega hasta muy tardecito".

A Nuria Espert le hubiero gustado ser primera bailarina de algún gran ballet "era un sueño absurdo porque no tenía ninguna facultad para ello, era la última de las últimas en la clase, pero la pasión era muy grande", bromea la actriz, quien aprendió a recitar poesía gracias a sus padres, grandes amantes del teatro, y esto le abrió el camino al mundo de la interpretación.

Radio

anterior siguiente